Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores prensas de planchado para dejar la ropa como sacada de la tintorería

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

La prensa de planchado tiene un origen claramente profesional, pero el avance en las tecnologías, la reducción de tamaño de estos dispositivos, sus cada vez más asequibles precios y su óptimo rendimiento les está abriendo hueco progresivo como electrodoméstico.

De las aquí analizadas, hemos optado en primer lugar por el modelo ESP2 de la marca Singer por su buen rendimiento, asumible tamaño para casa y un precio razonable para la media de esta gama.

Es obvio que se trata de un artículo más orientado a viviendas con gran carga de ropa, pero también lo es que el ahorro en tiempo que supone es un aliciente incluso para una frecuencia de uso convencional.

¿Qué es?

Es un dispositivo compuesto por dos placas, una fija en que se pone la prenda y otra que se calienta y emite un intenso chorro a vapor.

Cómo funciona

La diferencia fundamental con la plancha convencional es que la prensa cuenta con una superficie de dimensiones variables donde se coloca y se estira la prenda.

Una vez hecho, se baja la placa superior que la aprisiona y alisa mediante la emisión de vapor y el calor generado.

Ventajas y desventajas

Entre las primeras podemos destacar como principales las siguientes.

  • Rapidez de planchado
  • Más sencilla de manejar que la plancha estándar.
  • Gran eficacia en su función
  • Ahorro notable de tiempo
  • Mayor facilidad para planchar prendas incómodas como manteles, colchas o sábanas
  • Permite hacer las labores sentado.
  • La alta presión del vapor acaba con los gérmenes.

Entre las desventajas señalamos dos por su importancia:

  • Mayor precio
  • Aunque cada vez son más manejables, en general resultan más aparatosas que las planchas.

Qué tipos hay

  • Eje incorporado: Tienen un eje o pie que sirve como soporte de la superficie sobre la que se plancha. Están orientadas a un uso semi profesional, son más grandes y tienen la ventaja que se pueden desplazar y planchar en cualquier sitio.
  • De mesa: Más pequeñas y prácticas para el ámbito doméstico. Se apoyan sobre una superficie, por ejemplo una mesa, y se puede planchar sentado.

Qué tener en cuenta

Potencia: Uno de los aspectos principales ya que de su magnitud depende la generación de vapor. A mayor potencia más rápido el calentamiento del agua.
Gracias a la presión se obtiene una temperatura óptima para un buen planchado. En general, se regula a través del cuadro de mandos en función de la delicadeza de la prenda que se quiera planchar.

La horquilla viene a oscilar entre los 1200 y 2500 vatios. A pesar de su mayor potencia en comparación con la plancha doméstica suelen estar diseñadas para ahorrar energía mediante los programas preestablecidos.

Emisión de vapor: Imprescindible en estos dispositivos calibrar su intensidad, aunque no solo. También debe ser una inyección homogénea que cubra toda la superficie donde se coloca la prenda.

Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el número de salidas de vapor el resultado será mucho más rápido y eficiente.

Para hacerse una idea de las diferencias con los modelos convencionales, una plancha emite unos 60 gramos por minuto, mientras que en el caso de la prensa puede llegar a doblar esta cifra. Suelen estar entre 100-120 gramos por minuto.

Peso y tamaño: Estas dos variables son sobre todo importantes cuando el dispositivo no se puede dejar fijo en un emplazamiento y hay que guardarlo después de su uso.

En este caso, un menor tamaño no se puede considerar una ventaja objetiva ya que cuanto mayor sea la superficie de planchado menos tiempo se tarda. Se trata pues de fijar prioridades también en función del sitio del que se disponga.

Por aportar alguna referencia numérica, con todas las oscilaciones lógicas, una prensa de unos 65 cm de largo por 25 de ancho puede resultar muy útil en el hogar. Si se orienta más a ropa de cama, evidentemente es mejor más grande.

Programas: La variedad de programas preestablecidos redundará en la eficacia del planchado y en el cuidado de los tejidos.

Esta posibilidad evita usar temperaturas incorrectas o chorros de vapor inadecuados. Muy importante saber pues antes a qué tipo de prendas corresponde cada programa.

Manual o automático: El primero es el más utilizado. La inyección de vapor se lleva a cabo a través de la manipulación de botones. Se cierra la plancha y se levanta después de calcular el tiempo más conveniente.

El sistema automático se encarga de mantener la presión mientras inyecta una ráfaga de vapor de manera automática. Esta opción reduce el tiempo de planchado. Lo más recomendable es contar con las dos opciones.

Depósito de agua: Como se deduce, más grande que el de las planchas tradicionales. Lo aconsejable es calcular las necesidades para planchar sin interrupción toda la ropa y no quedarse sin vapor.

Filtro de cal: Lo traen los modelos más avanzados con objeto de evitar la formación de piedra caliza o cal procedente de algunas aguas corrientes.

Este filtro se puede lavar o reemplazar. En el caso de que no lo incorpore mejor usar agua destilada.

Singer ESP2: Muy útil para casa o pequeño negocio

Una prensa totalmente adaptable al uso doméstico por tamaño. Con ella, el ahorro de tiempo en la ropa de cama será más que notable.

Como es obvio, no solo está pensada para este tipo de ropa ya que las prestaciones son igualmente buenas en camisetas, jerseys, pantalones o camisas, aunque esta última prenda requiere, como es norma, un mayor esmero en su colocación.

En el caso de la ropa de vestir, un truco genérico es doblarla y estirarla bien antes de prensarla y soltar el chorro de vapor.

Si resulta práctica para una casa con cargas de ropa por encima de lo normal, también es perfectamente útil para pequeños negocios de hostelería con mucho mantel o sábanas que planchar por razones de su actividad.

Calienta de manera rápida gracias a una potencia de 1350 W, es muy sencilla de uso y no ocupa mucho espacio cuando se tenga que guardar. Se transporta muy bien ya que lleva un asa ergonómica y un fiable cierre de seguridad.

Como objeción puntual, habrá usuarios a quienes les resulte un poco pequeña la superficie para las prendas de mayor tamaño, pero, en todo, caso es una excelente opción para el hogar y el pequeño negocio.

Texi Apollo 68: Potente y avanzada

Una prensa de excelente rendimiento y notable potencia (1600 W) con una emisión de vapor que viene a duplicar la de una plancha convencional.
La previsible desventaja está en el precio ya que es bastante más cara.

A cambio, grandes prestaciones, afinadas regulaciones de temperatura y vapor y una pantalla de control digital.

El tamaño en centímetros (68) la hace estar entre aquellas que pueden cumplir sin problemas con cualquier tipo de tejido por grande que sea.

El empaque del producto, con un asa muy grande de tamaño, le hace más aparatoso, pero también más sólido y duradero. Tampoco resulta ligera ya que está en 11 kilos.

Cuenta con cinco niveles de graduación en función de la clase de tejido a planchar: nylon, seda, lana, algodón y lino). Como es propio de un modelo avanzado como es este, incorpora también filtro de cal.

Prensas de planchado: Una opción híbrida

También dentro de la categoría de prensas de planchado una opción distinta. Podemos decir que se trata de un híbrido ya que cuenta con una superficie amplia para colocar la ropa, como las prensas convencionales, pero sustituye la placa superior por otro sistema.

Así, incorpora un disparador movible de vapor en forma de triángulo que viene a ser como media plancha de las tradicionales.

Permite un planchado más manual con la posibilidad de propulsar más o menos vapor en función de cada zona de la prenda. Cuenta con seis velocidades y controles de temperatura para los diferentes tejidos.

La vaporización resulta bastante rápida y una de las grandes ventajas es que resulta muy portable gracias a su ligereza (unos 5 kg).

Fast Press: Una clásica a escala

Prensa de planchado clásica muy similar por su diseño a las industriales de las tintorerías, pero en escala doméstica.

Un dispositivo de mesa de óptimo rendimiento con un cierre muy ligero de las placas y la posibilidad de planchar sobre mesa sentado cuidando así la espalda.

Con una potencia de 1500W y un ágil calentamiento incorpora eficaces mecanismos de seguridad para evitar incidentes. Así, las placas no pueden estar cerradas más de 30 segundos ya que se apaga de manera automática.

El chorro de presión resulta muy intenso (hasta cinco veces el que puede dar una plancha normal, según indicaciones del fabricante).

Corby 4400: Específica para pantalones

Por último, un modelo atípico por específico ya que está ideado para el planchado de pantalones. Esa tarea la cumple a satisfacción, aunque, como es lógico, su falta de polivalencia es un gran inconveniente salvo en casos excepcionales.

Resulta muy sobria y elegante de diseño y ocupa muy poco por su configuración vertical. Su funcionamiento es extremadamente sencillo.

De antemano, se trata de una alternativa más práctica para pequeños negocios que precisen afrontar una gran carga de estas prendas por motivo de su actividad, aunque, como es lógico, está totalmente indicado también para uso doméstico.

Última actualización el 2020-10-22 at 02:11 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados