Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores mochilas para transportar a tu gato de la manera más segura y cómoda

Las mejores mochilas para transportar a tu gato de la manera más segura y cómoda
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Tienen una ganada fama de independientes, pero, a veces, no tienen más remedio que depender de las necesidades de su compañero humano. Entre ellas la de tener que desplazarse llevándose a su mascota.

Para ello, las mochilas específicas para el transporte de gatos constituyen una eficaz opción con un amplio catálogo de posibilidades.

De entre las aquí seleccionadas hemos situado en primer lugar una expandible de la marca S4lther’s por su ligereza, buena transpiración gracias a la notable presencia de malla y un precio económico.

Qué ventajas tienen las mochilas para gatos

  • Mayor comodidad de transporte para quien la lleva
  • Buenas condiciones para que la mascota vea y respire
  • Ofrecen mayor estabilidad que los transportines que se mueven más al llevarlos del asa
  • Amplio catálogo de modelos con opciones muy llamativas

Qué tener en cuenta

  • Tamaño: Como referencia, el gato debe poder ponerse de pie y darse la vuelta con cierto desahogo dentro de la mochila. Hay que fijarse bien en el peso máximo que acepta la mochila para no excederse y correr riesgo de rotura o deterioro.
  • Seguridad: Los gatos son animales escurridizos por naturaleza. El riesgo de que se pueda escapar hace que este factor sea de máxima importancia.
  • Ventilación: Como ya hemos señalado, la ventilación es otro de los aspectos a cuidar con mimo para que la mascota esté razonablemente a gusto. Las que tienen malla cuentan con mayor ventilación.
  • Comodidad: En doble sentido. Ya hemos señalado que las bases mullidas son muy recomendables para que el minino vaya cómodo, pero también hay que pensar en quien lleva la mochila a su espalda.
  • Durabilidad: Un apartado directamente vinculado a los materiales elegidos. Las rígidas de ventana suelen ser más duraderas.
  • Extras: Entre los principales que sea expandible o no. De serlo, de manera sencilla, el habitáculo para el gato se puede aumentar.

Nuestra selección de mochilas para mascotas

Expansible y de malla

Nuestra primera opción es esta mochila con gran presencia de malla en su fabricación y precio económico dentro de esta gama. No es recomendable para viajes largos, pero resultará eficaz para otros trayectos más cortos.

La opción de la malla proporciona una óptima ventilación para la mascota, aunque no es el material más resistente y resulta tentador para meter las uñas.

Una de sus bazas principales es su capacidad para expandirse de manera sencilla para que el gato gane espacio en el habitáculo.

Otro aspecto a destacar es la seguridad con unas cremalleras autoblocantes ideadas para que no se puedan abrir desde el interior por mucho que hurgue nuestro gato.

Está fabricado con tejido Oxford, a partir de una mezcla de elastano o una combinación de algodón con poliéster. En este caso está impermeabilizado.

Consistente y de lujo

Pasamos a un modelo de alto nivel que se refleja en materiales, diseño y, como es previsible, en un precio muy por encima de la media de la gama.

En este caso sí que resulta muy adecuada para llevar a nuestro gato en un viaje siempre atendiendo a la normativa sobre medidas permitidas.

Se adscribe a las conocidas como ‘mochilas de astronauta’ por su peculiar y atractivo diseño con una amplia ventana transparente en el frontal para que el gato pueda ver el exterior.

Otro de los aspectos peculiares que denotan la versión ‘de luxe’ es que lleva hasta ventilador incorporado para que el gato vaya cómodo con la temperatura adecuada.

Muy resistente gracias a la fabricación en plásticos muy sólidos como el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), caracterizado por asumir muy bien posibles golpes.

Básica y económica

De regreso al segmento más convencional, lo hacemos con una alternativa básica que redunda en un precio muy económico.

Fabricada de manera híbrida con tejido Oxford y malla tanto en los laterales como en la parte frontal para asegurar la ventilación al gato. La ventana superior se fija con una tira de velcro. La base es mullida y antideslizante.

Buena estabilidad gracias a una estructura metálica y también segura con la incorporación de cremalleras que resultan muy complicadas de abrir para la mascota.

Pese a ser básica añade extras muy prácticos como bolsillos laterales con molde para poner un bote o taza y compartimentos para pequeños objetos.

Muy llamativa

Que la utilidad no está reñida con la estética tampoco en esta gama lo evidencia esta bonita mochila que reúne además destacadas características para que la mascota vaya cómoda.

Por ejemplo, un habitáculo bastante holgado y muy bien acondicionado al que se suma un material resistente de lona de alta densidad.

La opción bicolor realza la vistosidad como también lo hace la burbuja habilitada en el centro para que el gato se asome. Los bolsillos delanteros, además de su aportación estética, sirven para meter objetos diversos.

Anchos tirantes para que la comodidad sea extensible al porteador de la mochila. Se distribuye en cinco modelos, todos atractivos, y resulta una excelente opción por el precio que marca.

Opción biplaza

Una alternativa poco común para cerrar. Nos referimos a una mochila biplaza que no es la más adecuada para largos trayectos, pero puede ser práctica en situaciones muy concretas.

Como es lógico, la división de espacios en dos pisos limita los habitáculos. Por lo tanto, puede ser útil para gatos pequeños y, como decimos, no para largos viajes.

En la gama media-alta por precio, resistente y segura. Combina el habitual tejido Oxford con mallas laterales, frontales y traseras.

Qué material es mejor para las mochilas

  • Tejido Oxford: Una de las alternativas más usada en las más básicas combinada con malla en todos los lados de la mochila. Material resistente que, normalmente, va impermeabilizado.
  • Poliuretano: Material plástico muy usado en la gama de mochilas en general. Entre sus cualidades están la flexibilidad y la resistencia al desgarro o la abrasión.
  • Poliéster: Muy usado en la industria textil. Una fibra que se caracteriza por sus propiedades aislantes, transpirabilidad y alto nivel de resistencia a las roturas.
  • PVC: Material termoplástico obtenido del cloruro de vinilo. Se usa mucho en las conocidas como ‘mochilas astronauta’ por su diseño de mini nave espacial con una especie de claraboya para que el gato pueda ver el exterior.
  • Espuma de polietileno: Material usado principalmente en la base de la mochila para que esté mullida y en el respaldo para que se lleve de manera más cómoda.

Última actualización el 2024-05-25 at 02:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados