Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Día Mundial del Perro: Piscinas para que nuestra mascota se refresque este verano

Día Mundial del Perro: Piscinas para que nuestra mascota se refresque este verano
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El verano llega para todos. Y con la estación también llegan las ganas de piscina. Nuestras mascotas no son ajenas a los deseos de refrescarse y divertirse. Para ello, tu perro cuenta con piscinas adecuadas a sus tamaños.

De entre las elegidas nos hemos decantado como líder por una plegable de Lionto por la resistencia de material, holgado tamaño, alta durabilidad y asequible precio para la calidad y características que ofrece.

Piscinas para perro: Ventajas e inconvenientes

Entre las primeras destacamos:

  • Son un accesorio muy útil para regular la temperatura de la mascota
  • Un buen espacio para que pierda el miedo al agua si lo tiene
  • Espacio de divertimento
  • Puede hacer las funciones de bañera
  • Variedad de tamaños
  • Gama en general económica

Sobre los posibles inconvenientes:

  • Requerirá un frecuente mantenimiento en el cambio de agua
  • Si no se eligen bien los materiales puede tener una fugaz vida por las dentelladas o arañazos de la mascota

Qué tipos de piscinas para perro hay

Dos principales:

  • Hinchables: Hay que señalar que esta opción está mucho más extendida en piscinas para niños, aunque son versátiles de uso. Suelen ser más baratas y ligeras, pero tienen sus inconvenientes. Para perros pequeños pueden valer, pero si ya es de tamaño medio puede acabar con ella en pocos días. Opción viable si se va a estar vigilando en todo momento a la mascota para prevenir irreversibles trastadas con dientes o uñas.
  • Plegables: Son las más extendidas en este segmento y las que centran esta comparativa. Como se deduce por las características de la anterior, son menos económicas y más pesadas, pero también mucho más duraderas. También evita el proceso de inflado y, por tanto, se gana tiempo. Abierta al disfrute de razas de mayor tamaño. Además, por formas las hay cuadradas, rectangulares o redondas (más común estas últimas entre las hinchables).

Espaciosa y resistente: Lionto

Como ya hemos señalado al comienzo, convergen en esta piscina líder varios factores que acreditan su privilegiado puesto. Un material sólido, una óptima capacidad y un asequible precio serían los ejes de su definición.

Así, como es frecuente en esta gama, opta por un robusto PVC que resulta, por ejemplo, muy resistente ante un riesgo tan palpable como el de los arañazos.

Sobre la capacidad, se trata de un recinto de considerable diámetro con 160 cm por 30 cm de alto. Se distribuye en otros dos diámetros más pequeños (80 y 120 cm, en concreto).

Este modelo en concreto permite con holgura el baño y juegos de perros de raza grande o grupos en el caso de que sean de tamaño más pequeño.

El suelo, además de la resistencia del material, siempre más importante en esta zona, cuenta con un recubrimiento antideslizante para que la mascota se refresque y juegue con seguridad.

Otra de las ventajas es un sistema de drenaje eficaz que se concreta en dos tapones laterales que procuran el rápido vaciado de la piscina. Una excelente opción a precio asequible como ya hemos destacado.

Con aspersor: Obovo

Sin duda, la seña de identidad de esta versátil opción es el sistema de aspersión que rodea el recinto y que expulsa agua cuando se acciona a modo de fuente a través de los numerosos chorros habilitados.

Grande de tamaño, con también 160 cm de diámetro, fabricada asimismo con tableros de resistente PVC y un precio más caro sobre la media si bien ofrece esta prestación que supondrá una diversión añadida.

El sistema de aspersión funciona mediante una toma a la que se inserta una manguera para el suministro del agua.

El vaciado se lleva a cabo de manera rápida mediante la correspondiente válvula de drenaje situada en la parte inferior de la piscina.

Como ya hemos señalado, este tipo de recintos se prestan a otras funciones de divertimentos como puede ser una parque de bolas para los más pequeños.

Sólida y rectangular: Kopeks

Cambiamos de forma para pasar a un piscina rectangular con un tamaño de 110 x 70 x 30 cm, que resultará adecuada para perros de tamaño medio-grande. Precio en la media de opciones con estas medidas.

Se extiende y pliega de manera sencilla y sin esfuerzo y está también fabricada en PVC, el material que acapara la inmensa mayoría de modelos.

A la resistencia propia del material añade que estaña conformada mediante paneles de un considerable grosor para prevenir desperfectos derivados de arañazos o mordiscos.

Con borde de contención: Meowant

De regreso a las piscinas grandes, cerramos con este modelo de 180×30 cm caracterizado por la gran resistencia del polipropileno (PP) engrosado que usa como material de fabricación.

Alrededor de los paneles incorpora una red de borde para contener el agua y en el fondo usa material antideslizante que da gran seguridad a las mascotas y niños que pueden jugar juntos gracias al holgado espacio.

La salida de drenaje está diseñada con un reborde de goma para evitar fugas. Para el vaciado y llenado cuenta con dos adaptadores de manguera. Buen precio para el tamaño y la calidad que ofrece.

Para razas pequeñas: GoStock

De las cinco tallas en las que se distribuye esta piscina nos quedamos con la más pequeña y, por ende, la más económica.

En concreto, tiene 80 cm de diámetro por 20 cm de altura (se puede adquirir de hasta el doble, 160 cm). Es decir, un recinto acuático para perros pequeños.

Como es habitual, cloruro de polivinilo como material de fabricación y un buen sistema antideslizante para el fondo de la piscina.

Viene con adaptador para tuberías de agua para facilitar el llenado a través de manguera y el vaciado al quitar el tapón de contención.

Precauciones previas en las piscinas para perro

Antes de que nuestra mascota se tire a darse un chapuzón es conveniente tomar ciertas precauciones para evitar problemas:

  • Primero señalamos los requisitos comunes como la vacunación y desparasitación
  • Como medidas concretas, comprobar el estado de las uñas, aunque el material sea resistente
  • Observarle en su estreno para chequear cuál es su actitud
  • En función de ella intentar corregir actos como que rasque o trate de morder el recinto o premiarle si su comportamiento es correcto (sistema uniforme a otras situaciones)
  • Estar atentos además a cuáles pueden ser sus sensaciones dentro del agua. Si al principio no se le nota cómodo, sacarle y volver a intentarlo poco a poco

Piscinas para perro: ¿Con o sin cloro?

No hay problema si se está pendiente de qué hace dentro de la piscina. Es decir, las funciones del cloro son beneficiosas en sí ya que elimina casi la totalidad de hongos y bacterias que pueden guardar el agua usada y estancada.

Otra de las precauciones genéricas es echar la cantidad adecuada de este agente químico al agua. Como pasa con los humanos, es recomendable que, una vez salga de la piscina la mascota, se le aclare con agua dulce y se seque.

Qué tener en cuenta en las piscinas para perro

  1. Tamaño: Un factor bastante obvio. Si se tiene margen económico, no son productos caros en general, y espacio, mejor ir a una más grande no solo para que nuestra mascota esté holgada si no por si tiene ‘invitados’ al chapuzón.
  2. Material: La resistencia del material también es un factor bastante principal y evidente dado el riesgo de deterioro por parte de las mascotas bañistas. En la mayoría de los casos de recurre a los derivados de plástico más sólidos y duraderos. Entre ellos, el cloruro de polivinilo (PVC) es uno de los más usados. Se trata de uno de los derivados más versátiles del plástico.
  3. Fondo: Si el material que cerca la piscina perruna ha de ser resistente qué decir del fondo del recinto. También es importante situarla sobre una superficie lisa y fuerte. Y, por supuesto, con material antideslizante.
  4. Vaciado: El sistema de drenaje que use ha de regirse principalmente por la comodidad a la hora de llevar a cabo este proceso. La mayoría ya trae un tapón para eliminar el agua de la forma más cómoda y rápida. Debe estar completamente sellado para que no se vierta por accidente.
  5. Accesorios: Entre los complementos que pueden resultar útiles podemos destacar una lona para tapar la piscina, una rampa para que puedan subir y zambullirse y un cuenco de agua potable cerca para que evite la tentación de beber el agua con cloro de la piscina.

Última actualización el 2024-02-21 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados