Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores soportes para portátiles en tiempo de teletrabajo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 3,40 de 5)
Cargando...

Que su uso no esté generalizado no va en detrimento de su utilidad que es mucha y más ahora que el teletrabajo ha ganado enteros.

Poco a poco, los soportes para ordenadores portátiles, en función de su mayor penetración en el mercado, también han ido ganando en diversidad y diseño.

Es pues un complemento en expansión que adquiere todavía mayor relevancia cuando el uso del terminal es intensivo.

De entre los seleccionados, destacamos un soporte de aluminio de la marca Babacom por su transportabilidad, ligereza y buen precio.

No solo aportan comodidad, que ya sería un factor a tener en cuenta, sino que evitan los efectos para la salud del recalentamiento de estos ordenadores y de las malas posturas del cuerpo.
También velan por la salud del ordenador ya que atempera el recalentamiento (a excepción de los modelos cojín) y previene caídas o desperfectos.

¿Qué es?

Un accesorio ideado para colocar en su base el ordenador portátil de tal modo que este se puede ajustar de manera precisa a la ubicación más cómoda para el usuario.

¿Qué ventajas tiene?

Por un lado, alarga la vida del terminal ya que, gracias a la altura regulable, se favorecerá la circulación del aire y, en consecuencia, la ventilación del ordenador.

Por otro, la posibilidad de ‘ajuste la carta’ redundará también en una mejora de las posturas que se podrán adoptar a la hora de trabajar. La espalda es una de las principales beneficiarias de estos accesorios.

Qué tener en cuenta

Inclinación: Uno de los factores más relevantes a la hora de decidirse por uno. Aunque resulte más caro, es muy aconsejable optar por un modelo que permita distintos ángulos de inclinación para garantizar la comodidad a la hora de usarlo. Como es obvio, en el caso de utilización intensiva es imprescindible este aspecto.

Base: El tamaño de la base será fundamental en las óptimas prestaciones. Hay que buscar un soporte que se ajuste de manera exacta a las pulgadas y el consecuente tamaño del ordenador. Sin holguras.

Ventilación: Ya se ha mencionado que la ventilación del portátil será mucho mejor con este accesorio siempre y cuando este cuente con las rejillas y los escapes convenientes para ello.

Tipos de soporte

Cojín: El soporte más básico y específico. Pensado para proteger las piernas del calor y poder usarlo, por ejemplo, en la cama.

Muy económico, muy fácil de transportar, aunque, obviamente, sus prestaciones son muy simples. Sin embargo, tienen la ventaja de poder ahormarse a superficies sinuosas gracias al material del cojín.

Elevador: Como su nombre indica, su virtualidad es elevar el portátil hasta la altura deseada. Por tanto, potencia la comodidad de uso. La variedad de alturas es muy grande. Desde pequeñas patas a modelos tipo atril propios para presentaciones de proyectos.

Suelen ser en su mayoría plegables. Es decir, muy fáciles de transportar junto al propio ordenador en su bolsa o en una mochila.

En estos dispositivos sí hay opciones con rejilla para mejorar la ventilación del terminal. El precio es tan variado como las alternativas.

Con ventilación: Los más completos, aunque también su precio sube. Vienen con ventilador integrado en el soporte que se complementa con el del propio ordenador. De este modo, uno de los principales problemas como es el recalentamiento prácticamente desaparece.

Se nutren de la energía del propio terminal a través de una conexión USB. Son los más versátiles: previenen el recalentamiento, pueden regularse de altura y se adaptan a cualquier superficie.

¿Cuál elegir?

Como en tantos artículos, depende de las necesidades. Si se da prioridad a la vista, mejor un modelo elevador que, además, te permite ganar espacio ya que se pueden guardar objetos debajo del propio soporte. Si se trabaja con más de un terminal es el que buscas.

Si se quiere velar por el buen estado del portátil y su durabilidad, los modelos con ventilación adicional se perfilan como los más recomendables.

Si lo que se quiere es usar el portátil de manera más esporádica en lugares poco adecuados en teoría para ello, la opción más ‘de batalla’ es comprarse un soporte-cojín.

Muy completo y asequible: Babacom Aluminio 10-15.6”

Un soporte muy completo a un precio muy asequible. Cuenta con una serie de características que le hacen altamente recomendable.

Muy ligero de transportar y de limpiar, varias graduaciones de altura que oscilan entre los 5 y los 14 cm., buen agarre a la superficie gracias a sus gomas antideslizantes, versátil en tamaños y, como decíamos, bastante económico.

A ello suma que, pese a su ligereza, es robusto y el diseño resulta elegante. Plegado en su totalidad se puede meter en una pequeña bolsa que viene con el accesorio.

Otra de sus cualidades más valoradas es que la estabilidad permite teclear de manera contundente sin problema alguno.

Por su diseño y la posibilidad de distintas inclinaciones permite una buena ventilación del ordenador.

Como precaución previa muy reiterada, todos los componentes de goma vienen revestidos de un plástico muy fino que hay que quitar ya que, de no percatarse, su estabilidad se resiente.

La ventilación como prioridad: Tecknet base de refrigeración

Como ya se mencionó en la introducción, la alternativa más eficaz para velar por la salud y la durabilidad del portátil.

Una base de refrigeración dotada de dos mecanismos para evitar el recalentamiento.

Muy ligera y cómoda. Apenas ocupa espacio, apenas realza unos centímetros el terminal, pero cumple de forma óptima su función por un precio muy económico.

Uno de las pegas estructurales de estas bases es su ruido que, como es lógico, no es objetivo. Para algunos usuarios será más que aceptable y para otros algo molesto.

En todo caso, para trabajar en condiciones complicadas, por ejemplo con el ordenador sobre las rodillas, es muy recomendable ya que elimina el calor.

Por tamaño se puede meter en la misma bolsa que el ordenador, aunque su tamaño no es la principal cualidad en estos dispositivos.

Mesa versátil: Cozime

Soporte más aparatoso, pero muy útil para según que cosas como ver series o películas. Precio asequible y montaje sencillo.

Pese a tener una apariencia endeble cumple con holgura hasta el punto de que se puede usar hasta para comer. Es decir, versatilidad máxima (también para leer revistas o libros de gran formato).

Viene con una base complementaria para el ratón, pero si se está habituado al del portátil ganas espacio ya que son componentes independientes.

Una de las características más valoradas es la variedad de posiciones que redunda en una mayor comodidad.

Se adapta muy bien para trabajar o entretenerse con el ordenador en el sofá o en la cama.

Cojín con complementos: Relaxdays 10012569

Modelo de cojín-soporte con complementos de luz y posavasos. Apuesta por el diseño y el detalle a un precio, lógicamente, más elevado que los cojines más básicos.

Hay que tener en cuenta el tamaño del ordenador que se tiene porque está orientado a los más pequeños. Más de capricho que práctico si se va a usar de manera continuada.

En todo caso, el material de rellenos, compuesto de pequeñas bolitas, se ahorma bastante bien al regazo. La luz solo funciona con pilas.

Elegancia multifuncional: Huanuo

Una alternativa muy llamativa para amantes del diseño y de la estética con mayor margen económico.

Pese a ser un modelo sin regulación de alturas ni de posiciones resulta cómodo para trabajar. Los materiales son de buena calidad, es ligero y fácil de llevar.

No es la opción más práctica y el precio resulta bastante más elevado, pero arrasa en otros factores como es la estética.

Última actualización el 2020-10-22 at 02:31 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados