Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores caballetes para hacer arreglos o estabilizar la moto

Los mejores caballetes para hacer arreglos o estabilizar la moto
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Germán Temprano

En el mundo motero, por lo general, sus fieles suelen ser gente entendida en lo que es su afición. Como es obvio, hay diferentes grados de intensidad, pero, en todo caso, es un vehículo que precisa como mínimo un equipo básico.

Hay quienes van más allá y suman accesorios que pueden ser muy útiles si la frecuencia de uso es grande y los conocimientos también.

En este contexto podemos enmarcar los caballetes. Entre los elegidos en esta comparativa hemos situado a la cabeza un modelo de la marca RZ Tools por su alta compatibilidad con distintos modelos de moto y su económico precio.

Este dispositivo resulta muy práctico tanto para hacer una buena limpieza de la montura, el mantenimiento del vehículo o el cambio de alguna pieza si se tiene base para ello o, simplemente, para aparcar la moto de una manera estable.

Qué es

Una estructura metálica que, a través de distintos diseños y especificidades, tiene como objetivo común estabilizar la motocicleta para facilitar algunas tareas ya mencionadas. Por supuesto, resulta imprescindible en el mundo del motociclismo de competición.

Qué ventajas tiene

  • Seguridad: Una de sus ventajas más notables que viene derivada de sus resistentes materiales de fabricación.
  • Versatilidad: Ya hemos mencionado que son muy adecuados para distintas tareas (limpieza, sustitución de piezas, mantenimiento, aparcamiento…)
  • Desplazamiento: En la inmensa mayoría de los modelos viene con ruedas para favorecer el desplazamiento y ayudar mucho en el levantamiento de la moto.
  • Compatibilidad: Suele ser muy elevada con el modelo de motocicletas que admite sobre su estructura, aunque también hay un amplio catálogo para marcas y modelos específicos.

Cómo usarlo

Se trata de un dispositivo muy fácil de usar y más en usuarios que suelen estar muy al tanto de las novedades y posibilidades de su afición. En todo caso, señalamos algunas indicaciones generales:

  • Colocarlo frente a la moto y no de manera lateral
  • Comprobar que está en punto muerto
  • Desplegar la pata cabra para mover la moto sin que se caiga de lado
  • Pararse recto en un lateral, coger con la mano izquierda la maneta y poner la otra en la parte trasera. Dejar caer el peso de la moto en el caballete al tiempo que se tira hacia atrás.

Qué tipos hay

Para motos con diábolos: Antes, digamos que los diábolos son pequeños cilindros que se fijan en los ejes de la rueda, uno en cada lado (cuatro en total).

Para hacerse una idea se trata de una especie de reposapiés de bici, pero ideados para soportar la moto en el caballete.

Los tamaños de los diábolos normalmente son estándares y, por tanto, los caballetes de este tipo se fabrican del mismo tamaño. Todos se adaptarán a la moto con diábolos de determinada circunferencia.

Con basculante: El basculante es la parte metálica de atrás en la que va fijada la rueda. Los ideados para estos modelos de moto son muy prácticos ya que sirven para monturas con o sin diábolos.

Como pequeño inconveniente, subsanable con la práctica, resulta algo más complicado de manejar.

Delantero con horquilla: Muy orientado al mantenimiento o cambio de piezas. Por ejemplo, será muy útil para cambiar la rueda o las pastillas. Son muy adaptables a cualquier tipo de moto.

Delantero tija: La tija es la pieza o piezas que se encargan de abrazar la horquilla para unirla al chasis y permitir el giro de la dirección.

Estos caballetes suben la moto desde la tija y son también muy buenos para cambiar piezas. Algo más complicado de usar hasta que se le coja el truco.

Es el ideal para manitas de su propia moto que se hagan ellos mismos el mantenimiento y algunos arreglos.

Trasero para diábolos: El mejor para estabilizar la moto. Si no se usa mucho es casi imprescindible tenerla subida en el garaje.

Para ello, los diábolos deberán ir en el basculante ya que, de este modo, se podrá subir y bajar la moto con muy poco esfuerzo.

De motocross: Específico para esta disciplina. Los hay básicos o con amortiguador que resultan más aconsejables para evitar movimientos bruscos al subirla o bajarla.

Qué tener en cuenta

Solidez: Como es obvio dada su función, la resistencia y solidez de los materiales es imprescindible.

Versatilidad: Suele ser una cualidad también muy extendida en estos dispositivos. Hay muchos que se consideran universales ya que valen para casi todo tipo de motos. Para evitar sorpresas, no sobra saber el ancho de la moto y asegurarse de que nos va a servir.

Resistencia: Lo que sí hay que tener muy en cuenta es el peso de la montura porque en este aspecto sí que hay muchas más variaciones de modelos en función de los kilos que soportan.

Portabilidad: Normalmente, pese a que no son ligeros, sí que son fáciles de transportar porque suelen incorporar ruedas para ello.

Horquillas: Algunas opciones tienen tanto las horquillas en ‘ele’ como en ‘u’. Si se sale de estas características, asegurarse que será válido para la moto.

Muy compatible y económico: RZ Tools

Aunque pueda parecer lo contrario por su aspecto, es un dispositivo muy robusto que aguanta bien modelos de peso considerable (por ejemplo, estabilidad garantizada por encima de los 200 kilos).

Se trata de un caballete para basculante y, por tanto, no son necesarios diábolos. Para adaptarse a los distintos basculantes, y tener así un carácter altamente compatible con cualquier montura, los soportes laterales se giran para buscar el ajuste.

En relación calidad-precio es difícilmente batible ya que resulta bastante económico para sus materiales de calidad y su compatibilidad.

Entre las funciones para las que resulta muy práctico podemos señalar limpiar a conciencia la moto, engrasar la cadena o, simplemente, dejarla estabilizada sobre el caballete.

La simplicidad de su diseño redunda en una gran facilidad de manejo dentro de las limitaciones que marca la envergadura y peso de estos vehículos.

Su estructura central fabricada en una sola pieza está sobre los nueve kilos de peso con unas pequeñas ruedas incorporadas para facilitar su transporte.

Estable y seguro: Kyoto LEV111

Otra alternativa a buen precio de caballete trasero con acople para diábolos. Resistente y muy sencillo de montar. Además, se adapta a la mayoría de las motocicletas.

La excepción sería las monturas con basculante mono brazo, pero para el resto de modelos, tanto de carretera como de trail, es una óptima elección. Como es norma general, hay que consultar el máximo de peso soportado.

Da una buena estabilidad a la montura para que se pueda limpiar o trabajar en ella con garantías de seguridad.

Además de estabilidad, una vez se monte sobre el caballete, resulta muy sencillo y cómodo levantar la rueda y trabajar sobre ella.

Como pequeña objeción, si no se ha manejado nunca un caballete viene de serie sin instrucciones y habrá que fiarse por la intuición o, la vía más rápida, buscar en la red un tutorial.

Específico para motocross: Wangkangyi

Una excelente alternativa a precio muy asequible para monturas de motocross. Muy ligero de peso ya que este tipo de monturas también pesan bastante menos en comparación con carretera o trail.

Más complejo de diseño para garantizar una total estabilidad hasta los 150 kilos de peso con una altura del soporte algo superior a los 33 cm.

Sin embargo, el manejo es sumamente sencillo a través de una manivela. La moto se ubica en el soporte sobre la base inferior del motor.

Este tipo de caballete tan específico suele ser usado con más frecuencia en competiciones de esta disciplina.

Ideal para reparaciones: Will Tec

Otra opción especializada, pero en este caso no en una disciplina de moto sino en una tarea como es la de mecánica.

Caballete orientado al cambio de piezas o arreglos de averías ya diseñado al estilo de los que se tienen en los talleres. En versión más básica y a un precio asequible.

Su sistema hidráulico resulta correcto para subir la moto sin esfuerzo. Hay que recordar en este punto de nuevo el control de peso de la montura, aunque, según el fabricante, el margen es amplísimo (hasta 680 kilos).

Básico pero eficaz: Cruizer CAV-2141

Cerramos la selección con un modelo que por precio económico difícilmente tendrá rival. Para motos medias es una buena elección ya que cumple bien sus cometidos.

Muy sencillo de configuración, también de manejo, muy ligero de peso y con barras de refuerzo en los laterales.

Incorpora dos juegos de ruedas dobles con el fin de facilitar el levantamiento de la montura. Hasta 300 kilos de peso soportado, según fabricante.

Última actualización el 2021-09-24 at 08:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados