Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores dispensadores para servir bebidas frías o calientes con comodidad

Los mejores dispensadores para servir bebidas frías o calientes con comodidad
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Tener bebida a mano y servirla de la manera más cómoda es un objetivo sencillo de alcanzar gracias a los dispensadores de bebidas.

Más allá de los específicos para el agua, muy presentes en oficinas y en menor medida en el ámbito doméstico (ya tratados en compramejor.es), hay distintas y originales alternativas para otro tipo de usos.

Qué es y para qué sirve

Un dispensador es una máquina o dispositivo orientado a facilitar el modo de servir las distintas bebidas. Principalmente, agua, zumos, leche o café.

También, en la mayoría de los casos, ayudan a que estén a la temperatura adecuada según el tipo de bebida ya que se usan para líquidos calientes o fríos.

Qué ventajas tiene

Destacamos las siguientes:

  • Mayor comodidad
  • Ahorro de tiempo
  • Excelente opción para fiestas multitudinarias
  • Extras que permiten mantener la temperatura ideal
  • Variedad de capacidades
  • Diversidad de diseños

De qué material

Los más usados en esta gama serían:

  • Plástico: El más propio de los dispensadores de agua.
  • Vidrio: El más versátil de uso.
  • Metal: Orientado principalmente a bebidas calientes.

Qué tipos hay

Como ya hemos señalado, más allá del material de fabricación que los diferencia, la variedad es una de sus principales ventajas.

Entre las opciones aportamos las siguientes:

  • Para agua: Los más comunes son los que llevan encima el bidón con el agua y dos grifos para agua fría o caliente. Los hay manuales y eléctricos.
  • De sobremesa: En general de gran capacidad y de metal como material de fabricación. Polivalentes de uso ya que sirven tanto para bebidas frías como calientes y, por tanto, zumos, café o té. Muy fácil de usar y de limpiar y con diseño atractivo como plus.
  • Con ruedas: Los hay de pie con ruedas para trasladarlo de manera sencilla en eventos o fiestas. También suelen tener gran capacidad.
  • De latas: Una opción distinta y más doméstica ya que se trata de organizadores que toman como medida la altura de las latas y que sirven para colocar varias y extraerlas con la mayor comodidad.
  • Eléctricos: Los hemos destacado en el caso de los de agua, pero también los hay para otras bebidas con el fin de refrigerar o mantener el calor.
  • Con cilindros: Son los propios de aquellos dispensadores de bebidas frías que no son eléctricos. Así, suelen integrar cilindros metálicos en su interior, lugar donde se coloca el hielo para un óptimo enfriamiento. El cilindro de metal es un excelente conductor de temperatura y evita que las bebidas de diluyan por el hielo.
  • De discos: Otros dispensadores para bebidas utilizan discos sellados y rellenos en su interior con líquido o gel.

Al ser congelados e introducidos dentro del dispensador realizan un excelente intercambio de temperatura.

Muy atractivo: Navaris

Como ya hemos señalado en la introducción, en el modelo líder converge una serie de características a tener muy en cuenta para otorgarle esta posición de privilegio.

Es básico en prestaciones, ya que carece de sistema de calentado o refrigeración, pero resulta práctico, cómodo y, principalmente, muy decorativo por un precio, si no económico sí razonable para lo que ofrece.

Una parte importante de su atractivo reside en el llamativo soporte de forja en el que se inserta un recipiente de vidrio de cinco litros que también contribuye al plus estético al igual que el grifo. Una opción muy veraniega, ideal para tener agua fresca (a base de hielo, obviamente) ya sea sola o con aditamentos que también reforzarán su estética como rodajas de limón o pepino.

Como datos concretos, el soporte mide 34,5 x 21 x 18,5 cm, mientras que el recipiente mide 27 x 17 x 9,5 cm. La altura, una vez montado, es de 35 cm y el peso sobre los dos kilos.

Más que una olla: Stagecaptain

Pasamos a un modelo más sobrio y avanzado en prestaciones orientado a bebidas calientes y que tiene en su precio la principal desventaja.

No obstante, dentro de la media en esta gama de dispensadores que no solo son eso, sino que tienen otras funciones muy prácticas.

El termostato que incorpora permite mantener constante el calor de los líquidos que se viertan o los ingredientes ya que una de sus principales ventajas es que se puede usar perfectamente como olla.

El funcionamiento es muy sencillo porque basta ajustar la temperatura deseada en el botón de la izquierda. Si se quiere, cuando se alcanzan los grados programados se emite una señal acústica. El botón de la derecha es el de on/off y temporizador.

Como es propio de estos dispositivos está fabricado en acero inoxidable y tiene una capacidad de 27 litros con una potencia de 2000W. Mide 45,5 cm de ancho, 49 de alto y 43 cm de profundidad.

Ideal para regalo: Schnapskrake

Nada que ver con la opción anterior salvo la capacidad para servir bebida. Una alternativa mucho más básica y también desenfadada muy adecuada para hacer un regalo original por un precio bastante ajustado.

Sin duda, lo más llamativo es el diseño en forma de pulpo que, como es lógico por su número de patas, da para verter líquido a la vez en ocho vasos pequeños (que vienen incluidos de serie.

Es decir, pensado para tomarse unos chupitos entre familiares y/o amigos ya sea de manera convencional o mediante juegos propios de estas veladas. Como dato concreto, mide 15 x 15 x 16 cm.

Pequeño para frigo: Tumotsit

De nuevo en la gama más práctica nos ocupa en este caso un dispensador diseñado para meterlo en el frigorífico.

Esta especificidad obliga a cambiar la forma a horizontal y a tener una capacidad menor (algo más de cinco litros) y unas medidas más pequeñas como lo es también su precio respecto a otras alternativas.

Está fabricado en plástico resistente y su amplísimo rango de temperatura (-20ºa 120ºC) hace que sirva también para verter agua a alta temperatura en el hervidor sin riesgo de deformación.

Bonito y caro: Navaris

En el caso del dispensador que cierra la comparativa, el precio, lejos de ser pequeño como en el caso anterior, es su principal inconveniente.

A cambio, una más que óptima capacidad para el ámbito doméstico, con siete litros, y un bonito diseño que combina el vidrio del recipiente con la madera de la base y de la tapa superior.

Un grifo cromado complementa la atractiva estética de un dispensador que sirve igual para bebidas frías o calientes por la resistencia de su material.

Qué tener en cuenta

  • Facilidad y comodidad de uso
  • Resistente material (acero inoxidable y vidrio son dos óptimas opciones)
  • Alta durabilidad
  • Atractivo diseño

Última actualización el 2024-04-15 at 12:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados