Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cinco organizadores para tener siempre los cajones en perfecto orden

Cinco organizadores para tener siempre los cajones en perfecto orden
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Mantener el orden en los cajones es a menudo un reto y a veces una quimera. Por falta de accesorios para que se convierta en un hábito no hay excusas. De uno de los más prácticos nos ocupamos. Nos referimos a los organizadores de cajones.

De los seleccionados hemos situado en cabeza uno por unidades sueltas de Lifewit por el amplio surtido y diversidad de tamaños, la posibilidad de organizar según las necesidades y el asequible precio.

Revolver los cajones puede pasar a mejor vida con estos complementos en unos tiempos en los que la irrupción del método Konmari de Marie Kondo ha globalizado las propuestas para el orden doméstico.

Qué son y para qué sirven

Se pueden definir como recipientes compartimentados que se meten en los cajones para clasificar y encontrar de manera rápida ropa o complementos.

Qué ventajas tienen

Destacamos las siguientes:

  • Economizan el espacio
  • Ahorran tiempo al buscar ropa o accesorios al encontrar de un vistazo lo que buscamos
  • Amplia versatilidad
  • Puedes transportarlo de manera sencilla sin sacar los objetos
  • Gran variedad de materiales y diseños de distribución
  • Montaje muy sencillo
  • Gama económica en general

Dónde colocarlos

Como acabamos de indicar, la versatilidad es una de sus principales características de estos accesorios.

Si tenemos que elegir estancias de la casa donde sean más útiles serían en los cajones del armario de la habitación y en el baño.

En la cocina vendrán bien, por ejemplo, para productos de limpieza. Tampoco hay que olvidar una opción distinta, pero igualmente práctica con los organizadores para cajones de escritorio y oficina en los que guardar los variados accesorios.

Por módulos: Lifewit

De las muchas opciones posibles nos hemos decantado en primer lugar por un económico set de cajones de plástico transparente de distintos tamaño para configurar a gusto del usuario el interior del cajón.

Para hacerse una idea, sería una especie de ‘tetris’ doméstico consistente en ir colocando los compartimentos en función de las necesidades.

En total 25 piezas (también se distribuye en 16 y 33) de cuatro tamaños diferentes. Así, trae ocho unidades de 7,6 x 7,6 x 4,6 cm, otras tantas de 15,2 x 7,6 x 4,6 cm, seis de 22,9 x 7,6 x 4,6 cm y, por último, tres unidades de 22,9 x 15,2 x 4,6 cm.

Esta variedad métrica permite que se puedan guardar pequeñas prendas de vestir y complementos de todo tipo. Están fabricados en resistente material que se limpia de manera muy sencilla.

Cajas de almacenamiento: Songmics

Pasamos a la alternativa de las cajas de almacenamiento con esta opción de ocho unidades de distintos tamaños y distribución para aumentar la versatilidad.

En total son ocho cajas con unas medidas de 32 x 32 x 10 cm y de 16 x 32 x 10 con cuatro de cada una de estas opciones y distintas compartimentaciones.

Así, una lleva cinco huecos horizontales que pueden ser idóneos para el almacenamiento de sujetadores, otra seis verticales para ropa interior y otras dos se configuran tipo celda con 24 huecos en una (para calcetines) y ocho en otra (para corbatas, por ejemplo).

En cuanto a los materiales de fabricación opta por el forro de tela no tejida combinada con el cartón para que le dé cierta consistencia. Precio asequible para las posibilidades que ofrece.

Separadores ajustables: BillyBath

Una opción distinta con separadores ajustables que se fijan a los cajones en función de los espacios que queramos diferenciar. Vienen a ser una especie de pequeños tabiques para evitar mezclas indeseadas de prendas o complementos.

Como horquilla se extiende de 27,5 a 44 cm para adaptarse a las medidas de los distintos cajones. Muy fácil instalación ya que se opera a través de un botón sin que sea necesaria herramienta alguna.

Incluye un total de cuatro dispositivos fabricados en plástico resistente por un precio no excesivamente económico para esta gama de productos.

Amplio surtido: Famkeep

Un amplio pack de diez unidades de distintas medidas que abarca todo tipo de almacenaje para prendas pequeñas y complementos.

En concreto, tres tipos de organizadores. Así, incluye dos cajas cuadradas grandes (28 x 28 x 12 cm), tres de tamaño mediano (28 x 14,5 x 12 cm) y cinco más pequeñas de 14,5 x 14,5 x 12 cm.

Están fabricados en tela no tejida, suave y transpirable. Resultan lo suficientemente estables para su cometido y tienen un precio bastante económico en una gama que lo es en general.

Para escritorio: Nuts OT

Una alternativa más específica para acabar con este organizador de cajones para escritorio compuesto por ocho unidades.

Como es obvio por su función se trata de compartimentos más pequeños orientados a meter bolígrafos, clips, post it y material complementario propio del trabajo que se realiza.

Plástico resistente, antideslizante y fácil de limpiar para un organizador barato y muy práctico para aquellos que trabajen delante del ordenador.

Organizadores de cajones: De qué material

Señalamos los más comunes:

  • Tela: Muy extendido, ligero, adaptable y con muchos modelos disponibles
  • Plástico: Entre los más utilizados está el polipropileno que se caracteriza por su resistencia y que se limpia muy bien.
  • Mimbre: El material más estiloso. Este tipo de organizadores viene revestido con tela para que no se enganchen las prendas.
  • Metal: Una opción más específica para cajones de oficina.
  • Madera: Muy resistente como material y, al igual que los de mimbre, con un plus estético.

Qué tipos de organizadores de cajones hay

La variedad de opciones es grande. Distinguimos algunas de ellas:

  • De caja: Los más sencillos. Obviamente en forma de caja con diferentes divisiones para colocar las prendas y objetos.
  • De celdas: Una subdivisión de los anteriores. Pequeños compartimentos del mismo tamaño orientados, por ejemplo, a meter calcetines o ropa interior.
  • Por módulos: Se distribuyen en packs con compartimentos individuales de distintos tamaños para que se coloquen luego en el cajón en función de las necesidades de organización.
  • Divisores: Piezas que se sitúan de manera personalizada en el cajón para separar y compartimentar al gusto del usuario.
  • Desmontables: Llevan ranuras para engarzar una pieza con otra y configurar así a la medida el organizador dentro del cajón.
  • Cestas: Suelen ser de tela con la base rígida y con distintos tamaños y profundidades para adaptarlas al cajón.

Qué tener en cuenta en los organizadores de cajones

  1. Tamaño: Como es obvio deberá adaptarse a la medida del cajón para cumplir con su cometido. Normalmente son rectangulares.
  2. Compartimentación: Un aspecto fundamental para tener ordenado a nuestro antojo el cajón y acceder de manera rápida a los que buscamos. Como ya hemos señalado hay opciones que permiten divisiones personalizadas y otras específicas. Por ejemplo para ordenar calcetines o ropa interior.
  3. Material: Ya hemos dedicado un apartado específico. Madera y plástico son más resistentes, el de tela más flexible y el de mimbre más decorativo.
  4. Montaje: No suelen ser complicados en los modelos que lo precisan, pero, en función de la habilidad y la paciencia, no está de más cerciorarse del proceso de manera previa.

Última actualización el 2024-04-19 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados