Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Infladores eléctricos para no dejarse los pulmones en la playa

Infladores eléctricos para llevar a la playa
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Ningún periodo como el verano y sus vacaciones para echar de menos un inflador eléctrico.

Son tantos los objetos susceptibles de su uso en este periodo que los pulmones se quedan cortos.

Flotadores, piscinas, colchonetas, pelotas, embarcaciones, toboganes… son algunos de los productos que tendrán en el inflador eléctrico una pieza fundamental para ganar rapidez, tiempo y hasta salud.

Hemos destacado los objetos más vinculados al verano, al que podemos añadir ruedas de bicicleta, de moto e incluso de coche, aunque nos centraremos más en los primeros.

En suma, un dispositivo de gran utilidad gracias a su polivalencia.

Qué es y cómo funciona

En síntesis, se trata de un aparato que expulsa aire a presión a través de una válvula o boquilla.

La generación de aire a presión se lleva a cabo a través de un pequeño compresor interno alimentado por medio de energía eléctrica por medio de un cable de alimentación.

Este cable, en muchas ocasiones, viene a ser un adaptador para el encendedor del coche que trabaja en 12 V.

Otros van con corriente doméstica de 220V y la mayoría de los aquí seleccionados se recargan con una clavija USB para tener uso autónomo en cualquier sitio.

Tan pequeño como recomendable: Eleglide

Una bomba de aire tan portátil como para caber en una mano y con una alta eficacia para hinchar con comodidad y rapidez los complementos más divertidos de la playa o la piscina.

Por un precio bastante asequible excelentes resultados en el ámbito de productos relacionados también con el camping como colchones de descanso.

En los accesorios playeros, caso de flotadores, colchonetas… etc, la rapidez de inflado y desinflado es grande.

Incorpora cuatro boquillas para dotarle de una correcta versatilidad.

Otra de sus cualidades a tener muy en cuenta es que se trata de un dispositivo recargable a través de puerto USB y que, por tanto, no hay que estar pendiente de la longitud del cable.

Sorprende en un dispositivo tan pequeño unas prestaciones tan eficaces en esta gama de productos (por supuesto, no está pensado para neumáticos, por ejemplo).

En suma, una excelente opción para llevarse este verano a cualquier lado este útil inflador y dedicar el tiempo que ganas a descansar y divertirse.

Muy ergonómico: Tomight

Si algo hay que destacar en este modelo sobre los de su gama es un diseño ergonómico que permite que se ahorme muy bien a la mano a la hora de cogerlo y adaptar las boquillas.

Como en el caso anterior se trata de un inflador orientado a productos hinchables que excluyen neumáticos y, como ejemplo concreto, pelotas de baloncesto.

Eficacia y rapidez en inflado y desinflado de productos hinchables vinculados principalmente al agua o al turismo al aire libre o camping.

Al igual que la anterior cuenta con la ventaja del uso autónomo tras ser cargada su batería.

En referencias temporales, la carga total puede irse a las cinco horas mientras que su uso continuado está en torno a los 45 minutos.

Las distintas boquillas que trae de serie van dentro del propio dispositivo para evitar que se pierdan.

Para embarcaciones deportivas: Foone 20PSI

Otro nivel. Basta ver su precio y compararlo con la media de los más domésticos.

Como se decía en la introducción, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es el uso que se le va a dar al inflador.

En este caso su versatilidad es máxima ya que su potencia le permite afrontar hinchados de mucho mayor calado.

Por ejemplo, en embarcaciones hinchables de un nivel muy superior a las que podemos ver en la playa para pasar el rato.

Se trata de una alternativa con manguera y hasta seis diferentes boquillas que dan cuenta de la polivalencia mencionada.

Como ejemplos concretos muy adecuados para su uso, estarían las canoas de kayak o las tablas de paddle surf.

Incorpora pantalla para controlar en todo momento la presión.

Para fiestas infantiles: X-Shot

Rebajas

Por ser una de las opciones que resultará más práctica en el hogar, sobre todo si hay niños pequeños, incluimos este inflador específico de globos.

Se trata de un modelo bastante básico y barato que, sin embargo, servirá de sobra para complementar la decoración de las fiestas de cumpleaños de los niños con un buen número de globos sin perder tiempo ni aire propio.

En este caso, los cálculos aportados por el fabricante señalan la posibilidad de contar con 40 unidades hinchadas en un tiempo inferior al minuto.

El sistema se sustenta en una especie de manojo de pequeños tubos de plástico adheridos unos a otros que se introduce en la boquilla y luego se corta sin tener necesidad de atar los globos uno a uno.

Eficaz sin alardes: Etship

Una opción muy similar a la primera tanto por características como por diseño y económico precio. Inflador recargable orientado al ocio veraniego.

No es de los más versátiles por número de boquillas (tres en concreto), pero sí que abarca con ellos los objetos más comunes que suelen requerir sus servicios.

Muy manejable por tamaño y muy ágil a la hora de desinflar, un aspecto a tener también muy en cuenta cuando se quiere recoger después de una jornada de piscina o playa.

Qué ventajas tiene

Recapitulamos las principales:

Comodidad

Tan solo hay que ajustar la boquilla al objeto que se quiere hinchar y pulsar el correspondiente interruptor.

El modelo eléctrico no solo supone una ventaja enorme sobre la manera humana de hacerlo a costa de castigar los pulmones.

También supone un gran adelanto sobre los infladores manuales que hay que pisar o presionar de manera constante para que cumplan con su función.

Rapidez

Derivada del anterior factor.

Únicamente basta con sopesar ejemplos como una fiesta infantil y calcular cuánto se tardaría en inflar unas decenas de globos a pulmón o con inflador eléctrico.

Versatilidad

También mencionada.

Cuenta con un amplísimo catálogo de productos a los que sirve de manera rápida y útil.

Precio

Como es lógico, muy variable en función del modelo y las necesidades.

En todo caso, para las necesidades más veraniegas se pueden encontrar muy prácticos por menos de 20 euros.

Inflador eléctrico de pequeño tamaño
Inflador eléctrico de pequeño tamaño

Qué tipos de inflador eléctrico hay

Muy variados en función de especificidades de productos, tamaño o características. Destacamos algunos:

  • Portátil: Pese a su tamaño, y en función de la calidad, resultan tan polivalentes como para poder con neumáticos de coche y bajar de intensidad para cualquier juguete hinchable.
  • Para globos: Hay una amplia variedad de estos infladores muy concretos que suelen tener unos diseños más llamativos propios para los pequeños.
  • Mini: Por debajo del portátil en tamaño de tal modo que se puede llevar en la mochila sin problema alguno. Los hay recargables.
  • Con pantalla digital: Muy práctico sobre todo para los medios de transporte ya que puede informarte de la presión de las ruedas.
  • Con manguera: Suelen ser más aparatosos y a la vez muy eficientes y versátiles ya que incluyen diferentes boquillas para acoplar a la manguera e inflar distintos artículos.

Qué tener en cuenta

Presión máxima

Es tan importante como para saber si nos sirve o no para lo que queremos.

La presión máxima de inflado viene notificada por el fabricante normalmente en PSI (libras por pulgada cuadrada) o BAR (kg. por pulgada).

Tamaño del cable

Un factor común a tener en cuenta en todo tipo de dispositivo que precisa de la red eléctrica.

Es recomendable mirar antes cuál va a ser la medida aproximada más adecuada para las necesidades.

Hay modelos inalámbricos, aunque en estos habrá que fijarse en su tiempo de autonomía de uso.

Boquillas

Como se deduce, aspecto que marca de manera directa el grado de versatilidad del aparato.

A mayor número, mayor polivalencia ya que se podrán adaptar a mayor número de objetos que precisen aire a presión.

Pantalla

Los más básicos no la llevan, pero puede ser de gran utilidad, aunque, muy principalmente, para ruedas ya que informa de la presión.

Para uso veraniego de piscina y playa y tener todos los accesorios bien hinchados puede valer con las alternativas de gama más baja.

Tamaño y peso

No suele ser un gran inconveniente ya que no suelen ser demasiado aparatosos ni pesados.

Así y todo, como hemos adelantado, hay opciones de todo tipo que incluyen infladores portátiles y hasta en versión mini que se llevan en cualquier sitio.

Extras

Sin contar como tales las boquillas, el más común suele ser una bolsa para meter el dispositivo.

Última actualización el 2021-07-23 at 00:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados