Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores picadoras de hielo para preparar granizados o cócteles

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el jueves 27 de mayo de 2021

Con la llegada del verano, el hielo adquiere un protagonismo creciente en sus distintos estados para aliviar los rigores del calor.

El más común en forma de cubitos, pero si se quiere elaborar unos mojitos, granizados o cócteles caseros, el hielo picado gana por goleada como opción.

Para ello, las máquinas picadoras domésticas son una útil solución.

De entre las elegidas, situamos en cabeza un modelo eléctrico de la marca Lacor muy adecuado para el ámbito doméstico por un precio asequible.

Muy compacto y de bonito diseño. Para su gama pica con una velocidad apreciable y resulta muy útil para las tareas más comunes.

¿Qué es?

Se puede definir como un dispositivo, ya se manual o eléctrico, que convierte el hielo de manera progresiva en pedazos cada vez más pequeños.

Lo hace mediante la incorporación de unas cuchillas, normalmente fabricadas en acero inoxidable.

Qué ventajas tiene

  1. Facilidad de uso.
  2. Durabilidad.
  3. Rapidez en el proceso (en función de la potencia si es eléctrica).
  4. Versatilidad (granizados, cócteles, helados…).
  5. Obtener hielos de diferentes tamaños.
  6. Picar grandes cantidades.
  7. Desarrollar habilidades en la coctelería casera.

Qué tipos hay

  • Picadora: Son las que aquí nos ocupan. Un pequeño electrodoméstico provisto de un motor y unas cuchillas diseñadas especialmente para picar hielo hasta desmenuzarlo en trozos muy pequeños. Como es lógico, las hay también de ámbito industrial con tamaños mucho más grandes y motores de gran potencia.
  • Licuadora: Más versátil, pero se tiene que tratar de licuadoras de alta potencia para que, además de licuar, trituren con garantías el hielo.
  • Mazo: La bolsa de hielo y el mazo de mano constituyen la manera más básica, y también más económica, de partir hielo, aunque, como se intuye, los resultados no alcanzan a los que ofrecen las versiones con suministro energético.
  • De palanca: También manuales, pero más avanzadas. Incorpora una serie de cuchillas que se van accionando mediante el movimiento manual de una palanca.

Qué tener en cuenta

  1. Tamaño: La elección dependerá del uso que se le va a dar habitualmente. Si se quiere para uso frecuente y familiar será suficiente con una pequeña. Si se reserva para fiestas la necesidad de almacenamiento será mayor. Con independencia del tamaño resulta conveniente, en el caso de las caseras, echar los cubitos no demasiado grandes para evitar posibles atascos.
  2. Material: Las opciones suelen variar entre la fabricación en metal o de plástico resistente. Las de metal suelen ser en su mayoría de acero inoxidable como es normal en un dispositivo expuesto a altas humedades. Si se busca una picadora de larga vida es más adecuada la de metal siendo las de plástico más propias para uso ocasional.
  3. Triturado: Entre las opciones que pueden hacer está el hielo granizado, fino o nieve. Hay modelos más avanzados que se pueden regular para hacer distintas variaciones. En el caso de los domésticos los más utilizados suelen ser los que hacen hielo para granizados o combinados tan populares como los mojitos.
  4. Tipo: Ya hemos dedicado un apartado específico a este punto. La gran división se establece en función de si son de tipo manual o eléctrico. El primero solo resulta eficaz si la cantidad a picar no es mucha ya que requiere bastante esfuerzo físico y ruido.
  5. Diseño: Los hay muy variados. Desde estilos retros a vanguardistas. Este factor tiene mayor importancia si se cuenta con un mini bar y forma parte de la decoración.

Cómo conservarlo

Entre las opciones más prácticas para demorar que se derrita el hielo picado es triturar el que se necesite y ponerlo en una bolsa bien cerrada.

Lo ideal es que se intente que no forme bloque, pero, si es así, gasta con darle unos golpes a la bolsa.

Modo de limpieza

Muchas facilitan mucho este proceso ya que se pueden desmotar de manera sencilla y se pueden lavar en el fregadero e incluso en el lavavajillas.

Se recomienda repasarla bien con un trapo seco una vez se haya lavado.

Genuinamente doméstica: Lacor – 69310

Un paradigmático modelo de picadora eléctrica doméstica con sus ventajas y limitaciones de capacidad y potencia.

Sin embargo, más que suficiente para el uso que se suele dar en las casas como es la elaboración de granizados o combinados.

Según los gustos, pueden parecer trozos demasiado grandes. Dentro de la cocina, se pueden utilizar como lecho para presentar platos fríos.

En este caso, estamos ante un dispositivo de 100W de potencia en el motor y medio litro de capacidad en el recipiente.

Las cuchillas, como es norma, son de acero inoxidable.

Entre los ‘pros’ a destacar también que tritura los cubitos de manera homogénea y, entre las limitaciones aludidas, hay que meter los cubitos de uno en uno para prevenir posibles atascos.

De tamaño compacto y buen diseño. Se viene a asemejar por medidas y configuración a un exprimidor.

Gran capacidad: Arendo

Dentro de la órbita doméstica esta opción destaca sobre todo por su gran capacidad (3,5 litros), una cualidad que le hace práctica para fiestas familiares o con amigos.

Carcasa fabricada en acero inoxidable y muy fácil de uso ya que se limita a un interruptor de encendido-apagado.

Más aparatoso como es lógico en un dispositivo de esta capacidad como evidencia su gran cajón transparente donde se recoge ya el hielo picado y listo para usar.

Una de las prácticas precauciones, debido a su tamaño, es que calza cuatro ventosas en la parte inferior para que quede estable sobre la superficie.

El desmontaje es sencillo y la limpieza del dispositivo también como lo es en el resto al tratarse de agua.

Manual de manivela: Lacor – 60327

Se trata de una picadora manual a manivela con la ventaja de un precio más bajo, aunque no es este modelo en concreto uno de los más económicos en su gama.

A cambio mayor esfuerzo para picar los cubitos que salen preparados para la modalidad cóctel. Si se quiere mayor versatilidad no es esta la alternativa.

Resistentes materiales, principalmente, como es imprescindible, en el sistema de cuchillas metálicas que seccionan los cubitos.

Que los trozos resultantes no sean tan pequeños como el hielo picado industrial también tiene sus ventajas ya que, por ejemplo, las bebidas se aguarán menos.

De alto nivel: Cilyberya

Una picadora de hielo que, sin llegar al ámbito industrial, supone un salto cuantitativo y cualitativo importante sobre las anteriores. También supone un salto importante en precio.

Muy completa, con capacidad para desmenuzar el hielo hasta el punto de imitar a la nieve para, por ejemplo, hacer helados.

Incorpora un sistema de cuchillas dobles que abre las posibilidades de tamaños.

Como se espera de un producto de este nivel, el tamaño ya requiere o tener mucho espacio de almacenaje en la cocina o que sea muy grande y se pueda lucir sobre una encimera.

Muy manejable: Bomann MZ 449 CB

De una de las más caras en el ámbito doméstico a una picadora multifunción que puede también con el hielo en cantidad y tamaño adaptado a sus posibilidades.

Es decir, por su precio se puede pedir lo que puede dar su potencia que alcanza para tareas tan apetecibles en verano como prepararse un mojito.

No lo pica muy menudo, pero, como decíamos, no tiene por qué ser una desventaja. Por supuesto, pequeña, manejable y muy fácil de limpiar.

Última actualización el 2021-06-15 at 01:59 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados