Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores percheros de pie para tener a mano ropa y complementos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el 29 de marzo de 2021

Tan clásico como útil, el perchero de pie es una buena aproximación al objeto que nos ocupa. Tantos años en los hogares han dado para muy diferentes tipos, materiales y diseños.

En este caso nos centramos en los de pie. Entre los seleccionados hemos elegido en primer lugar un modelo minimalista de la marca Versa de gran capacidad con sus ocho ganchos y moderno diseño lacado en blanco.

El amplísimo catálogo de modelos posibilita que el perchero sea hoy una práctica alternativa, sin renunciar al estilo, de tener a mano abrigos, chaquetas, impermeables o complementos como pañuelos, bufandas, paraguas o sombreros que quedan especialmente decorativos en los de pie.

¿Qué es un perchero de pie?

Con carácter general se trata de un objeto ideado para colgar ropa y complementos.

En el caso concreto de los de pie, se distinguen por incorporar una base amplia para dotarle de estabilidad de la que sale un soporte vertical.

A su vez, a modo de árbol, en la parte superior se acoplan brazos o perchas para facilitar el colgado de las prendas y objetos.

Qué tipos de percheros de pie hay

Entre los de pie destacamos los siguientes:

  1. Individuales: Con una única percha o gancho y, por tanto, de capacidad muy limitada. Suelen compensar esta corta utilidad con diseños muy llamativos.
  2. Extensibles: De tronco telescópico con altura regulable.
  3. Desmontables: Es una característica común en este tipo de percheros, pero, dentro de ello, hay opciones que se pliegan en mayor número de piezas para guardarlo en cualquier hueco si no se necesita.
  4. Desplazables: Más propios del ámbito profesional. Ideados para llevarlos de un lado a otro de una manera muy cómoda. Como es lógico, incorporan un juego de ruedas.

De qué material comprar un perchero de pie

Hay muchas posibilidades. Señalamos algunos de los más comunes:

  • Madera: El más clásico entre los percheros. Como cualidades la resistencia, la elegancia y la larga vida. Como precaución es conveniente que el perchero esté alejado de la humedad.
  • Metal: Más orientado a modelos más modernos. Dentro de los metales, el hierro, el acero inoxidable y el aluminio son los más populares. Los de hierro resultan muy pesados y hay que vigilar que no se oxiden, algo que no es preocupación en los de acero y aluminio que además son más ligeros, de diseño más variado y, normalmente, más caros.
  • Plástico: Más propios de ámbitos juveniles e infantiles, aunque también sus posibilidades de diseño le abren mucho las opciones decorativas. Menos resistente que los anteriores.

Dónde colocar nuestro perchero de pie

  • Recibidor: El sitio más tradicional en este tipo de percheros es la entrada de la casa para dejar prendas y complementos nada más entrar.
  • Pasillo: Muy parecidos a los anteriores, aunque, por menos espacio, suelen ser más pequeños y compactos. Si no se tiene recibidor en la casa es una opción.
  • Salón: En función de los metros cuadrados de la estancia se pueden elegir de mayor tamaño y de diseño más variado. La estética es muy importante en este caso para integrarlo en la decoración.
  • Baño: Su especificidad requiere que se trate de un perchero que aguante bien el peso para colgar toallas grandes mojadas o albornoces.
  • Dormitorio: Una de sus funciones más útiles es dejar en él la ropa que se va llevar al día siguiente. Por ello, si se va de traje al trabajo lo más específico sería una galán.

¿Perchero o galán?

Ahondamos más en la comparativa entre estas dos alternativas. El galán incorpora perchas y ganchos para los pantalones, la camisa, el chaleco, la corbata y la chaqueta y espacio para los zapatos, sombreros y otros accesorios.

Con estas características si se es de traje diario para trabajar sin duda el galán es la mejor opción, aunque sea mucho menos versátil que el perchero de pie convencional.

Qué tener en cuenta antes de comprar un perchero de pie

  • Modelo: Como ya demos adelantado el modelo más común es una base amplia con soporte largo y brazos o perchas en la parte superior. Sin embargo, también se pueden incluir los llamados percheros-burro que, si se tiene espacio, ofrece mucha más capacidad de almacenaje y muchos se pueden regular en extensión.
  • Material: Ya nos hemos referido de manera detallada a las posibilidades más comunes: madera, metal (hierro, acero inoxidable y aluminio).
  • Diseño: El amplio catálogo de diseño posibilita encontrar el más adecuado en función del estilo y la decoración de la casa o el negocio en el que se ponga. Clásicos, vanguardistas, sobrios, vintage, minimalistas o rústicos, entre otros.
  • Tamaño: Como se deduce dependerá de manera directa del espacio de que se disponga en casa. Por altura suelen oscilar entre el 1,60 y el 1,80 metros.
  • Montaje: Suele ser bastante sencillo su montaje y, normalmente, ni siquiera harán falta herramientas.
  • Seguridad: Un aspecto no menor y más si se tienen a niños pequeños en casa. Normalmente llevan sistemas antivuelco para que no se caigas si se carga mucho de un lado.

Minimalista y de buena capacidad: Versa

Abrimos con un perchero de metal de pie de corte minimalista que, pese a ello, cuenta con una gran capacidad para colgar prendas y complementos en sus ocho ganchos protegidos en el extremo para no dañar lo que se cuelgue.

Su diseño lacado en blanco hace que se adapte mucho mejor a estancias de decoración moderna.

Por su tamaño es muy adecuado para situarlo en la entrada, aunque se trate de una casa pequeña ya que ocupa muy poco espacio.

Resulta muy cómodo, muy ligero (no llega a los tres kilos y de altura roza 1,80 metros) sin que ello suponga merma de resistencia ya que aguanta bastante peso (unos 20 kilos, según el fabricante).

Como cautela, por la forma de trípode de la base, es conveniente compensar en los ganchos el reparto de prendas, sobre todo si son pesadas, para evitar que se vuelque.

Muy sencillo en su montaje y con un precio económico. En suma, una excelente y práctica opción para viviendas pequeñas de ambiente moderno.

Con buen hueco para zapatos: T-LoVendo 34.9

Una opción distinta. Más aparatoso y, por lo tanto, demanda un buen espacio, y con mucha capacidad no solo para prendas y complementos sino también para los zapatos en las repisas inferiores.

Como hándicap puntual, y lógico visto su diseño, el montaje resulta bastante más complicado y requiere ya uso de herramienta. Además, requiere un montaje bien ajustado para potenciar la estabilidad.

Se ahorma bien a la entrada si se tiene un recibidor holgado en la casa. De no ser así, el dormitorio resulta una buena alternativa y fijarlo a la pared una eficaz medida.

Bastante funcional a un precio asequible. Hay que dejar claro que los ganchos están orientados más a la ropa ligera.

Fabricado en hierro, lo que implica que la ligereza no sea una de sus bazas. Está sobre los seis kilos, pero no resulta un problema ya que es un perchero para dejar fijo una vez elegida a la ubicación.

Apuesta por el diseño: Hoobro

Empezamos en este modelo por su precio ya que está sensiblemente por encima de la media. A cambio de ello ofrece como rasgo más destacable un diseño muy moderno para decoraciones muy específicas.

Logra un aire de vanguardia gracias a la combinación del marco metálico y unos paneles tipo industrial de estilo vintage.

En ellos se pueden ubicar plantas o libros para realzar el diseño que es su principal apuesta en detrimento de la utilidad.

La estabilidad es muy fiable ya que la superficie de los paneles aumenta de arriba hacia abajo y la parte inferior, sustentada en cuatro patas, es muy firme, aunque se cuelguen de los ganchos prendas pesadas.

Muy versátil: Vasagle

Otro modelo que tira a minimalista, de estilo industrial, con un bonito diseño fundamentado en la distinta longitud de los seis ganchos.

Una de las ventajas prácticas reside en la base circular de amplio diámetro atornillada a las tres patas que le dota de una gran firmeza.

Resulta muy versátil respecto a la ubicación en la casa ya que no desentonaría en ninguna estancia por la simplicidad de sus formas.

Bastante alto de medida (por encima de 1,83 metros), bastante ligero para facilitar su cambio de sitio (sobre los cuatro kilos) y a un precio razonable.

De madera y muy familiar: Vasagle

Cerramos con el material más tradicional en la gama de los percheros, aunque con un diseño que combina lo clásico, como su base, con lo moderno con la distribución de los ganchos.

Muy robusto, como es propio de la madera, y un total de once agarres que garantizan una buena capacidad para prendas y complementos.

Muy familiar gracias a las distintas alturas de los soportes. Van desde algo menos de un metro para los más pequeños de la casa hasta el 1,72 que es su altura máxima.

Última actualización el 2021-04-11 at 06:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados