Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores exprimidores de palanca para hacer zumo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el viernes 21 de mayo de 2021

Las cualidades de los exprimidores de palanca sobre los manuales se van abriendo paso en las preferencias del consumidor.

Su eficacia, facilidad de uso debido al menor esfuerzo y velocidad en el proceso tienen mucha culpa de ello.

De entre los aquí elegidos, nos hemos decantado por uno manual de la marca Relaxdays.

Por su material de fabricación en acero inoxidable, su resistencia y su gran eficacia parta extraer al máximo el jugo sin necesidad de gasto eléctrico ni estar sujeto a posibles averías.

No es de los más baratos, puede resultar algo aparatoso para algunas cocinas, pero se trata de un genuino modelo de brazo de gran fiabilidad y larga vida.

Los exprimidores de palanca, principalmente los manuales, pasan por ser el dispositivo a través del cual se obtendrá la mayor cantidad de nutrientes en zumos.

Sin embargo, pueden tener algún obstáculo más con vegetales de corteza dura que exijan un mayor esfuerzo para poder sacar su jugo.

¿Qué es?

Un exprimidor que permite sacar todo el jugo de una mitad de fruta al hacer presión sobre ella con la palanca a través de la fuerza de los músculos.

Una definición referida a los de tipo manual ya que también los hay eléctricos.

Es difícil calcular su grado de eficacia sobre los de tipo manual, pero, como referencia, se puede extraer en torno al 25% de zumo adicional.

De qué material

Por consistencia y durabilidad los modelos de acero inoxidable resultan los más recomendables. Los más adecuados para uso diario o de alta frecuencia.

En el caso del plástico, además de su menor consistencia pese a las diferentes calidades que se pueden encontrar, hay que tener muy en cuenta que el zumo que se toma va directo del exprimidor al vaso.

Es decir, hay que cerciorarse de que el material plástico tiene todos los controles de seguridad alimenticia. Por ejemplo, que estén libres de Bisfenol A (BPA).

Si los materiales se pueden meter en el lavavajillas la limpieza, siempre engorrosa por la pulpa, resultará más sencilla.

Ventajas y desventajas

  • Como ventaja principal podemos destacar precisamente la seña de identidad que le distingue de los demás como es su propia palanca.
  • Este sistema implica a su vez otras ventajas adicionales como es la rapidez en el exprimido, la máxima extracción de nutrientes del producto o la facilidad de uso.
  • En el caso del sistema manual, una de las grandes ventajas sobre los que necesitan suministro de energía es la ausencia de ruido.
  • Otra, también en el caso de los manuales, es que su cantidad de trabajo no tiene más límite que el cansancio de quien presiona la pieza. No depende de calentamientos de motores.
  • Suelen tener precios asequibles, aunque, en contra de lo que pueda parecer lógico, los manuales de calidad están bastante por encima de los eléctricos convencionales.

En el capítulo de las desventajas señalamos las siguientes:

  • Los modelos manuales pueden resultar pesados y aparatosos.
  • En el caso de los eléctricos, a veces el ajuste de la pulpa no resulta eficaz.
  • En algunos casos se puede desperdiciar pulpa.
  • Conviene cerciorarse de que el material de la palanca es resistente.

¿Qué frutas exprimir?

Están especialmente indicados para sacar todas las propiedades y exprimir de manera intensa la pulpa de frutas blandas.

Por ejemplo, los cítricos, frutas como las naranjas o las limas y, en función del tamaño de la pieza, limones.

¿Manual o eléctrico?

Digamos que el genuino de palanca es el manual y que, con el juego del brazo del exprimidor y la presión ejercida con la fuerza de los brazos, la extracción es máxima.

Ahora bien, como es lógico, dependerá en buena parte de la fuerza que se ejerza sobre la palanca.

En el caso de la alternativa eléctrica el motor suple las posibles carencias.

Sus ventajas son obvias: mucho zumo con menos esfuerzo y sin que siempre resulte más caro que algunos manuales.

Qué tener en cuenta

Potencia: Como es lógico, un factor que afecta los eléctricos ya que en el caso de los manuales es la que alcancen los brazos. Dentro de los que requieren suministro energético, a mayor potencia más rápido estará listo el zumo. Como referencia aproximada, en el caso de los domésticos está sobre 150W.

Filtro: Su importancia dependerá mucho de los gustos. Si no te gusta la pulpa mejor comprar uno con filtro para evitarla. Con la opción de palanca, como norma general, se exprime al máximo la fruta y, por tanto, queda gran cantidad de pulpa, aunque, como decimos, pueden contar con diferentes niveles de filtrado.

Material: Que el material del brazo sobre el que se descarga la presión para exprimir sea resistente es totalmente imprescindible. Más todavía en la versión manual en la que la fuerza que se ejerce con los brazos es mucho mayor que en los eléctricos que tiran de motor. En el caso de los manuales, los más fiables son, por ejemplo, los de acero inoxidable o hierro fundido.

Ruido: Como ya hemos adelantado, un factor que puede ser molesto en los dispositivos que precisan de suministro eléctrico y que no es problema alguno en el caso de los manuales.

Limpieza: La limpieza de un exprimidor no es plato de gusto en general por los restos de pulpa y los adicionales que quedan después de realizar la tarea. La mayoría están fabricados con materiales que se pueden meter en el lavavajillas como, el acero inoxidable.

Genuino y consistente: Relaxdays

El exprimidor manual de palanca viene a ser el más genuino dentro de esta gama, aunque la opción eléctrica tenga también sus ventajas y se haya expandido gracias a la variedad de modelos.

En este caso, además de su carácter manual se trata de un dispositivo de gran consistencia y durabilidad debido en gran parte a estar fabricado con acero inoxidable.

Como es norma en estos artículos, su uso resulta básico ya que se limita a cortar la fruta por la mitad, colocarla en el cono y presionar con fuerza para extraer el jugo y los nutrientes.

Hay que tener en cuenta que el exprimidor de brazo suele ser, por su propia configuración, más aparatoso que el resto.

Este caso no es una excepción a lo que suma un peso considerable. Si se puede fijar la base a una superficie se ganará estabilidad a la hora de presionar.

Otra de las posibles desventajas es que está limitada la altura del vaso que entra debajo, aunque no deja de ser un problema menor ya que basta con repetir con un vaso más pequeño y verterlo.

Entre las ventajas comunes, a la facilidad de uso, el ahorro energético en luz y la eficacia a la hora de exprimir se suma que no hace ruido.

Una cualidad no menor habida cuenta de que su uso a primera hora de la mañana está muy extendido.

Eléctrico y económico: Cecotec Zitrus 160

Versión eléctrica a precio muy económico con brazo de pequeña dimensión que lo asemeja más a un exprimidor a red convencional.

Buena potencia (160W) que rebaja mucho la presión necesaria para extraer todo el jugo y nutrientes a la fruta. Dentro de la media su ruido no es excesivo.

Sin embargo, como todos los eléctricos, su uso continuado no es tan sencillo como en los manuales ya que, en este caso, se puede exprimir hasta que aguanten los brazos.

En el caso de los eléctricos, como es el caso, es recomendable accionar durante unos segundos esperar otros tantos para evitar sobrecalentamientos del motor.

En el lado positivo, la posibilidad de graduar la pulpa o su fácil desmontaje que facilita mucho juna tarea normalmente engorrosa como es la limpieza.

En suma, por su precio resulta eficaz si no se tiene demasiada prisa o el uso no es muy frecuente e intensivo.

Poco esfuerzo: Princess 201852

Muy compacto y con una resistente palanca de aluminio fundido que, ayudada por su motor, exprime de manera intensa y rápida por un precio bastante asequible.

Como cualidad más destacada se trata de un exprimidor que, con muy poco esfuerzo, saca hasta la última gota de jugo.

Gracias a su cono universal es muy versátil con los tamaños que admite.

Cuenta con sistemas muy útiles como el filtro para la pulpa, el sistema anti-goteo y una base con piezas antideslizantes para fijar bien el dispositivo cuando se presiona.

Cuenta con cinco componentes principales. Todos ellos se pueden desmontar y meter en el lavavajillas para una limpieza más fácil, aunque siempre conviene un repaso posterior.

Material de alta calidad: Lumaland

Como ya hemos adelantado, en esta gama, en contra de lo que puede parecer lógico, los modelos manuales de calidad están bastante por encima en precio que los eléctricos incluso de gama media-alta.

Es el caso de esta opción. El mayor desembolso reside muy principalmente en la calidad y la resistencia de los materiales y que la cantidad que se usa para fabricarlos suele ser notable.

Este Lumaland de acero inoxidable cuenta con la baza de la robustez y la durabilidad a la vez que resulta muy eficaz a la hora de exprimir si la presión física sobre la fruta acompaña.

Como es común, grande de tamaño y con unas patas antideslizantes para fijarlo bien a la superficie.

Para uso frecuente e intensivo: Krups Citrus Press ZX7000

Un exprimidor premium de acero inoxidable a precio ya bastante elevado con una potencia media de motor (130W), pero eficaz y con prestaciones extra.

Incluso acompaña una elegante estética. Rapidez y facilidad como principales e importantes bazas para un dispositivo de gran durabilidad.

En suma, un exprimidor que cuesta más, pero que, si se usa de manera diaria o muy frecuente, aunque sea con cantidades de zumo considerable para toda la familia, compensará.

Última actualización el 2021-06-15 at 02:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados