Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores fresadoras para alcanzar altas cotas de excelencia en el bricolaje

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 4,33 de 5)
Cargando...
César Méndez

No es la fresadora una herramienta que se tenga por habitual en una casa, pero sí es bien conocida y valorada por los amantes del bricolaje con niveles de formación avanzados.

De conocerse mejor sus muchas prestaciones en todo tipo de material y su amplia horquilla de precios, algunos ya bastante asequible, es más que posible que su penetración fuera mucho mayor.

De las aquí seleccionadas, ceñidas a las versiones más domésticas, optamos en primer lugar por un modelo para madera de la marca Katsu por su precisión de corte, tamaño compacto, ligereza y económico precio.

Tener hoy una fresadora universal no demasiado aparatosa ni cara está al alcance de la mano y se convertirá en un lujo para los manitas. Cuanto más se avanza en el bricolaje, más necesidades de herramientas se crean.

Qué es y para qué sirve

En síntesis, se puede definir como una herramienta de corte rotativo de alta velocidad. La fresa es una cuchilla fija que, gracias a estas altas velocidades, permite cortes muy finos al desplazar el cabezal. Su nombre procede de la cuchilla especial que se conoce como fresa.

Se utiliza sobre todo para cortar ranuras, practicar cortes decorativos a lo largo de los bordes de las piezas o para vaciar áreas.

En los modelos antiguos servía casi en exclusiva para realizar tallados sobre madera, pero los avances tecnológicos posibilitan que hoy, incluso con modelos no demasiado sofisticados, se pueda trabajar también sobre plástico e incluso sobre algunos metales.

Qué puede hacer

 Muchas cosas con tan solo cambiar la cuchilla o fresa. Señalamos algunas de ellas:

Corte: El corte normal se limita a determinar la longitud o el tamaño que queremos del material con el que vamos a trabajar (normalmente madera, aunque ya hemos señalado otras opciones).

Hay, sin embargo, otros tipos de cortes:

  • De escuadra: Sobre la superficie lisa se deja un ángulo de 90º a modo de pequeño escalón.
  • Cúbico: Apto para todo tipo de fresadoras. Consiste en logar una forma cúbica con el material a través de los pases de la máquina.
  • De ranuras: Una de las prestaciones que se pueden llevar a cabo con mayor precisión con estos dispositivos son las ranuras y las canaletas.
  •  Planeado: Consiste en dejar totalmente planas las superficies. Es el proceso que se sigue, por ejemplo, para las puertas.

Qué tipos hay

Hay muy distintas clases de fresadoras. Aunque nos ocupemos de las más domésticas repasamos las alternativas más destacadas tanto por número de ejes como por orientación del eje de giro.

Por ejes las hay de tres a cinco:

  1. Tres: Tienen movimiento horizontal, vertical y oblicuo
  2. Cuatro: Suman el control de giro de la pieza
  3. Cinco: Además de contar con las cualidades de las anteriores permiten, entre otras cosas, que la herramienta pueda inclinarse alrededor de un eje. Son las reservadas para piezas más complejas.

Por orientación del eje de giro distinguimos:

  • Manual: Como es lógico se opera con ella de manera manual. Tienen un eje o husillo horizontal donde se monta la cuchilla o fresa. El avance de la pieza hacia la fresa de hace manualmente por medio de un tornillo vertical accionado por un volante o palanca.
  • Simple: La más básica, pero con movimientos automatizados. El eje va en horizontal y la mesa tiene un desplazamiento vertical que se acciona de manera manual a través de un tornillo.
  •  Universal: Muy parecida a la anterior con la diferencia de que en estas el carro gira alrededor de un eje vertical. La fresa va en sentido horizontal en el husillo. Diseñadas para ser versátiles y tener mucho control sobre ellas.
  •  Horizontal: Tiene el eje porta fresa en horizontal en el que se montan fresas cilíndricas. Este eje cuenta con un soporte exterior para graduarse junto al cabezal.
  •  Vertical: El eje está orientado en vertical y perpendicular a la mesa. Tiene la opción de realizar un pequeño desplazamiento del eje para facilitar el labrado en escalada.

Hasta aquí las, digamos, estándar con mayor o menor tamaño y prestaciones. Sin embargo, las fresadoras industriales también son de muy distinto tipo: de bancada, de torreta, circulares, de puente…

Qué tener en cuenta

  • Potencia: Por definición uno de los factores a tener más en cuenta en herramienta eléctrica. En este caso incluso más ya que determinará sus prestaciones y labores. Es decir, qué podemos hacer y qué no. En el caso del ámbito más doméstico, que es el que aquí nos ocupa, una potencia muy elevada tampoco resulta imprescindible como puede serlo en una fresadora de metal de corte industrial.
  • RPM: Variante totalmente vinculada a la anterior. Marca el número de giros que puede hacer la cuchilla en un minuto. A mayor potencia, más giro, más tamaño y también más precio (en torno a las 30.000 en las de la gama que nos ocupa puede resultar un buen parámetro).
  • Precisión: Tiene mucho que ver con la llamada regulación de profundidad electrónica, un factor indispensable en el caso de las verticales. El control automático de profundidad mide y gradúa de manera automática el cabezal del corte en función del material con el que se trabaje (su espesor en concreto).
  • Control automático: Muy práctico ya que, a través de él, el índice de potencia aumenta o disminuye de manera automática en función de las necesidades. Muy a valorar cuando se trabajo algo decorativo con mucha forma distinta.
  • Tamaño: En este apartado aludimos de manera más específica al de la pinza que es el dispositivo donde de colocan las distintas cuchillas o fresas. Cuanto más grande sea más tipo de discos de corte admitirá, aunque también redundará en otros factores relacionados con el peso, el espacio del que se disponga y el desembolso económico que se tenga pensado.
  • Extras: Como es lógico cuantos más tipos de cuchilla traiga de serie mejor. También resulta muy útil que vengan con una pequeña aspiradora para recoger las virutas y restos en general.

Consejos de seguridad

Por su propia naturaleza exige cautelas y consejos para garantizar la seguridad durante su uso:

  • Leer con detenimiento el manual.
  • Equipo de protección indispensable: gafas y guantes.
  • Cerciorarse varias veces de los ajustes para evitar resbalones a la hora de cortar el material.
  • Iluminación y ventilación correcta del lugar de trabajo.
  • Asegurarse de cuál es la cuchilla adecuada para lo que vamos a hacer.

Óptimo rendimiento en bricolaje de madera: Katsu

Rebajas

Una fresadora orientada al bricolaje que rendirá a plena satisfacción en ese ámbito en los trabajos con madera.

Sólida, compacta de tamaño, ligera sin que dé la impresión de ser de muy aficionado (cuerpo de aluminio) y bastante económica. Un cúmulo de cualidades que la aúpan a este primer puesto.

Hay que incidir en la gama en la que se mueve. Es decir, está ideada para cortes y profundidades determinadas (20 mm) y para un uso moderado. Admite fresas de 6, 8 y 10 mm.

Si se hace de manera muy intensiva se puede calentar, lo que no va en detrimento de la valoración ya que no es una fresadora diseñada para esa utilización.

En concreto, no está pensada para acometer de una sola pasada canaletas muy anchas ni profundas.

Viene a ser una versión muy similar a la Makita, pero en versión más económica. Trae de serie unos accesorios para el acoplamiento de distintas fresas y para conectar una aspiradora.

Otro de sus aspectos positivos es el regulador de velocidad que rinde bien tanto en revoluciones altas como en las bajas. El cambio de brocas, así como su manejo en general, es bastante sencillo gracias al bloqueo del eje.

Eficaz y de fácil manejo: Bosch POF 1200 AE

Rebajas

Modelo de superficie de una de las marcas punteras, sensiblemente más cara que la líder si bien tampoco resulta un desembolso excesivo para sus prestaciones.

Uno de sus ‘pros’ principales es la facilidad de manejo que posibilitan sus dos empuñaduras ergonómicas y que propician un buen desplazamiento por el material sobre el que se trabaja.

Óptima potencia (1200W) y versatilidad en las formas de cortes, entre ellos circulares. Además, trabaja ranuras para la unión de maderas y cantos perfilados. Tiene opciones para tres medidas distintas de fresas.

Resulta muy práctico el regulador de revoluciones que permite trabajar con mayor precisión en función del tipo de madera (la oscilación de r.p.m es muy amplia ya que va desde las 11.000 a las 28.000 revoluciones por minuto).

En el capítulo de la seguridad también ofrece garantías con una cubierta transparente para proteger de las virutas que saltan (en todo caso, como decíamos en la introducción, imprescindibles las gafas de protección y los guantes).

Para trabajos ocasionales: Makita 3709

Rebajas

Una de las versiones más básicas de una marca de referencia en este segmento. Ideada para trabajos ocasionales y que, por precio y prestaciones, tampoco se sitúa en la franja más económica.

De potencia va muy justa (530W), aunque, como apuntamos, para lo que se le puede pedir resultará suficiente. En el caso de las r.p.m va bien servida con 30.000 de máximo.

También resulta eficaz para trabajar buenas profundidades (en torno a 35 mm) tanto en madera maciza como en contrachapado.

Una de las ventajas de ser de gama básica es que es muy compacta de tamaño y se puede usar con una sola mano, algo a lo que ayuda el material antideslizante.

Elevada potencia: Silverline Tools Silverstorm

Su principal baza es una alta potencia, superior a los 2000 W, que se corresponde con un precio más elevado que los modelos anteriores.

Este indicador de motor se traduce en la capacidad para profundizar en el material hasta los 50 mm. Esta cualidad le permite afrontar con garantías trabajos con todo tipo de maderas.

Muy sencillo el cambio de las fresas debido, como es norma general en este segmento, al bloqueo del eje o husillo. Es capaz de hacer distintos cortes y vaciados, entre ellos fresados circulares.

Versátil en materiales: Proxxon 2227110

Rebajas

Para cerrar, una fresadora que tiene como principal inconveniente sobre las anteriores un precio ya bastante considerable fuera del ámbito profesional.

Muy robusta, potente y adaptable, una de sus principales cualidades, a otros materiales además de la madera como plástico o metales de grosores menores, caso del aluminio o el latón.

Muy precisa para labores a desarrollar con un cabezal vertical ya que es una estructura rígida. A pesar de todas estas prestaciones pasa por alternativa ‘micro’ ya que el tamaño es bastante manejable.

Última actualización el 2021-06-19 at 06:49 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados