Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores limpiadores para declarar tu lengua zona libre de bacterias

Los mejores limpiadores para declarar tu lengua zona libre de bacterias
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La lengua es un músculo que, por sus características y funciones, acumula un gran número de bacterias. Para combatir su expansión, y tener una buena salud oral se requieren cuidados específicos.

Uno de los accesorios que nos pueden ayudar mucho son los limpiadores de lengua.

De los aquí seleccionados hemos situado en cabeza un pack de dos unidades de Oravix por la consistencia de su material, su diseño ergonómico, eficacia de raspado y precio más que económico en una gama que lo es en general.

Cabe recordar que en la lengua se hallan las papilas gustativas. Su forma no es lisa, sino que tiene surcos que favorecen la acumulación de partículas.

De no limpiarse con frecuencia y de manera adecuada las papilas se inflaman generando esa capa blanca que, más a menudo de lo que convendría, percibimos en este músculo gustativo. No solo esta capa ya que el estado de la lengua es fundamental dentro de la salud bucodental.

Qué es y para qué sirven los limpiadores de lengua

El limpiador lingual es un utensilio económico y muy sencillo de usar que está ideado para acceder a todas las zonas de la lengua y arrastrar la suciedad acumulada hasta el exterior eliminando gran cantidad de bacterias.

Qué ventajas tienen

  • Sencillo de manejar
  • Bastante económico
  • Elimina bacterias
  • Boca más saludable y fresca
  • Mejora la apariencia de la lengua arrastrando las partículas que conforman la habitual capa blanca
  • Aliento más fresco
  • Mejora general de la salud
  • Distintos tamaños y modelos

De qué material

Entre la gama de los raspadores distinguimos tres principales:

  • Acero inoxidable
  • Cobre
  • Plástico

Qué tipos de limpiadores de lengua hay

Por su forma distinguimos dos principales:

  • En forma de Y: Se sostienen con una sola mano.
  • En forma de U: Se usan las dos.

Cómo se usa

Aportamos algunas pautas:

  • Sacar la lengua frente al espejo
  • Sujetar el limpiador con firmeza
  • Recorrer toda la superficie de la lengua desde la parte interna a la externa para llevar los residuos hacia fuera
  • Llevar el raspador tan atrás como se pueda para potenciar la limpieza sin exagerar y provocar náuseas
  • Repetir el proceso unas tres o cuatro veces
  • Enjuagar bien el limpiador después de cada pasada para eliminar partículas
  • Lavar bien el utensilio una vez se haya finalizado el proceso

Nuestra selección de limpiadores de lengua

Pack económico y eficaz

Como ya hemos señalado al comienzo, una opción líder en la que convergen distintos factores que acreditan su puesto, entre ellos un precio más que económico dentro de una gama que lo es en general.

El precio es todavía más llamativo al tratarse de un pack de dos unidades de material consistente y fiable como es el caso del acero inoxidable, no tóxico y no corrosivo.

Otro de sus aspectos a destacar es el diseño ergonómico que permite agarrarlo con firmeza y que, sumado al material metálico, hace que su eficacia de raspado sea más que notable.

En concreto, cuenta con un amplio cabezal de raspado y una superficie suave y curvada que se ahorma muy bien a la forma de la lengua para extraer hasta las partículas que puedan parecer más inaccesibles.

En suma, muy duradero, altamente útil para la limpieza, seguro por su material de fabricación y muy barato para las prestaciones que ofrece.

Opción de cobre

Pasamos a la otra opción metálica más común con este raspador lingual de cobre también muy eficaz para la eliminación concienzuda de gérmenes.

Hay que destacar que el cobre es un material muy usado en este segmento de utensilios por ser un metal con propiedades antibacterianas y antimicrobianas de amplio espectro.

Por diseño resulta sumamente minimalista y sencillo ya que viene a conformar una especie de pinza de mayor tamaño con los agarres redondeados y el arco superior, el encargado del raspado, plano para arrastrar mejor las partículas.

Como en el caso anterior, se ofrecen dos unidades de estos sencillos, pero altamente prácticos limpiadores linguales y también cuentan con un precio más que asequible.

Para toda la familia

Pasamos a un pack familiar y para familia numerosa si se quiere ya que incluye nada menos que seis piezas a un precio muy económico.

Con este material de fabricación ofrecemos opciones de los tres más usados, los dos metálicos (acero y cobre) y estos rascadores de plástico que llevan también silicona.

El resultado es un utensilio cómodo de manejar con una sola mano y diseñado además para volver fácilmente a la parte posterior si se tienen amagos de vómito.

Se limpian de manera muy sencilla con agua y, aunque en menor medida que los metálicos, su durabilidad es estimable (el número de piezas ayuda a que se puedan usar estos raspadores durante mucho tiempo).

Cómodo diseño

También en plástico este pack de cuatro piezas a precio económico que cuentan como característica diferencial un cómodo diseño concretado en un amplio arco superior que abarca una notable superficie de raspado.

En concreto se conforma con una cabeza redondeada y mango ancho que le dota de un aspecto similar al de un cepillo de cabello. Como datos específicos, cada uno de los raspadores se dispensa en un color distinto (verde, rosa, azul y morado) y miden cerca de 13 cm.

Dos en uno

Un concepto distinto para acabar, con esta opción dos en uno que ofrece por un extremo un raspador de lengua de metal, en concreto de acero inoxidable, y, por el otro, uno de silicona.

Se trata pues de un raspador muy completo a precio económico y con un agarre que permite sujetarlo con la firmeza que precisa este proceso higiénico.

Las dos opciones de material posibilitan que, si se tiene la lengua muy sensible, se recurra al cepillo de lengua y si se quiere apurar se pase al raspador metálico.

¿Hay algún riesgo?

Ya hemos señalado que puede haber riesgo de náuseas si se lleva al extremo hacia la parte de atrás de la lengua, pero es fácil solucionarlo ya que basta con no llevarlo hasta tan atrás al menos al principio.

Aunque muy remoto, puede haber también riesgo de un pequeño corte por el material o cualquier mínima protuberancia. Revisarlo de manera concienzuda para comprobar que no hay ningún saliente es una buena manera de prevenirlo

Alternativas de limpieza

Señalamos algunas de las opciones para el buen mantenimiento y limpieza de la lengua:

  • Cepillos de dientes convencionales: Puede ser una opción, pero no la más eficaz ya que las cerdas no están diseñadas para la superficie de la lengua. No obstante, muchos de ellos llevan en la parte posterior del mango unos salientes que resultan algo más prácticos para este cometido.
  • Cepillos de lengua: Similar al convencional, pero con las cerdas distribuidas de otra manera para adaptarse mejor a los surcos y formas de la lengua. Más eficientes que los modelos estándar para la eliminación de bacterias.
  • Raspadores: Es el instrumento más idóneo y eficaz y el que centra esta comparativa ya que están diseñados para raspar de manera exhaustiva la lengua y eliminar las partículas que puedan ser dañinas.

Última actualización el 2024-05-25 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados