Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Jarrones de suelo para potenciar la decoración de cualquier entorno

Jarrones de suelo para potenciar la decoración de cualquier entorno
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El uso de los jarrones de suelo como elemento decorativo ha sido una constante a lo largo de los siglos y de las distintas civilizaciones. Grecia, Roma, Egipto, el Lejano Oriente… En todos estos momentos y lugares tuvo un importante peso ornamental.

Hay tantas opciones, formas, materiales o diseños que, en este caso, nos centramos en los de mayor tamaño, también llamados de pie.

De entre los destacados hemos situado en cabeza uno de Leewadee, una de las marcas más presentes en esta gama específica, por su elegancia, variedad de opciones cromáticas y versatilidad decorativa.

Además de su globalización geográfica, el jarrón también ha sido un importantísimo complemento en la arquitectura, con los llamados jarrones monumentales (el conocido como jarrón Medici rozaba los tres metros de altura), y también en la pintura con su frecuente recreación en óleos y murales.

Qué ventajas tienen los jarrones de suelo

Destacamos las siguientes:

  • Potencia estética sustentada en su tamaño
  • Gran variedad de opciones tanto en materiales como en diseño
  • Estimulan la creatividad decorativa
  • Muy versátiles
  • Opciones para interior y exterior
  • Óptima opción para rellenar espacios vacíos en las estancias
  • Amplia horquilla de precios

De qué altura

Como es obvio, las medidas dependen mucho del modelo y uso, pero, en el ámbito doméstico decorativo, las alturas más convencionales se suelen mover en la horquilla que va de los 40 cm a los 120.

Estrecho y elegante: Leewadee

De entre las muchas opciones nos hemos decidido como líder por este modelo elegante y vistoso pese a su sobriedad de formas. Mucho tiene que ver su estilizada forma de considerable altura.

En concreto, 70 cm en este caso, aunque se distribuye en dos más (90 y 110 cm). Otra de sus ventajas es la variedad cromática que ofrece con cerca de una veintena de colores y un par de alternativas con estampados.

Su diseño obliga a introducir apenas un par de ramas decorativas ya que la abertura superior no llega a los cuatro centímetros.

Si bien puede ser una desventaja práctica si se quieren meter más ramas o flores, esa estrechez superior es parte importante de su poder estético.

Está fabricado en madera de mango caracterizada por su dureza, densidad y ligereza y una de las mejores opciones para accesorios de decoración como es el caso de este jarrón.

Se puede colocar en cualquier rincón sin que ocupe mucho espacio y quedará bien en cualquier estancia o lugar de trabajo. Precio ajustado a las características que reúne.

Ideal para relleno: Lolahome

Pasamos a una opción más orientada al ámbito práctico ya que viene a ser un básico recipiente para combinar en el interior distintos objetos que potencien su vistosidad (arena, conchas, flores secas….).

Fabricado en vidrio, tiene 70 cm de altura, 15 cm de ancho y pesa sobre dos kilos. Muy adecuado para salones o entradas de la casa.

Diseño muy sobrio, cristal de paredes gruesas con líneas limpias y una capacidad por tamaño en torno a los once litros.

Precio muy económico respecto a los jarrones de suelo más decorativos, aunque hay que tener en cuenta que a su precio habrá que sumar el relleno y/o las flores.

De cerámica: Polonio

Uno de los materiales más recurrentes en esta gama como es la cerámica para un jarrón de sencillo, pero muy elegante de apariencia a un precio asequible.

El diseño se ensancha en la parte central que se decora con unos agujeros de distinto diámetro. En cuanto a medidas concretas, tiene 95 cm de alto (se distribuye en dos alturas) y 18 cm en la base y en la parte superior.

Gran variedad de posibilidades cromáticas (incluso se puede consultar la posibilidad del que se quiera si no está en catálogo).

Un jarrón que ganará mucho estéticamente con flores secas y que lucirá en cualquier rincón y estancia.

Inspiración oriental: Jdzjybqx

No podía faltar en esta gama el conocido popularmente como jarrón chino. En este caso muy clásico tanto en forma como en estampación.

No se trata de un modelo muy alto (46 cm), pero esa medida juega a su favor a la hora de colocarlo ya que quedará bien tanto en el suelo como encima de algún mueble sin distorsionar demasiado.

En cuanto al material, también dentro de los cánones clásicos, es de cerámica y tiene una base de madera algo mayor de diámetro que su parte inferior que aporta estética y estabilidad.

Aunque no se puede considerar barato, dentro de este subsegmento de jarrones chinos, que no es económico en general, se puede considerar asequible.

Opción de rafia: Leewadee

Otra distinta opción de material para finalizar. Un jarrón de rafia a precio muy interesante que ofrece grandes posibilidades decorativas potenciadas con ramas o flores secas de tallo largo (7,4 cm de abertura superior).

Da una altura de 70 cm con 18 cm de base. Otra de sus bazas es la versatilidad de ubicación ya que quedará bien en cualquier entorno doméstico o laboral.

Una de sus ventajas añadidas a su estética y competitivo precio es que resulta resistente e inmune a posibles caídas. Una óptima elección.

De qué material

Como acabamos de señalar hay diversas alternativas. Señalamos las que siguen:

  • Madera: Larga durabilidad. Muy frecuente que estén elaborados de manera artesanal. Abarca diversos estilos, desde el rústico a modernas creaciones.
  • Cerámica: Un material muy propio del jarrón en general que tiene como desventaja su fragilidad y riesgo de romperse. También muchas ventajas como las casi infinitas posibilidades de estampación que ofrece y la versatilidad de formas que ofrece este material.
  • De vidrio: La ventaja que tienen, en el caso de los transparentes, es que se puede jugar con su contenido para potenciar el efecto decorativo.
  • Fibras naturales: Mimbre, bambú o yute, por poner algunos ejemplos. Dan una sensación de calidez y son muy ligeros para su tamaño.
  • Metal: De muy diferentes tipos: bronce, cobre, hierro, aluminio… Como es propio de estos materiales destacan por su resistencia. Muy propicios para estilos vanguardistas.
  • Piedra: También de hormigón. De manera principal se usan para exteriores y, como es obvio, son muy pesados.

Qué tipos de jarrones de suelo hay

Por su estilo señalamos entre otras opciones:

  • Chino: Un jarrón clásico. Con motivos orientales, de cerámica y que puede alcanzar precios muy elevados.
  • Rústico: Como ya hemos señalado, la madera es uno de los materiales preferidos para esta clase de jarrones. También el barro en estado natural es una opción muy recurrente.
  • Étnico: Inspirado en distintas culturas como pueden ser la africana, india o azteca con distintos materiales en función del origen. Las fibras naturales son, por ejemplo, uno que se adecúa bien a este estilo.
  • Minimalista: Incluimos en este tipo los diseños más arriesgados y modernos que usan de manera prevalente el metal.

Cómo decorar los jarrones de suelo

Distinguimos dos grandes alternativas en función del tipo de jarrón:

1 – Relleno

El relleno es parte muy importante de la decoración en el caso de los jarrones de pie de vidrio transparente. Dividimos a su vez este grupo:

  • Naturales: Piedras, semillas, espigas, hojas, trozos de bambú…
  • Marinos: Estrellas de mar, piedras marinas, caracoles o conchas.
  • Artificiales: Canicas, piedras coloreadas, formas de madera, frutas de plástico u objetos alusivos a fiestas específicas como la Navidad.

2 – Flores

Es la otra gran alternativa para jarrones decorativos. Como es obvio por su tamaño requieren flores, ya sean naturales o artificiales, de tallo largo, fino o grueso.

Las posibilidades son muchas. En el caso de optar por las artificiales, lo más común, será un gasto añadido a tener en cuenta.

Última actualización el 2024-06-20 at 10:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados