Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores dispensadores de agua para la oficina y el hogar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos: 4,83 de 5)
Cargando...

Los habrás visto en muchas oficinas y gimnasios. Pero también en algunos hogares donde el agua del grifo no tiene la suficiente calidad o en caravanas. Son los dispensadores, unos tanques que proporcionan agua, bien sea fría o a temperatura ambiente dependiendo de los modelos.

En la siguiente comparativa nos hemos centrado en los tradicionales y compactos. Es decir, en aquellos dispensadores que no van conectados a una toma de agua. De todos los modelos existentes el que mejores valoraciones obtiene es el modelo de Jocca, un aparato eléctrico con un tanque de siete litros adaptable a diferentes estancias como oficinas, salas de descanso o cocinas.

Tipos de dispensadores

Los dispensadores que se describen a continuación se pueden dividir en dos grandes grupos: los manuales y los eléctricos.

Los primeros resultan más sencillos porque no disponen de la opción de enfriar el agua. Algunos de ellos son simples válvulas que se acoplan al cuello de una botella o un bidón.

Los segundos son más complejos, empezando porque van enchufados a la red eléctrica para poder enfriar el líquido. También hay modelos que se cargan a través de un puerto USB y proporcionan el agua mediante un sistema de bombeo que se acciona pulsando un botón. Estos últimos son ideales para utilizarlos de viaje o en lugares donde no se tiene acceso a un enchufe.

Capacidad

El volumen depende también del tipo de dispensador. Normalmente, los aparatos manuales de mesa suelen tener entre 7 y 8 litros de capacidad. Para una familia es más que suficiente para el consumo diario. Los mecanismos que se acoplan al cuello, suelen servir para garrafas de 5 litros.

En la siguiente comparativa también se ha incluido una botella específica para el frigorífico, fabricada en material transparente PETG, que tiene una capacidad de 5,5 litros. Aunque hay dispensadores similares con menor capacidad y son una buena opción para neveras de menor tamaño.

Ventajas

La principal ventaja de comprar un dispensador es el ahorro que se produce a nivel económico. Empezando porque adquirir unas garrafas de agua resulta más barato que comprar recipientes de menor volumen. Y, asimismo, se reduce el consumo de plástico, en un momento en el que existe una conciencia global de optar por alternativas.

A nivel particular, también son la mejor opción cuando la calidad del agua no es la deseada, como por ejemplo en las zonas costeras, o cuando, por diversas circunstancias, no se tiene acceso a agua potable.

A tener en cuenta

Antes de lanzarse a la compra de un dispensador de agua, ten en cuenta algunos parámetros como:

  • El tamaño. El dispensador se tendrá que acomodar a tus necesidades y al espacio del que dispongas. Los de esta comparativa se han escogido para estancias como oficinas y hogares. Se han dejado de lado los dispensadores de pie que se encuentran en lugares como fábricas.
  • El diseño. Ya se ha apuntado con anterioridad que en el mercado existen numerosísimos tipos de modelos. Los que se ven en estancias amplias, normalmente, son aquellos dispensadores de pie que disponen de un tanque independiente y que sirven el agua fría o caliente. Sin embargo, hay alternativas como los modelos de mesa o aquellos que se acoplan a una garrafa o a una botella.
  • El mantenimiento. El cuidado es quizás la parte más compleja cuando se dispone de un dispensador de mesa que va conectado a la corriente eléctrica. Los tanques y las máquinas necesitan de un mantenimiento adecuado para que los dispositivos sigan funcionando correctamente. Sigue las instrucciones del fabricante, ya que algunas marcas disponen de productos específicos que se vierten en los dispositivos para limpiar los conductos de entrada y salida del agua.

Precio

Los aparatos más complejos alcanzan los 60 euros, pero recuerda que son una alternativa al agua embotellada. Los más sencillos, como los dispensadores manuales que se acoplan a las garrafas, no alcanzan los 10 euros.

El favorito: Jocca

El primer lugar de esta comparativa lo ocupa el modelo eléctrico de Jocca, que proporciona a través de dos grifos independientes agua fría —entre 8 y 10º— y agua a temperatura ambiente. Es un dispensador ideal para lugares como salas de descanso, oficinas o cocinas por un doble motivo: su tanque de 7 litros y su diseño compacto, de 24,5 x 23 x 34 cm.

Para enfriar el agua hay que conectar el aparato a la corriente eléctrica. Con una potencia de 65 vatios, se enfriará en pocos minutos. Un piloto indicará que hay agua fría en el depósito.

A veces, uno de los mayores inconvenientes en este tipo de aparatos (sucede, por ejemplo, con algunos dispensadores de café de los hoteles) es el goteo de los grifos. Sin embargo, Jocca ha incorporado una bandeja donde se deposita las gotas que no han caído en el recipiente.

Quizás los usuarios le ponen un pero: el agua, recién estrenado el aparato, sabe al plástico del depósito, aunque con el tiempo este gusto acaba mitigándose.

El subcampeón: BRITA Flow

El subcampeón, el dispensador de BRITA Flow, aglutina miles de comentarios positivos por parte de los consumidores. Ocupa el segundo lugar porque solo puede servir agua del tiempo o que se ha enfriado previamente. De hecho, ha sido diseñado para que pueda colocarse en un frigorífico.

Sin embargo, por su tamaño y capacidad de hasta 8,2 litros, “resulta ideal para familias y oficinas” y es una alternativa al agua embotellada. Es muy fácil de manejar gracias a una tapa de llenado y un dispositivo electrónico que avisa cuándo es el momento de cambiar al filtro.

Porque, a diferencia de otros modelos, incorpora el filtrado MAXTRA que reducen la acumulación de cal, el cloro y metales como el plomo y el cobre. Es su gran baza.

El mejor dispensador eléctrico para garrafas: DLOPK

Entre todos los dispensadores eléctricos para garrafas el modelo de DLOPK obtiene cientos de valoraciones positivas y es, en comparación con otros dispositivos similares, más barato.

Se trata de una máquina de bombeo —fabricada en plástico ABS y acero inoxidable— que, acoplada a la cabeza o cuello de la botella de agua, se acciona mediante un botón en la parte superior. Dispone de un grifo con forma de cuello de cisne muy práctico para poder servir el agua de manera cómoda y sin desperdiciar ni una gota.

Se carga en tres o cuatro horas mediante un cable USB y con su batería de 1.200 mAh puede bombear hasta entre cuatro y seis botellas. Resulta muy práctico para llevarlo a un camping o para colocar en lugares donde la calidad del agua no sea muy buena.

¿La única pega? Pues que no dispone de un enfriador de agua.

El dispensador manual al mejor precio: EDM Product

EDM Product es una empresa que, desde 1995, se dedica a «la importación, exportación y distribución de productos para su hogar o empresa» bajo la filosofía de «conseguir el mejor producto al mejor precio». Y, viendo la cantidad de comentarios positivos, su dispensador de agua manual se ha convertido en un producto estrella.

Sus grandes ventajas frente a sus competidores son su ligereza (apenas alcanza los 200 gramos) y su calidad. Fabricado con polipropileno, se adapta a garrafas de 5 y 8 litros que son las que, por lo general, se compran para casa.

En este caso, una vez se enrosca el dispensador a la boca de la garrafa, basta con apretar dos o tres veces la bomba de presión para llenar un vaso. Los clientes valoran en especial que incorpora un cepillo limpiador para el tubo de la bomba y un tapón para bloquear el grifo.

Sin duda es la opción más económica y manejable cuando se utilizan garrafas de agua.

Dispensador para neveras: Bar Amigos

Es la mejor alternativa a la jarra de agua. Diseñado para acoplarse al frigorífico y colocarlo en un lateral, este dispensador de Bar Amigos es una fantástica alternativa para disponer siempre de agua fría. También es una buena opción para otras estancias, aunque no se distinga por su elegancia.

Con una capacidad para más de cinco litros y unas medidas 34,5 x 22 x 12,5 cm se trata de un depósito con una práctica asa y un grifo para servir el agua. El dispensador se rellena a través de un tapón a rosca.

El proveedor aconseja desenroscar o quitar la tapa, para que el aire ayude a que el agua fluya y salga de manera homogénea.

La única desventaja es que este tipo de grifos suele derramar algunas gotas y, por tanto, tendrás que echar mano de una bayeta de gamuza cada vez que se utilice.

Última actualización el 2020-11-25 at 19:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados