Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Cómo se usa el tiralíneas? Algunas claves para para marcar guías rectas en las paredes

¿Cómo se usa el tiralíneas? Algunas claves para para marcar guías rectas en las paredes
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Hay accesorios específicos que no son de uso común, pero que resultan muy útiles, en el caso que nos ocupa, para aficionados avanzados o profesionales de actividades como, muy principalmente, la albañilería, pero también la electricidad o fontanería.

Nos referimos al tiralíneas que, pese a su coincidente nombre, es muy distinto al que se usa en el dibujo.

De entre los aquí seleccionados hemos situado en primer lugar uno de Lufkin por la consistencia de su carcasa, su rápido rebobinado y alta durabilidad.

No es de los más baratos, pero se trata de una gama económica y se va a usar con frecuencia será una óptima adquisición.

Qué es y para qué sirve el tiralíneas

En síntesis, se puede definir como un utensilio de mano orientado a trazar líneas rectas de gran distancia en cualquier tipo de superficie y en décimas de segundo mediante la marca de un tinte conocido como azulete. También se conoce como ‘bota de marcar’.

Usos concretos

La albañilería es el sector en el que este dispositivo se usa de manera más común. Así, sirve para contar con una guía de referencia a la hora de ubicar los muros de una construcción. También es muy práctico para marcar las líneas rectas antes de alicatar con azulejos.

Es la actividad que más acapara el uso, pero no la única. De esta manera, en fontanería viene muy bien para señalar el recorrido de las acometidas o en electricidad para saber por dónde irán los cables.

Qué tener en cuenta

  • Material: Ya hemos avanzado que los derivados del plástico son los principales materiales para la fabricación de la carcasa. Cuanto más resistente sea, mejor.
  • Recipiente: Va incorporado en la carcasa para llevar en su interior el azulete. En función de las necesidades, más grande o pequeño. Como referencia suelen tener capacidad para entre 30 y 50 gramos de tinte azulete.
  • Cuerda: También hemos ya detallado tanto los materiales más comunes (algodón y poliéster) como las medidas (entre 30 y 50 metros los más extendidos). El uso que se le vaya a dar marcará cuál es la longitud más adecuada.
  • Recarga: La recarga de azulete no suele revestir problema alguno ya que el acceso es sencillo para hacerlo de manera ágil.

Modo de uso

No es complicado, pero no está de más aportar algunas pautas:

  • Señalar dos puntos alejados de la pared
  • Estirar el extremo del tiralíneas y sacar el cordel ya impregnado de azulete
  • Colocar la cuerda en el primer punto de medición y, con la ayuda de alguien, hacer lo propio en el otro
  • Asegurarse de que el cordel está bien tenso
  • Una vez esté en posición, pellizcar la cuerda y tirar ligeramente para que impacte contra la superficie y deje la marca

Nuestra selección de tiralíneas

Óptima elección

Hemos situado en cabeza un tiralíneas de alto nivel por su calidad de material y prestaciones a un precio que no resulta económico en una gama que lo es en general, pero sí asequible y muy recomendable si se va a usar con frecuencia.

Carcasa de plástico muy resistente. Dentro de la sencillez de esta herramienta incorpora sistemas a tener muy en cuenta como un buje giratorio que posibilita un ágil rebobinado del cordel que cuenta con 30 metros de longitud.

El gancho del extremo se retrae totalmente con el fin de evitar enganchones indeseados de la pieza metálica.

Otra de sus piezas a destacar es la válvula de recarga de un solo sentido con una trapa extraíble girando un cuarto de vuelta. Esta combinación permite que el tinte se pueda rellenar rápidamente.

El cordón está trenzado con el fin de que se impregne de más tiza que permita marcar unas líneas bien definidas en el muro o la superficie elegida.

Con manivela

Pasamos a un tiralíneas también con 30 metros de cordel (la medida más habitual) que cuenta entre sus características con una manivela en el lateral para la recogida de la cuerda.

Rebajas

Como datos concretos tiene unas medidas de 18 x 18 x 8 cm y se carga de tinte (no trae de serie) a través de una pequeña abertura habilitada en el canto del dispositivo.

El gancho del extremo del cordel tiene una buena configuración para asegurar el agarre y, como pequeño extra, en la parte de atrás viene atornillado un clip para llevarlo de manera cómoda en el cinturón. Precio económico.

Gama alta

Basta ver su precio y compararlo con la media de esta gama para concluir que estamos ante un tiralíneas de alta gama más orientado ya al ámbito profesional.

Por ejemplo, su cordel se extiende hasta los 50 metros y su resistente carcasa viene provista de una también sólida manivela y un cómodo agarre superior.

Hasta el material del cordel cambia sobre los más habituales (algodón y poliéster) para optar por el resistente nylon.

Muy resistente

Retornamos a un segmento más doméstico con esta alternativa también de 30 metros de cordel y unas dimensiones de 12,2 x 10,2 x 6,1 cm.

Rebajas

Su carcasa opta por el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), un plástico muy resistente al impacto y muy versátil de uso.

Diseño muy ergonómico para adaptarse a la mano, gancho seguro en el extremo y un precio medio-alto para este segmento de herramienta.

Pack económico

Hemos reservado para el final este económico pack que puede ser muy útil en casa. Consta del tiralíneas con cordel de 30 metros, un bote de polvo trazador de algo más de 120 gramos y un mini nivel.

El tiralíneas, como es lógico por su precio, es muy sencillo con un tapón a rosca en el orificio habilitado para echar el azulete.

Plástico no tan resistente como otras opciones superiores, pero correcto para uso esporádico y unas medidas de 26 x 16 x 5,2 cm.

¿Qué es el azulete?

Es un polvo de color añil estándar en este tipo de herramientas inconfundible por su colorante de un tono índigo (punto medio entre azul y violeta). Este tinte impregna la cuerda y esta, a su vez, deja una visible y recta guía.

Es un pigmento que se extrae del cobalto que ya se usaba en el antiguo Egipto o en la India en el año 2000 a.C.

En la actualidad cuenta con muchos usos industriales y se fabrica de manera sintética y no mineral. Tienen mayor capacidad de impregnación y de marcado, son más visibles y no se diluyen en el agua.

Su fórmula química les hace además resistentes a la luz solar y a la alcalinidad del cemento. Se borra bien y se puede usar tanto en exterior como en interior.

Por partes

Pese a ser una herramienta sencilla podemos distinguir varios componentes:

  • Carcasa: Parte exterior fabricada generalmente en plástico de alta resistencia. Una de las formas más habituales es la ovalada.
  • Cuerda: El cordel es, sin duda, la parte nuclear de este utensilio. Como material se suele recurrir al algodón y poliéster.
  • Recipiente: La parte del tiralíneas reservada para echar el azulete que dejará la marca en la superficie con el cordel impregnado de este tinte.
  • Punta: Extremo que tiene como función ser enganchado en algún punto parque se quede sujeta la cuerda. Suele ser un aro metálico.
  • Extras: Algunos modelos incluyen niveles para la cuerda, manivelas para enrollarla con facilidad o un clip para fijar al cinturón la herramienta.

¿Qué medida abarcan?

Depende de su uso. En la gama de los más extendidos la horquilla puede estar entre los 30-40 metros con mayor presencia de la primera medida.

En el ámbito profesional se puede incrementar de manera notable con modelos que cubren 50 y más metros para obras muy determinadas.

Última actualización el 2024-02-29 at 04:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados