Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Una selección de soportes para tener a mano (y segura) nuestra guitarra

Una selección de soportes para tener a mano (y segura) nuestra guitarra
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 3,50 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Si hay un instrumento musical popular ese es, sin duda, la guitarra. Ya sea como iniciación a la música o como parte fundamental de composiciones y formaciones musicales, su protagonismo es innegable.

A su alrededor hay un buen número de accesorios (púas, cejillas, afinadores, fundas…) y de uno de ellos nos ocupamos.

Nos referimos a sus soportes específicos. De entre los aquí seleccionados hemos situado en cabeza uno portátil de la marca RockJam por su resistencia de material, excelente portabilidad y asequible precio.

Qué es y para qué sirve

Los soportes para guitarra son un dispositivo ideado con el objetivo de mantener la guitarra en posición vertical con distintas alternativas para ello.

Sirve para tenerla protegida y a mano. Muy útil, por ejemplo, para tomarse descansos entre sesión y sesión.

Los soportes no provocan deterioro alguno en el instrumento, aunque le deje más expuesto que si se guarda directamente en funda o estuche duro, una opción más adecuada para cuando se haya terminado de tocar.

Soportes para guitarra: De qué material

Señalamos los principales:

  • Metal: Muy extendido en los soportes de suelo
  • Plástico: Más económicos
  • Madera: Más resistentes y caros
  • Goma: De tipo antideslizante para los revestimientos

Resistente y plegable: RockJam

Concurre en el modelo líder una serie de cualidades que atesoran su privilegiada posición. Entre otras, la resistencia de su material, la cómoda portabilidad y un precio muy asequible para la utilidad que tiene.

Se trata de un soporte tipo A, ya definido en la introducción, plegable y fabricado en acero para dotarle de una buena estabilidad que garantice la seguridad del instrumento de cuerda.

Con el fin de garantizar más su seguridad, los brazos del soporte están revestidos por una capa de neopreno para amortiguar la guitarra una vez asentada en la base. También cuenta con patas de goma antideslizantes.

Sirve para cualquier tipo de guitarra, ocupa un mínimo espacio una vez plegado y, como hemos apuntado, está en la gama económica. En suma, una excelente opción por su relación calidad-precio.

Pareja para pared: Tioamy

Pasamos a otra de las grandes opciones en este segmento como es el soporte de pared. En este caso, se trata de dos piezas básicas, pero muy útiles para su muy económico precio.

El diseño es totalmente minimalista ya que se limita a un pequeño soporte con los agujeros habilitados para atornillarlo y una especie de gancho ideado para calzar la parte superior del mástil de la guitarra y quede suspendida.

El soporte del mástil viene bien revestido de caucho para proteger la madera de la guitarra. Los brazos se pueden girar a cualquier ángulo.

Muy fácil de instalar y seguro siempre que se atornillen en una superficie fiable y se haga de manera correcta. Práctica y barata alternativa.

Opción múltiple: Hiler Punk

Nada que ver con las anteriores opciones y más orientada al ámbito profesional ya que se trata de un soporte tipo caballete que puede albergar varios instrumentos.

Tampoco tiene nada que ver su precio sobre la media ya que esta gama de productos específicos resulta sensiblemente más cara. Está fabricado en madera maciza y, en consecuencia, es sólido y duradero.

En la parte superior lleva insertados en la tira de madera diez salientes revestidos de espuma que sirven para meter el mástil y que quedé en vertical apoyada en la base de madera inferior. Por capacidad, estaría en tres instrumentos de cuerda.

Práctico colgador: Razym

Regresamos a la alternativa de pared con este seguro y eficaz colgador con un precio algo más alto en esta gama, pero asequible y recomendable.

Está compuesto por un soporte de madera para los tornillos, lo que le da un plus decorativo, y un versátil colgador acolchado compatible con mástiles de entre 26 y 53 mm. Es decir, abarca prácticamente todos los modelos.

Además, tiene unos remates en los brazos que se pueden girar para asegurar todavía más la posición vertical de la guitarra. Como referencia, puede soportar sin problema hasta diez kilos de peso.

Trípode con cuello: Gleam

Una útil y económica alternativa para finalizar. Un soporte modular con base de trípode y con cuello en la parte superior para reposar el mástil.

En la parte inferior tiene dos brazos acolchados para reposar la caja. Entre los materiales usa el hierro para dotarle de estabilidad.

Se puede ajustar a distintas alturas, plegar para llevarlo de manera sencilla y, como hemos reseñado, tiene un precio bastante asequible.

Qué tipos de soportes de guitarra hay

Antes de entrar en detalle sobre las diferentes opciones podemos establecer dos grandes grupos con los de suelo y los que van fijados a la pared. Más allá de esta distinción genérica destacamos:

Tipo A

Soporte de suelo que tiene forma de esta letra con dos patas unidas en la parte superior y que abren hacia los lados en diagonal. Para una sola guitarra.

Suelen tener una estructura o base encima de las patas que es el lugar concreto donde se asienta la guitarra.

Estas otras patas están revestidas de goma para evitar que el instrumento se deslice por su propio peso o que se raye o deteriore por el contacto.

Soportes de guitarra con cuello

Una de las variantes del soporte tipo A incorpora un soporte para el cuello que supone un apoyo más justo debajo del clavijero.

Tubular o trípodes

A diferencia de los de forma de A cuentan con tres patas. De ahí que también sean conocidos como soportes de trípode. Muy estables y fáciles de usar debido a la solidez que aportan las tres patas que lo configuran.

Una de las alternativas más recomendadas para principiantes. También ayuda que sean, en general, los más económicos en una gama que no resulta cara como norma, siempre con alguna excepción en el ámbito profesional.

Como pequeño hándicap este tipo de soportes para guitarra requerirá un montaje previo que, en todo caso, no reviste dificultad alguna. Asimismo, ocupará más espacio que otras bases. Sin embargo, en la actualidad muchos son plegables.

De pared

Como es obvio van anclados a la pared y también es evidente que una de sus principales ventajas es que no ocupan sitio en el suelo. Van atornillados y sostienen a la guitarra desde la parte superior del mástil donde comienza el cabezal.

Múltiples

Hay opciones para dejar más de una guitarra en el soporte. Son normalmente similares a los pies de guitarra tubulares con patas alargadas y protectores de goma.

Racks

Un paso más sobre el anterior. Es una opción ya reservada para tiendas o escuelas de música ya que son dispositivos orientados a dejar varias guitarras u otros instrumentos. Suelen ser una especie de caballete con soportes en la parte superior para meter el mástil y que queden en vertical.

Soportes para guitarra: Qué tener en cuenta

  1. Estabilidad: Fundamental que los soportes para guitarra sean resistentes para que no tenga riesgo de caída el instrumento. En el caso de los de pared la firmeza del anclaje está garantizada siempre que se atornille de manera correcta.
  2. Tipo: Ya hemos detallado las primeras opciones. El espacio del que se disponga será determinante para elegir un soporte de suelo o de pared.

Última actualización el 2024-05-26 at 11:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados