Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los botelleros más elegantes para almacenar el vino en óptimas condiciones

Los botelleros más elegantes para almacenar el vino en óptimas condiciones
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 4,20 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los amantes del vino tienen en el botellero un aliado más que útil no solo para la mejor conservación de los caldos, sino también por el plus estético que pueden aportar en el entorno decorativo. Por falta de opciones no será.

De los aquí seleccionados hemos situado en cabeza uno de Unho por un más que atractivo diseño, estabilidad, buena capacidad y un material elegante y de calidad. No es barato, pero, además de su utilidad, lucirá mucho.

Consejos para conservar el vino

Se dice que el vino mejora con los años, pero precisa que se le trate de manera adecuada para que así sea. Aportamos algunas recomendaciones previas:

  • Temperatura adecuada: Lo ideal es que esté a una temperatura constante de entre 12º y 16º. Para ello, hay otro accesorio de alta utilidad como es el climatizador.
  • Humedad ambiental: Elegir un lugar fresco. Como referencia, la humedad relativa debe estar entre el 70-80% para que el corcho no se seque o humedezca. Si se seca tiende a encogerse y podría entrar aire en la botella. Si se humedece se corre el riesgo de la aparición de mohos y hongos que lo pueden estropear.
  • Evitar la luz directa: Importante que el sitio elegido para colocarlo sea oscuro.
  • Alejarlo de olores fuertes: Para evitar que el sabor y los aromas se vean alterados por agentes externos, es recomendable mantenerlos alejados de fuentes que generen fuertes olores.
  • Posición: En este apartado cobran protagonismo los botelleros que nos ocupan ya que la posición horizontal es la más adecuada (no para los espumosos) para que el vino y el corcho estén en contacto permanente. Así, el corcho no se secará. También se evita con este accesorio que las botellas sufran movimientos o agitaciones bruscas.

Qué ventajas tienen los botelleros

  • Es un eficaz elemento de organización
  • Mantienen el vino en la posición más adecuada
  • Gran variedad de tamaños
  • Amplio catálogo de diseños
  • Amplia horquilla de precios
  • Puede ser además un elemento decorativo

Los mejores botelleros para almacenar el vino

Moderno y elegante

Destaca por su relación calidad-precio y, sobre todo, su atractivo diseño y otras cualidades hagan que merezca la pena si se quiere presumir de botellero.

En detalle, está fabricado con madera de bambú con un excelente pulido combinado con soportes metálicos cromados para separar los cuatro estantes en forma de onda donde se colocan las botellas.

No solo es estética ya que hay sitio hasta para 14 botellas. Las medidas concretas son 42 x 25 x 16 cm. Requiere un sencillo montaje.

Clásico de madera

También de madera, pero dentro de los cánones más clásicos en esta gama. Un botellero que apuesta por la utilidad sin que sea incompatible con una estética más rústica.

En concreto, está fabricado en madera de nogal aceitado con un tamaño de 28 cm de alto, 42,5 cm de ancho y 21 cm de fondo. Pesa un kilo aproximadamente.

Tiene capacidad para doce botellas repartidas en tres estantes con cuatro huecos en cada uno de ellos. El montaje es muy sencillo y el precio, en función del material, se puede considerar ajustado.

Transparente y versátil

Apilable, tan minimalista que apenas se aprecia, económico y muy versátil. Estas serían las características principales de esta opción.

Su fabricación en plástico transparente posibilita que, además de servir para colocar botellas de vino, se pueda meter en el frigorífico con bebidas refrescantes.

Por número de botellas entrarían seis. Por dimensiones se puede acoplar fácilmente a un hueco no demasiado espacioso.

En concreto, está en 29,4 x 20,3 x 10,2 cm. Fácil de lavar con agua y jabón suave, aunque no conviene meterlo en el lavavajillas.

Opción giratoria

Más que un botellero, un mueble-bar por medidas y peso. En concreto, 54 x 54 x 56 cm y algo más de 13 kilos de peso.

Espacio para colocar hasta 17 botellas, la gran mayoría (13) de manera horizontal, como se recomienda para el vino, y las otras cuatro en vertical metidas en los huecos habilitados para ello.

Además, en el tablero superior hay espacio suficiente para depositar un par de copas y en la parte inferior lleva unos enganches para colgar tres vacías.

Fabricado en DM (tablero de densidad media) y con un precio ajustado para esta opción mucho más completa.

Con anclajes para la pared

Una alternativa muy práctica para cerrar con este botellero de acero que lleva anclajes para colocarlo si se quiere en la pared.

Tiene capacidad para cinco botellas y unas dimensiones de 40 x 20 x 10 cm. En concreto opta por el acero al carbono revestido de pintura de resistencia extrema.

Es apto para botellas de hasta 81 mm de diámetro. Incluye los accesorios de montaje y tiene un precio razonable dentro de la gama básica.

Qué tipos de botelleros hay

Como hemos señalado, la variedad es una de las características de este complemento:

  • Vertical: Suele ser de madera y es el más extendido. Se configura como un mueble con muescas en sus baldas para que reposen de manera horizontal las botellas. Muy amplio catálogo.
  • Apilable: La versión generalmente más económica. Se conforman a través de módulos que se acoplan en función de las necesidades por el número de botellas. Muy versátiles, se ponen en cualquier hueco y, como hemos señalado, suponen un módico desembolso.
  • De pared: Sueñen ser decorativos, pero de capacidad limitada.
  • Artísticos: Más decorativos todavía con la desventaja que la importancia se le da a la estética y la capacidad suele ser mínima, muchas veces de una sola botella. Ideal para regalar a amantes del vino para que coloquen su botella preferida.
  • Climatizadores: Entran de manera tangencial en esta clasificación ya que, si bien sirven para guardar botellas, su objetivo principal es el mantenimiento de la temperatura mediante dispositivos electrónicos.

Qué tener en cuenta antes de comprar un botellero

  • Ubicación: Como ya hemos destacado, el lugar ideal de colocación del botellero ha de ser oscuro, fresco y ventilado. Un trastero o despensa, si cuenta con buena ventilación, resulta un sitio idóneo.
  • Estabilidad: Sinónimo de consistencia. Un requisito importante cuando se trata de colocar botellas de cristal llenas de líquido.
  • Material: Un apartado vinculado directamente con el anterior. Los usados principalmente son madera (bambú, MDF…), metal y plástico, siendo este último el menos estable frente a los otros dos.
  • Capacidad: Los hay de capacidades muy diversas y, por tanto, la elección dependerá de la cantidad de botellas que se suela tener en casa y del espacio del que se disponga para colocar el botellero.
  • Posición: Como también hemos apuntado, si se busca un botellero para vinos tintos y blancos con corcho hay que buscar uno para que las botellas queden en horizontal. Si se trata de espumosos o licores, un vertical servirá a la perfección.

Última actualización el 2024-04-19 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados