Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Paneles para acondicionar la acústica de habitaciones y estudios

Paneles para acondicionar la acústica de habitaciones y estudios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Si tu vocación es la música y hasta te planteas que sea una salida profesional, las horas de ensayo serán numerosas e intensas. Una opción más doméstica que permitirá que se trabaje sin molestar de manera excesiva a los vecinos es plantearse un tratamiento sonoro de la estancia con la colocación de los llamados paneles acústicos.

Con ellos mejorarán las condiciones acústicas en el interior y se atenuarán también los decibelios generados sin llegar a la insonorización que es un proceso distinto como veremos.

Hemos mencionado la música como actividad principal, pero también resultarán muy útiles para salas donde se pueda generar más ruido del normal.

Nos referimos, por ejemplo, a las recreativas, o, al calor de las nuevas tecnologías, para estancias desde las que se emita en streaming, por poner algunos ejemplos.

Qué son los paneles acústicos

Los paneles acústicos se pueden definir como placas orientadas a absorber el ruido y los sonidos en general de tal modo que la estancia sobre la que se instale atenúe de manera considerable el ruido de emisión del interior.

Fuera del ámbito doméstico, son muy comunes en lugares tales como estudios de grabación, conservatorios, locales de ensayo de todo tipo de actividades artísticas o escuelas musicales, teatrales o de danza.

Qué cualidad tienen

Fundamentalmente, su cualidad más reseñable es la capacidad que tienen para reducir la amplitud de las ondas de sonido al incrementar la resistencia al viento.

Es decir, la fricción actúa como un catalizador que transforma la energía de las ondas sonoras en calor.

El objetivo genérico va en una doble dirección ya que se busca que el sonido que se genera dentro no salga al exterior y el del exterior no contamine al que se genera dentro del espacio tratado con paneles absorbentes.

Paneles acústicos: Acondicionamiento versus aislamiento

Hay que matizar que los paneles acústicos no son sinónimo de total insonorización del espacio, un proceso que requiere un proceso más complejo.

Los paneles acústicos sirven para mejorar las condiciones sonoras en el lugar donde se instalan, por ejemplo, una de las más importantes es la reducción de la reverberación.

Es decir, el aislamiento acústico, o insonorización, es el nivel de atenuación sonora que se da entre dos salas o una sala y el exterior.

El acondicionamiento acústico, al que se orientan estos paneles, es el confort acústico que encontramos en el interior de la sala.

Cuanto mejor sea ese acondicionamiento menos ruido habrá en el interior.

Eficaz para casa: AP Acouspanel

Nos hemos decantado por encabezar esta comparativa con una opción bastante convencional por número de unidades, diseño y material que resulta muy adecuada para el ámbito doméstico por un precio bastante asequible.

En concreto, se trata de un pack que contiene 24 piezas de 30×30 cm. de un grosor medio-bajo de cuatro centímetros (de ahí que sea más adecuada para habitaciones, aunque también dependerá del instrumento).

Espuma densa compuesta por poliuretano flexible con un NCR bastante apreciable para la gama ya que se sitúa cerca del 0,7.

Clásico en su diseño con tiras piramidales que se ajustan de manera perfecta a la pared.

En estos productos el embalaje es muy importante ya que, como es el caso, no deben venir muy comprimidos los paneles.

Como hemos adelantado en la introducción, la recomendación para el ámbito doméstico, pasa por cubrir entre el 15-20% de las paredes para que la eficacia del tratamiento acústico sea apreciable.

Lisos y hexagonales: Yideng

Una opción más original por forma, aunque ya hemos mencionado que algunas marcas la trabajan, como es la de paneles hexagonales.

En este caso, el pack resulta bastante menos económico que el anterior ya que el número de unidades que trae (una docena) es justo la mitad.

En cuanto a material se decanta por el poliéster ignífugo como es obligado en este tipo de artículos.

Más allá de sus aspectos cuantitativos, su eficacia y resultado es satisfactorio en el tratamiento acústico pese a que el grosor no es demasiado holgado.

Por forma y distribución en diferentes colores (gris, rojo y negro) también cuenta con un plus estético del que carecen otros modelos.

A ello colabora que se opte por la superficie plana y puestos en la pared puedan combinarse.

Otra de sus ventajas es la gran facilidad de montaje ya que, una vez, bien limpia la pared, basta pegar las piezas con cinta adhesiva de doble cara.

También para techo: EliAcoustic

Una alternativa convencional con un menor número de paneles (diez en este caso) y medidas también en la media de los más usados (30X30 cm y cuatro de grosor).

El lugar de ubicación dentro de la estancia a tratar acústicamente resultará tan importante como el material de espuma fonoabsorbente.

Tienen la posibilidad de colocarse también en el techo de manera sencilla ya que basta usar el adhesivo de montaje EliGlue.

Cumple con corrección su función principal que, reiteramos, es la de absorber el sonido y mejorar el ambiente acústico. Muy adecuado para uso doméstico.

Como mínimo objeción, propia del material con el que se fabrica, es que al principio desprende un olor no excesivamente agradable que se irá con el tiempo.

Por unidades XL: Paefiu

Una opción distinta ya que se sirve por unidades, aunque su tamaño es mayor sobre la media (medio metro por lado) y su grosor está en los cinco centímetros.

El precio pues dependerá de la superficie a cubrir, pero resulta asequible si se trata de una estancia estándar a proteger en los porcentajes recomendados y ya citados (15-20%).

Se distribuye en tres colores y opta por la estructura piramidal para ganar absorción de sonido.

En cuanto al material, elige también por el poliuretano y se adapta a pared y techo de manera sencilla.

Como también hemos señalado, en estos productos el embalaje es importante para que llegue en buenas condiciones.

Estos paneles se envasan al vacío para protegerlos y solo hay que tener cuidado al cortar el plástico para no dañar la espuma.

Al por mayor: Xin & Log

Si se mira el precio aislado está muy por encima de la media, pero si se relaciona con la cantidad de paneles (96) se antoja más que económico.

Una opción adecuada para espacios más grandes que, más allá de la combinación cromática entre el morado y el negro, recurre a las características comunes de estas piezas.

Espuma con tiras piramidales para este pack al por mayor en el que también hay que reparar en el embalaje.

Vienen comprimidos los paneles y es recomendable dejarles entre seis y doce horas para recuperar su forma adecuada.

De qué materiales

Entre los materiales de estos paneles destacamos:

  • Poliéster: Resina plástica que se obtiene del petróleo a través de una sucesión de procesos químicos.
  • Fibra de vidrio: Filamento continuo o discontinuo, obtenido mediante estiramiento de vidrio fundido.
  • Lana mineral: Fibras entrelazas de materiales de origen mineral.
  • Poliuretano: En forma de espuma es uno de los productos más usados hoy en día en todo tipo de construcción. También como aislante térmico y acústico.
  • Copopren: Mezcla de trozos de espuma de poliuretano de diferentes colores y tamaños que se presenta en planchas de distintos tamaños, grosores y densidades.
  • Fieltro: Material textil surge de conglomerar con vapor y presión varias capas de fibras de lana sintéticas.
  • Poliestireno: Plástico duro, sólido y resistente, de carácter muy versátil.

Tipos de forma

Rectangulares o cuadrados (también hay algunos modelos hexagonales) y, de manera muy habitual, están diseñados con picos que sobresalen, tipo pirámides, o líneas alargadas que conservan este estilo piramidal.

Lo más corriente es colocarlos en paredes, aunque también hay opciones para el techo.

Paneles acústicos: ¿Mejoran el sonido?

A poco que los paneles tengan la calidad mínima, sí lo mejorará.

Estas piezas tienen la capacidad de enriquecerlo ya que este tipo de espuma puede manejar las frecuencias altas y medias de manera simultánea, una cualidad que redundará en un mejor sonido.

También pueden disminuir la amplitud de onda y transformar la energía sonora en calor, lo que ayuda a mejorar la calidad del sonido.

Por ejemplo, se traduce en la posibilidad de eliminar el eco y obtener mayor nitidez.

Los mejores paneles para acondicionar la acústica de habitaciones y estudios

¿Cuántos paneles acústicos instalar?

Vaya por delante la obviedad de que depende del tamaño de la estancia y otra no menor: cuanta más superficie se cubra, mejor acústica (también vinculada a la calidad de los materiales elegidos).

Por ejemplo, la recomendación para una habitación es cubrir al menos entre el 15-20% de la superficie.

Para hacerse una idea de los packs que hay en el mercado, uno de los más extendidos incorpora 24 unidades.

De tamaño, siempre como referencia genérica con sus correspondientes excepciones, estaríamos en cuadrados de 30×30 cm.

Paneles acústicos: Qué tener en cuenta

Forma

En sinónimo más técnico se viene a denominar el patrón de superficie.

Como ya hemos avanzado en el apartado correspondiente son cuadrados o rectangulares en la inmensa mayoría de los casos (también los hay con forma de hexágono).

Las formas piramidales que sobresalen de algunos de ellos suelen, en general, dar la sensación de mayor capacidad de absorción y, por tanto, de que son mejores para la atenuación sonora.

No es una regla matemática ya que los hay con superficie plana de gran eficacia con la ventaja añadida de que no se acumula tanto polvo como en los de superficie picuda.

Grosor

Sin duda, uno de los factores fundamentales en la valoración de estos paneles. También tendrá que ver el material por el que se opte, pero, con carácter general, a mayor grosor, más capacidad de absorción.

Como referencia cuantitativa, la horquilla de los más convencionales estará entre dos y cinco centímetros, aunque los puede haber hasta el doble de este máximo.

NCR

Siglas en inglés del coeficiente de reducción de ruido. Es el indicador de la capacidad de cada panel para absorber el sonido.

En números suele ir en una escala del 0 al 1. Cuanto más se acerquen al máximo, mayor calidad tendrán. Por ejemplo, sobre 0,4 son los más normales.

Última actualización el 2022-05-24 at 09:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados