Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores soldadoras portátiles para fusionar distintos metales

soldadora portatil
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

No es que una soldadora (o soldador ya que admite ambos géneros) forme parte del grupo de herramientas básicas que se tiene habitualmente en casa, pero su utilidad está fuera de toda duda a poco que se apueste por ser autosuficiente en los trabajos de todo tipo incluidos algunos domésticos.

La evolución de este dispositivo ha derivado en una clase específica conocida como inverter (que son de las que nos ocuparemos) que poco tiene que ver en su interior con la soldadora más tradicional denominada de arco.

Con sus correspondientes variaciones según modelo, este tipo de soldadoras tienen la virtualidad de ser generalmente portátiles en un segmento que se caracterizaba justo por la aparatosidad y su gran peso.

De entre las comparadas, nos hemos decidido por el modelo MMA-160 FI de la marca Röhr por su buen rendimiento con distintos metales, el gran respaldo de los usuarios, su portabilidad y un precio realmente asequible para este segmento.

Siempre hay que buscar el mayor ahorro posible en los productos de calidad, y para ello también se puede acudir a las mejores ofertas previas al Black Friday.

Qué es

Un dispositivo tecnológico basado en silicio, y no en cobre o aluminio como es el caso de las tradicionales, que le permite usar como componentes transformadores mucho más pequeños.

Diferencias entre Inverter y de arco

De arco

Empecemos por la más tradicional. A través de la corriente eléctrica, ya sea alterna o continua, se forma un arco eléctrico entre el metal y el electrodo utilizado hasta producirse la fusión de este sobre la unión soldada.

Los electrodos suelen ser de acero suave y están recubiertos con un material fundente que evita la oxidación del metal fundido y favorece la soldadura.

La formación del arco se puede llevar a cabo por rayado o golpeado. El primero es similar a encender un fósforo gigantesco y el segundo se ejecuta a través de golpecitos suaves en sentido vertical.

Si se deja encima el electrodo se pegaría al metal. Para evitarlo, en cuanto se haya formado el arco hay que subirlo y distanciarlo de la zona a soldar.

Inverter

Funciona mediante un rectificador de onda completa que transforma la frecuencia de corriente alterna, que proviene de la red eléctrica, en corriente directa o continua.

Esta energía, a su vez, se transformará en corriente alterna de alta frecuencia. Finalmente, la corriente se volverá a transformar en continua con el valor que sea necesario para proceder a la soldadura.

Partes de la Inverter

  • Cables: En este apartado podemos distinguir tres:

– De tierra o neutro: Conectado a la pieza donde está el electrodo.

– Porta electrodo: Sale del bobinado hacia la pieza que se quiere soldar.

– De corriente: El que suministrará la energía eléctrica.

  • Varilla: O electrodo. Es la pieza que se maneja para llevar a cabo el trabajo.
  • Porta electrodo: Pinza donde está el electrodo.
  • Potenciómetro: Su cometido es regular los amperios se salida de la soldadora, variables en función del trabajo que se vaya a acometer.
  • Pinza de masa: Se usa para sujetar el cable de masa a la pieza que se vaya a soldar para garantizar un óptimo contacto entre los dos componentes.
  • Bornes de conexión: Para el cable de masa y el del porta electrodo.

Ventajas

Ya hemos adelantado que la ventaja principal de las inverter es que, gracias a sus diferentes componentes internos, son bastantes más compactas. No es, obviamente, el único ‘pro’, aunque también tiene algún inconveniente. Empecemos con los aspectos positivos de las inverter:

-Ligeras: Derivado de su tamaño, son mucho más ligeras que las tradicionales, se pueden encontrar modelos con unos tres kilos de peso, y, en consecuencia, resultan mucho más fáciles de trasladar. Los modelos más básicos son ideales para empezar.

-Rendimiento: Son capaces de llevar un mayor ritmo de trabajo debido a su mejore refrigeración y, por tanto, un menor calentamiento del aparato.

-Eficiencia energética: Los transformadores que incorporan resultan mucho más eficientes, lo que redunda en un sensible ahorro del consumo eléctrico.

-Polivalente: Un aspecto muy a valorar es la gama de metales que puede soldar (hierro, acero, acero inoxidable e incluso aluminio).

-Facilidad de uso: El entramado electrónico, a través de la placa, es capaz de automatizar y simplificar algunos pasos de la soldadura.

-Mayor control: Permite un mayor control en la intensidad del calor a aplicar en la soldadura, lo que hace que se logren buenos resultados con poca experiencia.

-Autonomía de suministro: La mayoría permite usar para su funcionamiento generadores de luz.

Inconvenientes

Destacado este catálogo de ventajas de las inverter sobre las de arco, hay que señalar que el principal inconveniente suele ser el precio ya que son más complejas tecnológicamente.

Una derivada de esto es que también resulta más caro su mantenimiento porque las piezas son más sofisticadas.

Qué tipos hay

  • Para aficionados: Muy útiles para soldaduras MMA (manual por arco eléctrico, la más común) y TIG (soldaduras limpias y uniformes muy usadas en acero inoxidable).
  • Pequeña industria: Especialmente orientada a soldaduras MMA de gran capacidad, TIG y MIG (desarrollada para soldar espesores mayores de ¼ de pulgada).
  • Grandes proyectos: También para soldaduras MIG/MAG (muy usada en espesores pequeños y medios en estructuras de acero y/o aleaciones de aluminio).

Qué tener en cuenta

– Tipo: En el mercado, los más corrientes son los DC y AC/DC. Los primeros son más pequeños y los segundos pueden afrontar soldaduras TIG y suelen ser bastante fiables.

– Eficiencia: Ya hemos señalado que las inverter son más eficientes en gasto energético. No obstante, tampoco tiene que ser un factor irrenunciable si no te llega la potencia para lo que quieres.

– Potencia: La que más se ajuste al uso que le vas a dar a la máquina. Si se tiene pensado para hacer arreglos en casa irse a un modelo superior implicará más gasto sin que la funcionalidad mejore para las necesidades.

– Seguridad: Muy importante en un dispositivo potencialmente peligroso. Cuantos más recursos de seguridad tenga tanto mejor. Eso en cuanto a la soldadora. En cuando a quien la use sobra decir que exige máscara y guantes adecuados y, por supuesto, mantener alejados a los más pequeños.

Una líder ideal para principiantes: Röhr MMA-160FI 

Su buen rendimiento con distintos metales, su portabilidad y manejabilidad y un precio bastante económico para esta gama aúpan a este modelo a la cabeza de la clasificación.

Es un dispositivo ideal para iniciarse en esta técnica con optimismo ya que su sencillez de uso hace que se obtengan buenos resultados sin ser, ni mucho menos, un experto.

Por ejemplo, apenas se pega la varilla al metal que se quiere soldar y los cordones salen bastante bien hasta en manos de principiantes.

En soldadura se entiende como cordón al depósito continuo de metal de soldadura que se forma por acción del electrodo en la superficie del metal base.

Una máquina muy compacta que se traslada sin problema (algo más de cinco kilos) y que cuenta con un sólido armazón.

Otra de sus cualidades muy a tener en cuenta es la durabilidad del producto. El suministro constante de energía, compatible con su eficiencia y ahorro, procura un arco de soldadura muy estable.

Por último, destacar también el completo juego de accesorios entre ellos una pinza de toma de tierra, martillo de perforación, un cepillo de alambre y un complemento imprescindible como la máscara.

De andar por casa: Greencut MMA200 

Rebajas

No es, ni mucho menos, su único atractivo, pero sí uno de los más potentes: su económico precio. A cambio, una alternativa altamente manejable con un diseño que le asemeja casi a un aparato musical.

Es una soldadora que cumple bien en el ámbito doméstico y a la que hay que dar los respiros en el funcionamiento que exigen este tipo de dispositivos de gama baja pese a su sistema de turboventilación.

Es decir, no está pensada para uso intensivo y los complementos que ofrece son mejorables, aunque si se valora en función del desembolso la relación es buena.

El regulador de potencia abarca un amperiaje que va desde los 20 a los 200 con objeto de garantizar una buena soldadura con independencia del grosor del metal.

Incorpora una pantalla led con dígitos bastante visibles que ofrece, por ejemplo, la información sobre el grado de intensidad.

Muy ligera: Linea 300A

Otra opción para apaños caseros con un precio razonable y unas prestaciones limitadas. Si no se le pide lo que no alcanza a dar (porque en caso contrarios su precio sería otro) puede resultar muy útil.

Incorpora un control led que te informa a través de dígitos del amperiaje que se puede variar simplemente con el giro de una ruleta.

Enfría el mecanismo a través de ventilador pero, como en los casos anteriores, es aconsejable dosificar la intensidad de uso y hacer el trabajo poco a poco para evitar desagradables sorpresas.

Resulta, si cabe, todavía más fácil de transportar gracias a su gran y robusta asa y a un peso que está en tan solo 3,5 kilos.

Trabajadora y fiable: Stayer 2.316

En la gama de soldadoras portátiles válidas para el ámbito doméstico, este modelo no está entre los más baratos, pero sí entre los más fiables. Si se tiene algo más de margen económico resulta una decisión óptima.

Un aparato que desprende solidez tanto en los materiales como en el aspecto visual que da. Muy manejable y, muy importante, capaz de afrontar una buena carga de trabajo sin problemas de calentamiento u otros inconvenientes.

Que sea manejable en su uso no es en esta ocasión sinónimo de ligereza ya que la estructura metálica y sus componentes lleva a esta soldadora por encima de los once kilos.

Otro nivel: Ipotools MIG 250

Otro nivel que ya excede el ámbito doméstico para servir como opción en determinados ámbitos profesionales por su potencia y prestaciones.

Por ejemplo, se puede soldar chapa de vehículo o piezas ya de considerable espesor que una soldadora de menor rango no abarcaría.

Gran robustez, alta durabilidad y, en el lado de las desventajas, sigue siendo portable, pero hablamos ya casi de 16 kilos y la principal, si se quiere ir más allá del ámbito doméstico, es que el precio se va muy por encima de la media.

Última actualización el 2020-11-26 at 11:22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados