Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Así es el chaleco más vendido en Amazon para que los niños aprendan a nadar

Así es el chaleco más vendido en Amazon para que los niños aprendan a nadar
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La Asociación Española de Pediatría (AEP) subraya que «existen estudios que afirman que iniciar las clases entre los 1 y los 4 años disminuye el número de ahogamientos».

Y ahí entran en juego los dispositivos inflables, aunque hay que tener en cuenta, recalca la AEP, que los «chalecos inflables y los manguitos flotadores, que se colocan en los brazos, no son una protección eficaz contra el ahogamiento».

Por ello, «todos los niños necesitan ser supervisados independientemente de su nivel de natación” para evitar accidentes.

La forma más segura de baño de los bebés, se hace hincapié, «es en brazos de un adulto y siempre sujeto y supervisado». De no ser así, los manguitos y los flotadores se hacen indispensables. Eso sí, los productos tienen que estar homologados y deben ser utilizados bajo supervisión de un adulto.

Sin embargo, hay dispositivos seguros para que los niños aprendan a nadar de forma segura.

Es el caso de este chaleco (que no es inflable) de la marca Limmys que se puede utilizar a partir del primer año de edad.

Está diseñado por padres para padres y tiene una correa adicional que se ajusta debajo de la entrepierna del niño, lo que permite que el chaleco se mantenga en su lugar y le añade a los productos mayor seguridad. Cuenta con una cremallera extra fuerte para garantizar que no se rompa fácilmente con múltiples usos.

Hay tres tallas disponibles:

  • S. Pecho hasta 51 centímetros.
  • M- Hasta 58 centímetros.
  • L. Hasta 63 centímetros.

No obstante, hay que tener en cuesta que es un chaleco cuyo objetivo es ayudar a los niños a aprender a nadar. Es necesaria la supervisión de un adulto en todo momento.

«Dos centímetros de aguar en el fondo de un cubo, bañera, piscina portátil… Y menos de dos minutos son suficiente para que un bebé pueda ahogarse». Así alertan los pediatras de los riesgos de no vigilar a los menores en todo momento mientras estén en el agua o jugando cerca de ella.

Así, «recuerda que se ha demostrado que vallar el perímetro completo de la piscina puede reducir en un 95% las muertes por ahogamiento en esta franja de edad». Es fundamental que los más pequeños estén siempre al alcance de la mano y supervisados por un adulto.

Disponible en 7 colores

Con una variedad de siete colores, desde azul, rosa a verde, el chaleco de Limmys tiene más de 9.000 valoraciones que avalan sus beneficios. «En apariencia es un buen chaleco, con los corchos que puedes ir quitando de uno en uno a medida que el niño se desenvuelva mejor en el agua», explica una usuaria.

«Nos ha gustado mucho, a mi peque de 18 meses le queda perfecto y le encanta! Le da la seguridad para no estar enganchado a mi cuello, eso si, no se les puede soltar, es una ayuda, aun es pequeño y si lo dejo solo no lo controla», señala, por su parte, otra internauta.

¡Muy importante!

Escoge accesorios para nadar que estén fabricados con materiales atóxicos, libres de bisfenol A, teniendo en cuenta que los más pequeños tienden a chupar los objetos. Los más utilizados para los flotadores y manguitos son el vinilo o el plástico y para los manguitos y anillos para el cuello las espumas de baja densidad que son muy livianas y no absorben el agua.

También, el mejor consejo que te podemos dar es que, en este caso, no te dejes llevar por la estética. La seguridad es lo primero. Y que bajo la recomendación de una “supervisión continua”, te lances al agua con tu pequeño para disfrutar.

Última actualización el 2024-06-14 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados