Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores alarmas de puertas para reforzar la seguridad de nuestro hogar

Las mejores alarmas de puertas para reforzar la seguridad de nuestro hogar
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La seguridad en casa es una absoluta prioridad. Como tal, los mecanismos para garantizarla son muy numerosos y variados. Tanto la mejora de materiales como la innovación de los recursos tecnológicos se ponen al servicio de este objetivo.En esta ocasión nos centramos en un complemento específico como son las alarmas de puertas.

De las destacadas hemos situado de líder unos sensores de la marca Lacoramo por su variedad de avisos, buena cobertura, alta autonomía y económico precio.

¿Qué son las alarmas para puertas y cómo funcionan?

Un dispositivo electrónico de seguridad provisto de un sensor magnético de movimiento de alta sensibilidad que detecta la apertura indeseada de una puerta y activa de manera automática las señales de alarma.

En cuanto a su funcionamiento, los sensores magnéticos de puertas son uno de los elementos más eficaces, y también más sencillos, en los sistemas de seguridad de una casa o negocio.

Así, están compuestos por dos contactos magnéticos que forman un circuito entre sí. Cuando la puerta se abre se rompe ese circuito y, por tanto, el contacto entre ambas piezas, lo que hace sonar las alarmas.

Qué ventajas tienen las alarmas de puertas

  • Refuerzan la seguridad
  • Ocupan poco espacio
  • Fácil instalación
  • Da tranquilidad
  • Se puede controlar a distancia
  • Aviso inmediato en caso de incidente
  • Coste asequible con excepciones

Las mejores alarmas de puertas

Práctica y económica

Hemos situado en primer lugar una opción práctica y económica consistente en dos sensores. Uno de mayor tamaño que el otro y que se activan al separarse uno del otro. Cuenta con cuatro modos de aviso.

En concreto, timbre, alarma, pánico (se puede mandar una notificación de emergencia con solo pulsar un botón) y alarma recordatorio de puerta abierta (alarma o pitido).

A estas opciones se accede a través de mando a distancia (dos unidades) con una cobertura de unos quince metros aproximadamente.

Como referencias concretas, bastará que la puerta se abra sobre 1,5 cm para que el sistema de alarma se active. El sonido alcanza los 130 db.

Alta autonomía de sus baterías (hasta un año más o menos en tiempo de espera) con avisador para cuando estén ya cerca de agotarse. Otra de sus bazas más destacables es la facilidad de montaje.

Así, basta usar cinta de doble cara pegando el sensor a los marcos de las puertas tal y como hemos detallado en la introducción.

Opción cerradura

Como ya hemos señalado en la introducción, la alternativa de cerradura invisible con alarma incorporada es eficaz para la seguridad y cara para el bolsillo.

Este modelo cumple con los dos requisitos. Incluye cuatros manos a pilas que pueden durar hasta un año. Apta para instalar en prácticamente todo tipo de puertas tanto en derecha como izquierda.

La alarma incorpora un avisador de 120 db en caso de que se intente forzar el acceso. Este avisador acústico se alimenta de una pila independiente de 12V que se incluye con la cerradura.

Este dispositivo de seguridad no dispone de elementos exteriores y hay que abrir y cerrar necesariamente con los mandos (de ahí su nombre de cerradura invisible). Se pueden vincular hasta veinte mandos a la misma cerradura.

En suma, un mecanismo pequeño, sólido, seguro, más todavía con la incorporación de la alarma, y bastante más caro que los sensores de puerta.

Kit completo

De regreso a los sensores para puertas y ventanas pasamos a un surtido pack de cinco unidades y dos mandos a distancia.

Con aplicación para móvil y compatible con iOS y Android, notifica alertas instantáneas en caso de apertura o detección de movimiento.

El completo kit contiene la sirena de 120 db, los cinco sensores y los dos mandos por un precio ajustado a lo que se ofrece.

El montaje es muy sencillo. Hay que tener en cuenta que la estación de alarma ha de estar siempre conectada a la fuente de alimentación. La batería complementaria como suministro tiene una autonomía de unas ocho horas.

Sensor económico

Del formato pack a una opción individual de sensor con una potencia de sonido de 120 db, en la media de esta gama, como también su asequible precio.

Esta alarma cuenta con tres modos de funcionamiento: normal, es decir, si la puerta está abierta la alarma salta durante un minuto; timbre, que se puede cambiar de tono, y alarma-parada que consiste en que salta cuando se abre y no para hasta que se cierra.

Se puede controlar de manera remota en un radio de unos 15 metros. Su instalación es más que sencilla ya que basta pegar con cinta adhesiva de doble cara el sensor en el marco de la puerta o ventana.

Potente sirena

Un alternativa también de gama económica con potente señal acústica de 130 db y cinco modos distintos para avisar de cualquier incidente.

Por ejemplo, la alarma continua una vez se cierra la puerta, para de sonar cuando se cierra o activa de manera directa la situación de emergencia.

Viene con dos mandos y, por tamaño, es muy versátil de instalación ya que se puede montar de manera muy sencilla en puertas, ventanas o cajones.

Qué tipos de alarmas para puertas hay

  • Inalámbricas: En el caso de los sensores inalámbricos normalmente tienen una conexión IP y, por tanto, están conectados a internet. También se pueden conectar al sistema domótico del hogar. Entre sus más destacadas ventajas está que la instalación no precisa obra, es muy sencilla y que se puede controlar el acceso a través del móvil.
  • Cableadas: Los dispositivos cableados tienen una estructura más compleja ya que deben integrarse mediante los cables al sistema de alarma del hogar. Su instalación también es más complicada, aunque, eso sí, es una opción más económica que la inalámbrica si hablamos de instalaciones más ambiciosas ya que hay en el mercado sensores de alarma sin cable muy compactos de tamaño y económicos de precio.
  • Otra más específica sería la alternativa de cerradura invisible con alarma incorporada, un excelente mecanismo de seguridad que tiene como desventaja que sería la excepción citada a un coste asequible ya que tienen un precio bastante elevado comparado con los sensores.

Dónde se coloca la alarma para puertas

Es posible hacerlo en cualquier superficie lisa. En este caso concreto, en marcos de puertas o de ventanas. En general se suele fijar en los puntos de acceso para que detecte entradas y salidas no previstas.

Como medida de precaución, ya que algunas piezas de la alarma son pequeñas y susceptible de ser arrancadas, si hay niños en la casa es mejor instalarlas en la parte alta.

Qué tener en cuenta

  • Nivel de seguridad: Aspecto obvio en una alarma. Para chequear sus prestaciones es recomendable fijarse, por ejemplo, en el sistema de notificaciones. Es decir, si se puede o no recibir mensajes inmediatos en caso de incidente para actuar con celeridad. En todo caso, los protocolos de seguridad son automáticos en muchos modelos.
  • Suministro energético: La inseguridad no tiene horarios. Si se quiere que la alarma esté vigente durante todo el día, el tipo de suministro, en aquellas que requieran batería, es fundamental. Como recomendación, baterías de bajo consumo.
  • Control remoto: Es un extra más que útil en estos productos ya que permite de tener un control total de los accesos a través de la aplicación por muy lejos que se esté y actuar en consecuencia si pasa algo.
  • Sonido: En este caso sinónimo de sirena. Como referencia de potencia unos 120 dB es un índice adecuado para escucharla si se está lejos de la puerta.
  • Montaje: Ya hemos señalado que no resultan complicados en general y mucho menos si se opta por una alternativa inalámbrica.

Última actualización el 2024-04-19 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados