Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores baterías electrónicas para casa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano

Tocar la batería en casa, o aporrearla cuando se empieza, sería todo un tormento tanto para quienes viven en ella como para los vecinos.

La evolución de la versión electrónica, desde los aparatosos sets de principios de los setenta a los minimalistas y plegables modelos de ahora, ha posibilitado que haya pasado de ser temido a ser el menos ruidoso de los instrumentos.

A continuación, detallaremos más las ventajas, pero esta ya señalada de escuchar tú solo lo que generes a través de unos cascos y que ocupe un espacio mínimo, cuando su gran tamaño era su otro hándicap, convierten a las baterías electrónicas en una alternativa más que interesante.

De las analizadas, nos hemos decidido en primer lugar por un modelo muy sencillo de diseño de la marca Alesis con amplia variedad de sonidos. Ideal para iniciarse en la complicada técnica de la batería sobre todo para niños y adolescentes.

Además, su plegado permite dejarlo en cualquier rincón sin ocupar apenas espacio y todo ello por un precio razonable.

No son pocos, todo lo contrario, quienes defienden, con variados y convincentes argumentos, que nunca podrán sonar como las acústicas.

Lo que es innegable es que con las más tradicionales ensayar en casa y avanzar en la técnica es un objetivo remoto que con las electrónicas está al alcance de las manos. Nunca mejor dicho.

¿Qué es una batería electrónica?

Es un instrumento musical ideado como una alternativa a la batería acústica. Es un tipo de sintetizador con las funciones de una batería acústica o clásica.

Al igual que en esta, suena al contactar las baquetas en los parches que imitan a los tambores de una batería.

El sonido se puede reproducir a través de cascos, lo más recomendable en casa, o a través de un sistema de amplificación si se trata ya de tocar en público.

Cómo funciona una batería electrónica

Al golpear un parche con la baqueta se crea una diferencia de potencial que se captan en los sensores piezoeléctricos.

Las señales resultantes son enviadas a un módulo mediante cables y son transformadas en ondas de sonido que producen el sonido de batería deseado.

En síntesis, el sonido es emitido por un generador de ondas electrónicas o un sampler que produce ondas sonoras sintetizadas.

Entendemos como sampler el dispositivo electrónico que permite registrar sonidos digitalmente para poderlos emitir posteriormente mediante un controlador instalado en un instrumento musical.

Qué partes tiene una batería electrónica

Distinguimos dos fundamentales:

  • Módulo de batería: Es el cerebro del instrumento. A través de él se pueden elegir los sonidos que quieres que te acompañen. También controla el volumen y los ajustes de sensibilidad para determinar la fuerza precisa para accionar los sonidos. Incorpora asimismo las tomas y puertos de la conectividad (USB, Midi, audio).
  • Parches: Son los elementos sobre los que se golpea.

Tipos de parche de una batería electrónica

  • De goma: El más tradicional y usado durante décadas. Baratos y razonablemente efectivos.
  • De Mylar: Usan el mismo material que se usa normalmente en los tambores acústicos. Son más ruidosos que los parches de mayor calidad (como la malla o la silicona).
  • De malla: Materiales sintéticos estirados sobre un aro de forma muy similar a como se diseña un tambor acústico real. Son más sensibles y permiten practicar la dinámica de la batería de manera mucho más efectiva. También tienden a ser más silenciosos.
  • De silicona: De gran calidad. Rebotan menos que los de malla.

Qué ventajas tiene una batería electrónica

Ya hemos adelantado en la introducción las dos principales: tocar sin molestar a nadie y guardar la batería plegada en un mínimo espacio. No son las únicas:

  • Ideales para principiantes: Para avanzar en la técnica de la batería hay que echarle muchas horas y nada mejor que una electrónica para ello. Muchas de ellas traen además modos de práctica y complementos didácticos.
  • Evolución profesional: No es incompatible destacar que es ideal para los principiantes y que son una opción óptima también para los profesionales. Esta apreciación tiene mucho que ver en la vertiginosa evolución de estos instrumentos. Ya el más mínimo golpe, por ejemplo, puede ser detectado y reproducido con los parches de malla de alta sensibilidad. Algunos platillos electrónicos tienen sensores que pueden detectar cuando se está apagando el platillo para que no resuene. Incluso se pueden adquirir parches electrónicos especiales para sets de baterías acústicas. Así, cuando se toque, se generará un sonido electrónico activado. Algunos profesionales optan por ello cuando quieren un sonido electrónico sin renunciar a la batería acústica.
  • Mayor variedad sonora: Las combinaciones instrumentales derivadas del ‘cerebro’ de la batería electrónica son muy numerosas. Con un solo set podrás ajustar el sonido y el estilo a cualquier género musical.
  • Comodidad: Además del ahorro de espacio ya mencionado, no es menor la comodidad que supone montar y desmontar una batería electrónica, que a menudo basta desplegar, con el tiempo y esfuerzo que se requiere para hacer lo propio con una batería tradicional.
  • Protección auditiva: El perjuicio que puede causar al oído el uso frecuente de una batería acústica es considerable. En el caso de las electrónicas, este riesgo desaparece.

Qué tener en cuenta

  • Espacio: Como ya hemos dicho, una de sus ventajas más importantes es que ocupan menos. En todo caso, la variedad de modelos también se traslada a los tamaños y a los tipos de plegados. Es decir, sin tener nada que ver con el gran espacio que ocupan las tradicionales, hay que valorar el sitio del que disponemos en casa o en el local que sea y dónde la vamos a guardar. Incluso hay en el mercado una amplia gama de juegos de batería electrónica que se limitan a una especie de tapete con los parches pintados sobre él que pueden ser hasta enrollables.
  • Repertorio de sonidos:  El módulo o cerebro es la parte principal. En él se generan los distintos sonidos que pueden acompañar a la hora de tocar. Como es lógico, cuanto más amplio sea el catálogo de sonidos más repertorio se podrá abordar. Para hacerse una idea de la facilidad y versatilidad se puede tener una batería de jazz o rock solo con pulsar un botón.
  • Parches: Ya hemos repasado de manera detallada los tipos. Si se quiere apostar por el silencio casi absoluto, los de malla o silicona son la opción más correcta.

Ideal para el aprendizaje: Alesis Turbo Mesh Kit

Un modelo especialmente indicado para iniciarse en la técnica e ir cogiendo el tacto al instrumento.  Además, en el plano más práctico dentro del ámbito doméstico, tiene un sistema de plegado fácil que permite guardarla en cualquier rincón de la casa o local.

Hay que tener en cuenta, con carácter general, que el desgaste del producto, por la propia naturaleza de la batería, es alto.

Es decir, los golpes, tanto de mano como de pedal, son la base de la técnica y, por tanto, si el uso es muy intensivo y frecuente el deterioro será mayor.

Esto puede ocurrir con más posibilidades en los pedales por funcionar a través de un sistema mecánico. No se trata de una advertencia sino de un conocimiento previo sobre lo que pueden rendir en función de su calidad y precio.

En este caso, estamos en la gama baja y, por tanto, se le puede pedir en función de esas prestaciones que le corresponden y que son suficientes para su cometido de iniciación en niños y adolescentes.

Que esté dirigido principalmente a este segmento de edad no quiere decir, ni mucho menos, que sea poco más que un juguete.

Así, incorpora más de cien sonidos y 30 pistas de acompañamiento para tocar encima de lo que se escucha y dar la sensación de formar parte de una formación musical.

Dado que está orientado al aprendizaje trae también 60 lecciones virtuales para ir progresando en los movimientos y depurando la técnica.

Sensibilidad a la carta: Donner DED-100

Muy en la línea del anterior. Buena calidad de sonido, poco espacio a ocupar y pensada principalmente para principiantes.

Cuatro tambores y platillos de silicona fijados a una estructura muy simple de barras de hierro, pero resistente y con fácil plegado y desplazamiento.

Los parches de tambor de malla aproximan más la sensación a los modelos clásicos y, a su vez, resultan de lo más silenciosos dentro de la casa o local.

La conectividad a MP3 para la reproducción de canciones le abre mucho las posibilidades de acompañamiento.

Cuenta con la posibilidad de graduar la sensibilidad de toque de cada tambor. Es decir, se puede configurar el sonido al gusto del futuro baterista.

Bastante sencilla de montar gracias, en buena medida, a las detalladas instrucciones que acompañan el producto.

Sonido de alta calidad: Roland TD-1DMK

Batería electrónica de una de las marcas punteras en el sector musical, sensiblemente más cara que las opciones anteriores.

Un precio que se nota en el bolsillo y la calidad. Sigue siendo más idónea para principiantes con margen económico.

La nitidez de sonido y las posibilidades que ofrecen les animará a buen seguro a perseverar.

Estructura muy robusta y tan fácil de montar que no precisa ni tornillos y unos excelentes parches de malla doble capa en sus cuatro tambores.

El módulo que incorpora es un mini-cerebro solo en tamaño ya que cuenta con unas etapas de ganancia y unos controles que ofrecen un sonido de altísimo nivel.

Para niveles más avanzados: Alesis Surge

Otro modelo de la marca Alesis, algo más avanzado tanto en números de elementos como en conocimientos necesarios para sacarle partido.

Incorpora, por ejemplo, una torre de bombo con pedal, y un mayor despliegue de estructura de cromo con cuatro soportes para repartir los bombos y platillos.

Cabezales de malla, sonido de altísima calidad, entrada auxiliar para tocar sobre los propios temas y 40 configuraciones distintas de batería para tocar todos los estilos.

En suma, una alternativa de precio más elevado, más grande de tamaño y orientada ya a bateristas con soltura en el instrumento.

Opción sobremesa: Qin Wen Yan

Cerramos con una alternativa de sobremesa ideada, como todas las de esta gama, para soltar las manos con las baquetas e ir tomando contacto con el instrumento.

Como es obvio, no llega a las prestaciones de las referidas con anterioridad, aunque sí gana en comodidad de uso y espacio ganado.

También en precio, aunque, en este caso concreto, sea bastante elevado para su gama.

Última actualización el 2021-04-11 at 06:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados