Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Productos para disfrutar del sol protegiendo la piel

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

En verano muchos elegirán destinos en el que el sol será el protagonista y la exposición de la piel a los rayos solares será mayor de lo habitual. ¿La solución? Los protectores solares.

Con esta sobreexposición la piel sufre en exceso, provocando que esté deshidratada, seca y con asperezas.

Por ello, cuidarnos del sol debe ser un acto que consideremos esencial, especialmente en verano, pero que debemos tener presente en todas las épocas del año.

Los mejores productos para proteger nuestra piel del sol: protectores solares

A pesar de que el sol aporta diferentes beneficios a nuestra salud, también tiene una cara B: insolaciones, quemaduras, manchas, arrugas prematuras, lunares e incluso cáncer de piel.

De hecho, cada año, se diagnostican en el mundo unos tres millones de casos de cáncer de piel. Solo en España, más de 21.000 personas cada año sufren esta enfermedad.

Y la única manera eficaz que realmente tenemos de evitar los efectos dañinos del sol es utilizar una correcta protección.

Por ello, desde CompraMejor queremos recomendar algunos productos que pueden resultar beneficiosos.

No son productos médicos. Sólo pretenden ayudar a que nos protejamos de esta enfermedad.

El mejor de los protectores solares: NIVEA SUN Protege & Broncea

Rebajas

¿Una leche solar que ayude a conseguir un atractivo bronceado? ¡Existe!

NIVEA Sun Protege & Broncea es un protector solar con factor 50 que, gracias a su fórmula con extracto Pro-Melanina, estimula el proceso natural de bronceado de la propia piel.

Su fórmula ligera y no grasa prolonga el bronceado, es resistente al agua y deja la piel lisa y sedosa.

Esta leche solar hidrata, protege y broncea la piel sin necesidad de utilizar autobronceadores, que normalmente dejan antiestéticas manchas en algunas zonas de la piel.

Aplicar una cantidad generosa del protector solar antes de la exposición solar y dejar absorber bien.

Volver a aplicar con frecuencia, sobre todo después del baño, de secarse con la toalla o de sudar. Se recomienda un uso regular para conseguir un mejor bronceado.

ISDIN – FotoUltra Age Repair

Rebajas

Fotoprotector facial ligero de uso diario con triple acción anti-fotoenvejecimiento: protege, repara y revierte.

Alta protección que ayuda a prevenir el daño solar; fórmula que protege la piel de la polución urbana.

Contribuye a la reparación del daño solar acumulado a nivel celular y revierte los signos visibles de la edad, con pep Q10.

La Roche Posay Infantil: Piel atópica

Recomendado para piel sensible o con tendencia atópica de bebés y niños pequeños menores de 3 años.

Proporciona una protección UVB Óptima SPF50+ y protección UVA más estricta a la recomendación europea (sobre productos solares) gracias a su sistema filtrante patentado y fotoestable.

Las peculiaridades y la inmadurez de la piel de los niños la hacen muy vulnerable al sol. Por ello, este protector resulta perfecto.

ISDIN Compact SPF 50+: Polvos faciales

Rebajas

Maquillaje compacto con muy alta protección UVB/UVA SPF50+.

¡Ideal para las más coquetas!

Unifica el tono de la piel y aporta un acabado natural que disimula las imperfecciones.

Adecuado para piel grasa o mixta, libre de aceite, no comedogenico y resistente al agua.

Garnier Delial Sensitive Advanced: Bruma Seca

¡Ahora ya puedes proteger tu piel del sol sin tener una sensación pegajosa!

Gracias a la textura ligera, fresca y suave de la nueva bruma seca, disfrutarás de una nueva sensación bajo el sol: adiós a la arena pegada en tu piel.

Antes de la exposición solar, aplicar generosamente una capa visible del producto y extenderla de manera homogénea y uniforme, dejar secar y reaplicar.

Volver a aplicar de forma frecuente para mantener la protección, sobre todo después del baño. ¡Y listo!

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel se suele desarrollar en las zonas expuestas al sol, como el cuero cabelludo, el rostro, los labios, las orejas, el cuello, el pecho, los brazos, las manos, y las piernas.

También puede formarse en áreas que rara vez ven la luz del día como las palmas de las manos, debajo de las uñas de las manos o de los pies y el área genital.

Puede afectar a personas de todos los tonos de piel, incluidas aquellas con tez más oscura.

En estos casos, suele producirse en áreas que normalmente no están expuestas al sol, como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Tipos de cáncer de piel

  • Carcinoma basocelular. Se produce en áreas del cuerpo expuestas al sol, como el cuello o el rostro. Puede aparecer como un bulto ceroso o perlado, parecido a una cicatriz marrón.
  • Carcinoma espinocelular. Se produce en áreas del cuerpo expuestas al sol, como el rostro, las orejas y las manos. Puede aparecer como un nódulo rojo y firme.
  • Melanoma. Puede formarse en cualquier parte del cuerpo, en la piel normal o en un lunar existente que se vuelve canceroso. El melanoma aparece con mayor frecuencia en el rostro o el tronco de los hombres afectados. En las mujeres, se desarrolla en la parte inferior de las piernas.

¿Cómo protegernos del sol con los protectores solares?

Antes de exponernos al sol en playas y piscinas debemos conocer diversos factores:

Protectores solares: Tipos de radiaciones solares

Los rayos UVB

Son aquellos que inciden directamente en nuestra epidermis, la capa más superficial de la piel.

Aunque son los de mayor energía, penetran poco en la piel y son los responsables de que se active la melanina y nos bronceemos.

Pero también son los causantes del enrojecimiento, las quemaduras, así como de posibles alergias e incluso cáncer de piel.

Los rayos UVA

Son los que penetran en las partes más profundas de la piel y el efecto que nos provocan es más a largo plazo.

Además de envejecimiento y la aparición de manchas son los responsables de las arrugas.

Los rayos infrarrojos

Representan el 40 % de las radiaciones que nos llegan del sol y son los que llegan al nivel más profundo de la piel.

Provocan el aceleramiento del envejecimiento cutáneo y la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel.

También son los causantes de la deshidratación y de los golpes de calor.

La luz visible

Es la que penetra en las capas más profundas de la piel y responsable de que aumente el contenido de melanina.

Esta sustancia produce hiperpigmentación y estrés oxidativo, ocasionando manchas y el envejecimiento prematuro de la piel.

Una vez visto esto, está claro que es conveniente asegurarse de que el fotoprotector que vayamos a utilizar sea de alto espectro y que nos proteja frente a todos los tipos de radiaciones solares.

Factor de los protectores solares

El factor de protección solar o SPF es la medida de capacidad que tiene un fotoprotector para evitar que los rayos UVB provoquen quemaduras y problemas en la piel.

Existen diferentes factores de protección solar, que abarcan desde el SPF 5 hasta el SPF 50+.

Para entender en que consiste el número que lo acompaña debemos de saber primero qué tipo de piel tenemos o cuál es nuestro fototipo.

  • Fonotipo 1: Piel muy clara, muchas pecas, ojos claros azules, verdes o grises, pelo pelirrojo o rubio. Protección recomendada cada dos horas: SPF más de 50.
  • Fonotipo 2: Piel clara, algunas pecas, ojos azules o verdes, pelo rubio o castaño claro. Protección recomendada cada dos horas: SPF más de 50.
  • Fonotipo 3: Piel clara caucásica, ninguna peca, ojos verdes o marrones claros, cabello castaño. Protección recomendada cada dos horas: SPF de entre 50 y 30.
  • Fonotipo 4: Piel morena mediterránea, ninguna peca, ojos marrones oscuros, pelo castaño oscuro. Protección recomendada cada dos horas: SPF de 30.
  • Fonotipo 5: Piel muy morena, ninguna peca, ojos marrones oscuros o negros, pelo negro o castaño oscuro. Protección recomendada cada dos horas: SPF de 30 a 15.
  • Fonotipo 6: Piel muy oscura o negra, ninguna peca, ojos negros, pelo negro, se broncea muy rápido. Protección recomendada cada dos horas: SPF de 15.

Esta es la teoría, pero hay otros factores que influyen en el tiempo de protección, como la intensidad del sol, los roces con la ropa o los baños que nos demos.

Por lo tanto, lo más importante para escoger el SPF más conveniente para nosotros es saber qué tipo de piel tenemos.

Última actualización el 2021-07-23 at 00:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados