Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores cámaras de fototrampeo

camara caza
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 4,00 de 5)
Cargando...

¿Nunca te has preguntado qué animales husmean por la noche en tu jardín o quiénes son los responsables del desastre en tu huerta? Si te pica la curiosidad y eres aficionado a la naturaleza o a la caza, las cámaras de fototrampeo son tu mejor aliada. Aunque también se han convertido en un dispositivo esencial para los científicos y otros profesionales que se dedican a la conservación del medioambiente.

Entre todos los modelos del mercado, los usuarios y los expertos se decantan por la Victure HC 300. Se trata de un dispositivo que, por su calidad/precio, obtiene estupendas prestaciones. Entre otras características, puede detectar a un animal a una distancia de casi 20 metros y dispara fotos con una altísima calidad de hasta 20 MP, además de realizar vídeos Full HD en 1080p. Es muy intuitiva en su configuración y esta es una de las mayores ventajas para quienes se adentran en el mundillo del fototrampeo.

¿Qué son y cómo funcionan?

Las cámaras de fototrampeo, también conocidas como cámaras de caza, son dispositivos que se ocultan en lugares estratégicos para captar animales tanto de día como de noche. Se activan mediante un sensor con el movimiento.

Asimismo, soportan condiciones meteorológicas adversas y tienen una autonomía de varios meses. Aunque esto dependerá de las funciones programadas.

¿Para qué sirven?

Estas cámaras sirven para fotografiar y grabar en vídeo a animales en la naturaleza. En su día fueron pensadas para la actividad cinegética y hoy son una herramienta muy útil para la ciencia y la investigación. Aunque también es cierto que se han popularizado entre quienes disponen de un jardín, una granja o un pequeño huerto y quieren descubrir qué animales merodean por sus terrenos.

Tipos de cámaras de fototrampeo

Se podría decir que estos dispositivos se dividen en dos grandes grupos: aquellos que utilizan sensores infrarrojos activos y los que usan sensores infrarrojos pasivos.

  • Sistema activo: la cámara se activa cuando un animal corta el haz de luz infrarroja que emite un transmisor.
  • Sistema pasivo (PIR): la cámara se activa con el movimiento y la temperatura. Son las que encontrarás en la siguiente comparativa, ya que son aparatos más avanzados para este tipo de actividades.

¿Dónde se colocan?

Los dispositivos se colocan en lugares estratégicos de paso de animales, como senderos, o en sitios frecuentes como abrevaderos, dormideras o madrigueras. En caso de poner el fototrampeo en el bosque, los expertos aconsejan estudiar primero la zona.

Las cámaras se atan  a un árbol mediante correas a una altura de entre 30 y 50 cm del suelo, así como a una distancia mínima de dos metros de la zona que se quiera vigilar. Esto te permitirá una mayor amplitud de campo y evitará fotos de primerísimos planos de animales que impidan su identificación. Asimismo, se recomienda que sea una zona despejada.

Estas son las premisas para fotografiar mamíferos, pero también hay quien busca retratar aves. Colócala cerca de los comederos —suelen ser un buen reclamo y una estupenda idea para tu jardín o tu balcón— y a una distancia menor.

Lo ideal es hacer una primera prueba para comprobar que todo funciona correctamente. Es decir, que la cámara detecta el movimiento y realiza el encuadre que se pretende.

A tener en cuenta

  • Autonomía. Todas las cámaras funcionan con pilas, normalmente AA. La duración de la batería dependerá del número de fotos o la duración de los vídeos que configures en tu display. En todo caso, los expertos recomiendan que compres pilas alcalinas para asegurar que la cámara funciona a lo largo de varias semanas.
  • Resolución. La nitidez de nuestras imágenes dependerá de ella. Hoy las cámaras incorporan una alta resolución que evitará las fotos y vídeos granulados. Para que te hagas una idea, hay dispositivos con resoluciones fotográficas de 20 MP y que graban hasta en 4K.
  • Leds de iluminación. La mayoría de los animales tienen su periodo de actividad durante la noche. De hecho, es a última hora de la tarde y a primerísima hora cuando se hacen las esperas de avistamiento de animales. Por este motivo, para fotografiar fauna salvaje se necesitan leds de iluminación. Existen leds invisibles y que, por tanto, son indetectables por los animales; leds visibles, que pueden ser detectados pero que aportan una mejor nitidez a la imagen; y leds incandescentes, que emiten una luz blanca al igual que un flash y que sirven para captar imágenes a color muy útiles para diferenciar algunas especies.
  • Sensibilidad. Cuanto antes capte el movimiento y mayor sea la velocidad, mejor resultados obtendrás. Es importante para que la cámara no realice fotos en movimiento o distorsionadas.
  • Protección IP. El International Protection es el valor de protección de nuestro dispositivo y consta de dos dígitos: el primero hace referencia a la protección contra el polvo y otros materiales; y el segundo, indica la protección contra el agua. Como se ha mencionado en esta introducción, estos aparatos están pensados para soportar las inclemencias meteorológicas, por lo que el IP suele tener una alta numeración. Con un IP66 estándar, la cámara soportará la lluvia y el barro.

Pese a que pueda pensarse que se trata de un artículo caro por sus características técnicas, no lo es. Las cámaras que se describen a continuación tienen un rango de precio de entre 30 y 80 euros.

La favorita: Victure HC 300

La cámara de vigilancia de Victure HC 300 obtiene buenísimas valoraciones por parte de los usuarios por sus fantásticas prestaciones. Con un sensor infrarrojo pasivo, detecta el movimiento hasta los 18 metros de distancia y realiza fotos de gran calidad de 20 MP, además de grabar vídeos Full HD en 1080p. Los expertos destacan su calidad en situaciones adversas, como poca visibilidad.

Con una velocidad de 0,3 segundos y un gran angular, los usuarios destacan su fácil configuración. Un teclado luminiscente facilita la programación durante la noche. Para que te hagas una idea, se pueden programar desde 1 a 3 fotos y vídeos desde pocos segundos a minutos.

Para el almacenaje soporta una tarjeta de micro SD de hasta 32GB que no viene incluida.

Sin duda, es una magnífica opción para quienes quieran introducirse en el mundo del fototrampeo. Robusta, impermeable (IP66) e intuitiva, los usuarios que la han probado están encantados con sus resultados.¡

La alternativa: Apeman H55

Apeman es una empresa novel pero que tiene una misión clara: crear productos que nos permitan registrar las aventuras más increíbles de nuestra vida y compartirlas.

Aunque su andadura es corta, se ha convertido en una de las marcas referentes en cuanto a cámaras de acción y de seguimiento. Su éxito se debe a la combinación de un precio excelente junto con las mejores y más nuevas tecnologías.

La cámara de fototrampeo H55 es uno de sus artículos estrella. Destaca su diseño compacto y sólido antirrotura, con una carcasa de camuflaje que se mimetiza con el entorno y controles fáciles de manejar. Otro aspecto importante en cuanto a la construcción y protección del aparato es su diseño con protección IP66 que aseguran un rendimiento superior resistente al agua y al polvo.

Con este aparato conseguirás increíbles instantáneas de 20 MP y grabaciones diurnas y nocturnas de 1080 P, al igual que la favorita.

Se trata de un modelo que se activa por sensor de movimiento y cuya velocidad de disparo cuenta con un tiempo de activación de entre 0.3 y 0.6 segundos. Asimismo, cuenta con un rango de hasta 19 metros de distancia, muy parecido a la Victure HC 400.

El flash nocturno sin brillo no asustará a los visitantes que rondan cerca. Por la mañana podrás disfrutar de impresionantes fotos y vídeos de alta calidad.

En cuanto a la capacidad de almacenaje, APEMAN recomienda el uso de la tarjeta SD Sandisk Ultra de 32 GB/80 MB y baterías AA de 1,5 V, no incluidas con la cámara.

Una cámara profesional: Coolife H953

Si buscas una cámara profesional y a un precio realmente competitivo (en el mercado existen otros aparatos cuyo precio se dispara), este modelo de Coolife tiene las mejores prestaciones del mercado.

Para empezar, capta fotos de 20 MP y vídeos de 2,7K. A diferencia de las dos anteriores, la captación del sonido también es inmejorable, teniendo en cuenta que graba en ambientes adversos.

Asimismo, la distancia de activación de 35 metros supera a sus competidoras y su sensor PIR se activa en 0,1 segundos. No tiene rival en este aspecto.

Pero, sin duda, lo que subrayan los expertos, son las múltiples funciones de las que dispone. Evidentemente, se programan las ráfagas de fotos —con la diferencia de que puede realizar hasta 10— y el tiempo de grabación del vídeo, pero además muestra varios indicadores como la fecha, la hora o la temperatura.

Por último, incluye una tarjeta micro SD de 32 GB, aunque admite tarjetas de hasta 512GB.

 La más compacta:  Mini cámara SUNTEKCAM HC-301

Quienes buscan un aparato compacto, ligero y que quepa en cualquier bolso o mochila quedarán encandilados con la mini cámara HC-301 de SUNTEKCAM.

Desde su aparición en 2009 es otra de las marcas líder en fotografía de fauna salvaje y, en concreto, la HC-301, ha sido utilizada por miles de personas tanto en sus salidas al campo como en sus hogares.

Ofrece imágenes de 12 MP y vídeos Full HD de 1080P de gran calidad. Asimismo, cuenta con una magnífica velocidad de disparo ultrarrápida de tan solo 0,3 segundos y función de visión nocturna avanzada mediante iluminación infrarroja de 850 mm que capta increíbles imágenes prescindiendo del rayo luminoso que asusta a los animales.

Con la función timelapse la cámara puede configurarse para grabar de manera automática, aunque el sensor no detecte ningún movimiento.

Además, las inclemencias del tiempo no serán un problema ya que cuenta con una protección de resistencia al agua y al polvo IP65.

Solo es necesario incorporar cuatro pilas recargables, ya que la tarjeta SD de 8 GB se incluye con la compra del artículo, así como una correa de fijación, un soporte y un cable USB.

La única pega que han puesto algunos usuarios que la han adquirido es que las instrucciones vienen íntegramente en inglés.

El mejor precio: Neewer

La marca Neewer oferta una cámara de fototrampeo versátil, económica y de la mejor calidad. Estas son las características principales que definen al quinto modelo de esta comparativa.

Este modelo ofrece una imagen nítida de 16 MP para las fotografías (menor que otras cámaras, pero con la suficiente calidad) y realiza grabaciones en alta definición HD 1080P para los vídeos.

La velocidad del disparador tampoco está nada mal, con un intervalo de 0,4 segundos, y un alcance de hasta 20 metros de distancia.

La visión nocturna también es más que óptima gracias a las 40 bombillas LED IR No Glow (sin brillo) de 940 milímetros, que le otorgan el mismo rango de visibilidad que durante el día (20 metros), sin molestar ni interferir en la vida nocturna de los animales.

Su diseño es impermeable y estanco a prueba de polvo IP66, lo que hace que su uso pueda extenderse a cualquier lugar sin importar la meteorología.

Otro aspecto que en un principio puede resultar engorroso es su funcionamiento con 8 baterías AA. Pero hay que verlo más bien como una ventaja ya que pueden ofrecer hasta 6 meses de autonomía en modo espera.

Última actualización el 2020-10-21 at 12:41 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados