Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores juguetes interactivos para estimular la mente y olfato de tu perro

Los mejores juguetes interactivos para estimular la mente y olfato de tu perro
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Juguetes, pero no tanto o, por lo menos, no solo. Los juguetes interactivos dan para mucho más que para entretener. Y eso también vale para las mascotas.

En esta ocasión nos vamos a centrar en los juguetes interactivos para perros. De los destacados hemos situado en cabeza un dispensador de NEPT por su consistencia de material, utilidad para mejorar la alimentación y capacidad mental de la mascota, y precio económico.

Al igual que en el género humano, acertar con un juguete que haga las delicias de las mascotas no es sencillo, aunque por falta de alternativas no será ya que son muy numerosas.

Qué son y para qué sirven los juguetes interactivos

Son juguetes de muy distintos diseños que tienen como objetivo común estimular los sentidos de los perros, así como proporcionarles una manera divertida de ejercitar su mente y mejorar su estado físico.

Sirven también, por ejemplo, para que la mascota descubra nuevas texturas, formas, sonidos y colores a través de estos objetos.

Ventajas e inconvenientes

Recapitulamos y añadimos algunas entre las primeras:

  • Estimulación mental
  • Rebajan la ansiedad y el estrés
  • Favorece su estado físico mediante el ejercicio
  • Aminoran la tendencia a romper las cosas
  • Se entretienen por sí mismos
  • Descubren nuevas formas y sonidos

Sobre las desventajas apuntamos:

  • Depende del material y el carácter de la mascota, el juguete puede tener una corta duración
  • Si el juguete tiene con fin dispensarle alimentos o chucherías hay que vigilar el control de su alimentación para que no se sobrecargue
  • Siempre se corre el riesgo de que la mascota se aburra del juguete o no le convenza desde el principio

Nuestra selección de juguetes interactivos para perros

Más que un dispensador

De entre las variadas opciones nos hemos decantado por un dispensador interactivo de comida consistente en un recipiente central en el que se pueden echar hasta 200 gramos de croquetas de perro y ocho ranuras a su alrededor.

El objetivo de este juego de inteligencia es que el perro se percate poco a poco de que usando su pata y hocico puede girar el recipiente central para que caiga la comida en los huecos más pequeños.

Al tiempo que se entretienen para extraer sus preciadas croquetas, se ralentiza el tiempo de alimentación, lo que ayuda a la mascota a digerir.

Está fabricado en resistente y seguro plástico ya que, por ejemplo, está libre de bisfenol (BPA), sustancia que se ha vinculado a determinadas patologías.

El diámetro está sobre los 25 cm y está más orientada a razas no demasiado grandes. Lleva cuatro almohadillas antideslizantes para que no se desplace en exceso con las maniobras del perro.

La tapa se extrae de manera sencilla con el fin de facilitar la limpieza del dispositivo. Precio asequible para mucho más que un juguete ya que atenuara el aburrimiento y el comportamiento destructivo del animal.

Alfombra olfativa

La función de este juguete es esconder en los recovecos que tiene habilitados en la superficie, croquetas de pienso, chuches, pelotas u otros pequeños juguetes para que el perro, mediante el olfato, vaya encontrando su botín.

Esta actividades les permitirá divertirse, entrenar el olfato y, finalmente, obtener una recompensa que les hará perseverar en el juego.

La alfombra está fabricada en algodón lavable resistente, como es lógico dada su exposición a las mordeduras. Para lavados cortos basta con pasar la aspiradora. En el caso de una limpieza más a fondo, a 30º en la lavadora y secado al aire.

Por sus características resulta muy fácil de transportar ya que basta con doblarla y meterla en la mochila si nos llevamos a la mascota de excursión. Precio asequible en línea con esta gama de productos.

Rompecabezas

Un juguete rompecabezas que esconde en su interior sabrosas recompensas a las que habrá que acceder abriendo los deslizadores habilitados en la superficie.

En total están distribuidos, alrededor de un botón con sonido, once puntos de movimiento y 16 agujeros de comida para que busquen y se ganen su premio.

Un diseño suficientemente enrevesado para que la mascota maximice el tiempo de alimentación y, al tiempo, potencio sus instintos y mejore su capacidad mental.

Fabricado en plástico resistente y seguro, en este caso se opta por el polipropileno, uno de los más usados en muy distintos objetos.

No tiene piezas extraíbles y, por tamaño, tiene 25,4 x 25,4 x 3 cm. Se limpia de manera muy sencilla con agua tibia y jabón o en el propio lavavajillas.

Muy llamativo

Con independencia de su utilidad, estamos ante un juguete interactivo que llama la atención por su diseño y sus variados y vivos colores.

Como es lógico, también llamará la atención de las mascotas y encima se pueden encontrar gratas sorpresas cuando husmeen o lo muerdan ya que está ideado para meter chuches dentro de las pequeñas telas que se insertan en el juguete.

La estructura central está fabricada en silicona y lleva habilitados en torno a una veintena de celdas donde se introducen las pequeñas telas.

Mientras el perro encuentra su golosina se entretiene en su objetivo y sirve a su vez como mecanismo para mejorar su capacidad olfativa.

Masticador anti agresividad

Una alternativa más específica para finalizar con este masticador duradero orientado principalmente a perros medianos y grandes con actitudes agresivas.

Rebajas

Fabricado en duro caucho seguro y con un pitido incorporado que suena cuando se muerde. Una de sus características más atractivas para la mascota es que son de sabores (por ejemplo, mantequilla de cacahuete).

Además de elemento de diversión sirve para la limpieza de los dientes y quitar restos de comida. No es de los más baratos, pero siempre asequible.

Qué tipos de juguetes interactivos hay

  • Para olfato: Como es obvio están ideados para que la mascota desarrolle el olfato. Uno de los más populares es la llamada ‘alfombra de olfato’ en la que se esconden golosinas que el perro debe buscar usando el hocico y las patas como si operara en una superficie natural.
  • De inteligencia: Necesitan una estrategia para resolver un problema, un desafío que activa el cerebro de la mascota. En general se trata de actividades cuyo objetivo es descifrar el camino o el patrón para alcanzar un estímulo positivo. Es decir, un premio. Algunos ejemplos concretos en este apartado son los cajones desplazables, piezas móviles y rompecabezas.
  • Anti ansiedad: Es uno de los problemas más comunes y preocupantes entre los perros ya que se traduce en trastornos en la conducta y en la alimentación.
    • Contenedores de comida: También denominados kongs. Suelen ser envases ovalados o en forma de hueso rellenos con comida húmeda que el perro tarda en extraer de dos hoyos de diferentes diámetros que se ubican en los extremos. Este tiempo que tiene que utilizar genera una relajación progresiva, estimula su olfato y le gratifica al obtener finalmente la recompensa.
    • Huesos: En concreto, huesos de masticación prolongada. Son más adecuados para razas grandes de perros con tendencia a morder todo tipo de objetos para liberar estrés. Se fabrican en duros materiales como el nylon comestible.
    • Otros: Podemos incluir los dispensadores inteligentes de golosinas, lanzadores de pelotas o mesa de ficha de golosinas que requiere un adiestramiento previo.

En cuanto a los materiales de fabricación, los tres más recurrentes serían la goma en muy diferentes durezas, la cuerda y la tela.

Juguetes interactivos en función de la edad

Según la evolución de la mascota se puede establecer una tabla de sugerencias para los juguetes más adecuados.

  • Hasta 5 meses: Juguetes blandos por su delicada dentadura. Durante el cambio de dientes lo más recomendable es el mordedor para aliviar molestias y evitar que muerda patas de muebles o similares.
  • Desde el mes 4: A partir de esta edad ya empiezan a ser eficaces los juguetes de cuerda ya que antes de estos meses es peligroso que se pueda tragar hilos sueltos. Estos juguetes unen mucho a humano y mascota al tirar uno de cada lado.
  • A partir de 6 meses: Ya no hay problema para darle a la mascota juguetes más duros como los huegos de larga masticación mencionados.
  • Para adultos: Se abren las posibilidades a los tres grandes grupos citados con anterioridad. Pelotas, discos, puzles, dispensadores de golosinas, alfombras…

Última actualización el 2024-04-19 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados