Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores sujetadores para los periodos de embarazo y lactancia

Los mejores sujetadores para los periodos de embarazo y lactancia
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los periodos de embarazo y posterior lactancia han dado lugar a una línea específica de ropa y accesorios que, en distinta medida, apuestan por la estética y la utilidad. En este último objetivo se enmarcan los sujetadores específicos para estos meses tan especiales.

De los aquí seleccionados hemos elegido como líder uno de Medela por su comodidad, elasticidad y versatilidad de uso ya que se puede dormir con él sin que moleste. A estas cualidades acompaña un asequible precio.

Qué ventajas tiene

Destacamos las siguientes:

  • Facilita la lactancia
  • Es cómodo de llevar
  • Se puede dormir con él sin que moleste
  • Amplio catálogo

Qué tener en cuenta

  • Talla: Es lo más importante. Como principio general, que ajuste, pero no apriete y genere incomodidad o derive en una mastitis, es decir, en una inflamación del tejido mamario habitual en estos periodos. Como referencia aproximada, una talla más sobre la normal.
  • Tejido: Hemos dedicado un apartado específico. Además de la suavidad, la elasticidad es una cualidad a valorar. Algodón y microfibra, junto con el elastano, los más comunes.
  • Tipo de apertura: También las hemos detallado y se trata de elegir el que mejor se adapte a la forma del seno. En todos los supuestos el acceso al pezón resulta sencilla.
  • Extras: En este apartado incluimos una de las alternativas ya mencionadas como es la incorporación de aros. No son nada recomendables al inicio ni para dormir ya que molestarán. Sí se puede barajar como una opción adecuada para la parte final del proceso cuando el pecho haya recuperado su volumen habitual.

El modelo más cómodo

De entre las distintas opciones que ofrece esta gama nos hemos decantado como líder por uno que destaca por una gran comodidad compatible con una correcta contención del pecho.

Un sujetador de óptima elasticidad que prescinde de costuras y aros y que, por tanto, se puede usar incluso durmiendo ya que no generará molestia alguna.

En cuanto a los materiales de fabricación opta por el nylon en más del 90% de su composición mezclado en un pequeño porcentaje (apenas el 8%) con elastano que es el componente que le dota de elasticidad.

Resulta muy adaptable y suave al contacto con el cuerpo, una de las cualidades más importantes en estos complementos que cubren zonas especialmente delicadas en el proceso de lactancia.

Además, la combinación de estos materiales procura una óptima transpirabilidad. El diseño deportivo se refuerza en la parte de atrás con una espalda en forma de ‘Y’ conformada por los tirantes y una pieza central de mayor anchura. Se ofrece en cuatro tallas (S, M, L y XL) a un precio más que asequible.

Con almohadilla extraíble

Un modelo que ofrece, además de sus prestaciones, diseños variados y vistosos. En este caso, la hebilla de lactancia se sitúa en la parte delantera y se puede abrir y cerrar de manera sencilla con una sola mano.

Los cierres incorporados se concretan en ganchos y ojales, pero tampoco lleva costuras ni aros. Lo que sí incluye son almohadillas que, además de su elevada elasticidad, se pueden extraer por una ranura habilitada en la copa a tal efecto. De este modo se evitan manchas de leche tanto en el sujetador como en la ropa.

Al igual que la opción líder, los materiales usados son el nylon y elastano o spandex como también se denomina. Ligero y transpirable.

Otra de sus bazas es su fácil lavado a máquina y, sobre todo, su alta durabilidad de uso. Se distribuye en las cuatro tallas convencionales (S, M, L y XL).

Opción pack

Sin costuras ni aros, con almohadillas absorbentes extraíbles, en pack de tres de diferentes colores y con distribución en tres tallas (S, L y XL) por un precio económico para las unidades que ofrece.

Suave y transpirable, muy envolvente sin molestar y con los materiales de confección más comunes como la poliamida y el elastano.

Cada copa lleva un clip frontal discreto que se desengancha de una manera sencilla con una sola mano y que deja caer la copa para acceder al pezón.

Además, incluye un extensor para el contorno de espalda y otro clip por si se quieren cruza los tirantes en la espalda.

Óptimo ajuste

Sin salir de la opción pack pasamos a otra que también incluye tres unidades de busto completo y diseño a rayas en distintos colores.

A su precio más que económico suma la ventaja añadida de distribuirse en cinco tallas ya que a las cuatro más comunes suma la XXL. Se ajustan muy bien gracias en buena parte al elástico que lleva debajo de los senos.

Suaves y acolchados con almohadillas extraíbles para lavar por separado. Los broches se manipulan bien con una sola mano y resulta cómodo incluso si se quiere dormir con él puesto.

Ligero y caro

Un sujetador de alto nivel para cerrar que, como se intuye, tiene en el precio, muy por encima de la media, su principal inconveniente.

Por lo demás, muy ligero, con aspecto justificado de consistencia y de buena contención del pecho y enganches frontales muy discretos para dejar el pecho al descubierto.

Los tirantes ajustan de manera firme sin molestar. Diseño y color clásico con un encaje ribeteando la copa como único ornamento.

Qué tipos hay

En este apartado distinguimos dos subgrupos. Así, por forma de apertura señalamos los siguientes:

  • Vertical: En este caso es necesario abrir el mecanismo de cierre (normalmente corchete o clip) para descubrir el pezón.
  • Horizontal: Se deja al descubierto el pecho al desplazar la pieza que lo cubre.
  • Pieza solapada: En esta opción al retirar la tela que lo cubre solo queda descubierto el pezón.

En cuanto al diseño de este específico complemento:

  • Tipo deportivo: Es el más cómodo y adecuado para las primeras semanas de lactancia. Permite todo tipo de actividades deportivas hasta que el cuerpo lo permita y se puede dormir con él puesto sin que moleste.
  • Con relleno: Da forma al pecho y ofrece una sujeción más firme del pecho. Suelen llevar almohadillas extraíbles para evitar manchas de leche tanto en el sujetador como en la ropa.
  • Evolutivos: Llevan tiras ajustables en hombros y espalda que se adaptan a los cambios de talla propios de este periodo.
  • Con aros: Son más recomendables cuando el volumen del pecho se ha estabilizado, son los que más realzan, pero resultan menos cómodos.

Última actualización el 2024-05-26 at 22:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados