Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores escurreplatos para aprovechar al máximo el espacio en la cocina

Los mejores escurreplatos para aprovechar al máximo el espacio en la cocina
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 4,50 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Fregar los cacharros es todo un clásico de las tareas domésticas incluso si se tiene lavavajillas ya que, a veces, si es poco el menaje no merece la pena usar la máquina y gastar energía. Para esta labor manual el escurreplatos es, sin duda, un accesorio más que útil y recurrente.

De los aquí elegidos hemos situado como líder uno de encimera de la marca Niffgaff por su doble altura y, en consecuencia, gran capacidad para alojar piezas de la vajilla, su consistencia de material y su buen precio.

Orígenes del escurreplatos

Un modelo bastante básico se data en 1930 en los Estados Unidos y se atribuye a Luise R. Kause, aunque se acercaba más a un armario para secar platos.

Los modelos actuales tienen su origen más documentado en Finlandia. Este accesorio fue creado por Maiju Gebhard en la década de los 40 en colaboración con la Asociación Finlandesa para la Eficiencia Laboral.

Qué es y para qué sirve

La función es tan obvia que basta referirse a su denominación. Un escurreplatos es un accesorio diseñado para almacenar y secar la vajilla después de lavarla.

Por lo general, está hecho de materiales resistentes al agua y tiene compartimentos separados para platos, vasos y cubiertos.

Su principal función objetivo es pues facilitar el secado de la vajilla y mantener ordenada la encimera de tu cocina.

Nuestra selección de escurreplatos

Dos alturas

Rebajas

De la gama de encimera, la más extendida, nos hemos decantado por uno de dos alturas que, en consecuencia, tiene entre sus principales características la alta capacidad para colocar piezas de la vajilla.

En síntesis, se trata de un accesorio 3 en 1 equipado con portavasos y un porta utensilios que se suma a la parte superior ocupada por el soporte para los platos, el principal de este producto.

En cuanto a los materiales opta por uno de los más comunes en su estructura como es el acero inoxidable y plástico resistente para la bandeja inferior que recoge el agua sobrante.

Como datos concretos, las medidas son de 23,5 cm de largo, 38,5 de ancho y 37 cm de alto con un peso de 1,35 kilos. Precio económico para la utilidad que reporta.

Opción extensible

Una alternativa muy práctica que, como desventaja sobre otras más básicas, tiene un precio más elevado, aunque siempre asequible como es propio de esta gama.

En concreto, con un sencillo sistema puede pasar de un ancho de 32,5 cm a 54,6 cm con el consiguiente aumento de espacio para alojar piezas ya fregadas.

Marco muy resistente (de acero inoxidable) y estable gracias a la incorporación de cinco pies antideslizantes de goma que, además, protegen de arañazos la encimera.

Otra de sus bazas más destacables es la rapidez de drenaje ya que en apenas medio minuto puede dejar libre la bandeja de agua mediante la boquilla giratoria que viene incorporada en la bandeja.

De este modo, el agua fluye de forma directa al fregadero y mantener así limpia y seca la encimera.

Plegable de madera

Rebajas

Pasamos a otro material distinto que, como ya se ha señalado en la introducción, cuenta con un plus estético además de su utilidad para colocar principalmente platos ya que su diseño plegable está pensado para estas piezas.

De todos modos, en la parte inferior se pueden colocar sin problema vasos y tazas. En concreto se opta por la madera de bambú.

Una de las desventajas es que no cuenta con bandeja inferior para recoger el agua y, por tanto, requiere este accesorio adicional para que no se moje la encimera.

Sus medidas son de 42 x 32 x 26 cm desplegado, resulta muy ligero y su precio es algo más elevado por el material sobre otros modelos básicos de plástico, por ejemplo.

Básico de plástico

Un escurreplatos también básico de diseño y más económico ya que está fabricado en plástico resistente.

Incorpora, además de las ranuras para sujetar los platos, dos huecos para guardar cubiertos e incluye ventilación en la parte inferior que permita que el agua se escurra.

Muy adecuado para usarlo al lado del fregadero o tenerlo dentro de cajones. Muy fácil limpieza y sumamente manejable y ligero. Por medidas está en 48 cm de largo, 38 cm de ancho y 9 cm de altura.

Gran capacidad

De vuelta al modelo de encimera de dos alturas con este escurridor de gran capacidad y precio más que atractivo.

Este escurridor cuenta con bandeja de goteo, una canasta de secado de cubiertos, tres ganchos y un estante para tabla de cortar.

Su tamaño es de 43,5 x 24 x 34 cm. Unas dimensiones que dan de sí para alojar unos 15 platos en la altura superior y varias unidades de tazas, vasos y/o copas en el inferior.

Qué ventajas tiene el escurreplatos

  • Resulta muy útil
  • Cómodo
  • Elemento de organización
  • Ahorra espacio y tiempo
  • Acelera el proceso de secado
  • Mejora la higiene
  • Amplio catálogo
  • Gama económica en general

De qué materiales

Como es lógico cuando hay agua por medio, el acero inoxidable es el material más recurrente para los soportes donde van los platos.

También es muy común que sean escurreplatos híbridos que mezclen soportes de metal con bandejas de plástico resistente donde se deposita el agua que cae del menaje recién lavado.

Tanto el metal inoxidable como el plástico son también opciones muy frecuentes por sí mismas sin combinar ambos materiales. La madera tiene presencia asimismo con el plus estético que supone.

Otra opción, aunque se trata de un distinto concepto, es la silicona que se concreta en una especie de alfombrilla donde se colocan los cacharros mojados.

Modo de uso

Como es obvio, el modo de uso no entraña dificultad alguna. Una vez que los platos están limpios se colocan en los compartimentos designados del escurreplatos.

En función del modelo hay espacios específicos para platos, tazas, vasos y cubiertos. El resto del trabajo corre a cargo de la gravedad que hace que el agua se escurra de la vajilla y se recoja en una bandeja inferior.

Qué tipos de escurreplatos hay

  • De encimera: El más común. Se coloca sobre la encimera de la cocina y suele tener compartimentos para platos, tazas y cubiertos. Son muy versátiles y cuentan con gran variedad de tamaños para adaptarse a diferentes espacios de cocina.
  • De pared: Se montan en la pared. Procuran un mayor ahorro de espacio. Muy adecuados por tanto para cocinas pequeñas, aunque la instalación es menos sencilla.
  • De fregadero: Se coloca directamente sobre el fregadero y facilita que el agua escurrida vaya directamente al desagüe. Son una óptima opción para cocinas con poco espacio en la encimera, aunque su tamaño puede ser demasiado limitado.
  • Extensibles: Muy buena opción para adaptarlo a distintos tamaños de encimeras.

Qué tener en cuenta

  • Material
  • Tamaño
  • Diseño
  • Extras (recipientes para cubiertos, por ejemplo)

Última actualización el 2024-03-02 at 12:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados