Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cinco tocadiscos vintage para escuchar música con sabor añejo

Cinco tocadiscos vintage para escuchar música con sabor añejo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Que “cualquiera tiempo pasado fue mejor” es, como mínimo, cuestionable, pero lo que si es cierto es que el sabor de lo añejo vende.

Así, el concepto ‘vintage’, asociado a todo tipo de moda y objetos, es, por contradictorio que parezca, una moda actual que se nutre del pasado.

En este caso, el ejercicio de nostalgia se extiende tanto al formato de los discos de vinilo como a esos reproductores que ocupaban un lugar destacado en la casa muy lejos de los modelos cada vez más minimalistas de ahora.

De los tocadiscos ‘vintage’ aquí seleccionados hemos situado de líder uno de Auna por su atractivo estético con el frontal de radio antigua, la variedad de formatos que soporta y un precio asequible. Un excelente regalo para los amantes de la música más nostálgicos.

Qué ventajas tienen

Destacamos las siguientes:

  • La tecnología actual permite tener un aparato multifunción (vinilo, CD y archivos digitales) con estética retro
  • Posibilidad de pasar formato analógico a digital
  • Componentes aparte que pueden menor las prestaciones como la cápsula o la aguja
  • Normalmente se le pueden conectar bafles complementarios para ganar sonido
  • Algunos cuenta con opción bluetooth para reproducir en ellos música de otros dispositivos
  • Cuenta con un muy importante plus estético
  • En general se trata de una gama asequible

Con frontal de radio antigua: Auna

Ya que hemos optado por la línea ‘vintage’ lo hacemos en plenitud con este modelo líder de gran atractivo estético por su frontal de imitación a las radios antiguas. En concreto reproduce un modelo de 1908.

Es lo único antiguo en realidad ya que su carácter multifunción hace que soporte todo tipo de formatos de audio para convertirlo en un aparato versátil además de llamativo donde de coloque.

En concreto, cuenta, obviamente, con giradiscos de tres velocidades (33, 45 y 78 rpm), pero también con radio analógica, unidad lateral para cintas de casete, otra de las antiguallas de los nostálgicos, para CD y puerto USB.

Hay que recordar que la toma USB cuenta con una gran utilidad ya que permite la conversión de los vinilos en formato digital.

Hay que advertir que no se pueden conectar altavoces complementarios y que la calidad y potencia del sonido no es comparable a opciones más sofisticadas tecnológicamente.

Es decir, muy bonito, útil para quienes hayan guardado formatos en desuso como vinilos o cintas y, en suma, un regalo que hará la delicia de los nostálgicos.

Opción básica: Mersoco

Un modelo mucho más básico y sensiblemente más económico. Se limita a la base para el vinilo en tono madera y dos altavoces frontales integrados con rejilla muy del estilo ‘vintage’. Reproduce en las tres velocidades.

Pese a ser de gama baja cuenta con opción de Bluetooth para reproducir música desde un terminal de manera inalámbrica.

También cuenta con salida RCA lo que posibilita la conexión de altavoces ya que los conectores de este tipo trasladan señales de audio y video.

Se puede usar el cable de entrada auxiliar que se incluye de serie para reproducir la música de un dispositivo para CD.

Elegante y más caro: Shuman

De regreso a los modelos de mayor empaque este resulta muy elegante gracias al uso de la madera, con tapa incluida, y el frontal de radio con las rejillas de los altavoces realzando el poderío estético y un visor LCD que le da el toque moderno.

El hándicap es un precio sensiblemente más alto sobre la media de la gama y la gran ventaja es que, si se tiene margen económico, se quedará estupendamente con este regalo.

Como es propio de sus características, un dispositivo de notable tamaño con medio metro de ancho y nueve kilos de peso.

En cuando a sus prestaciones, además del reproductor de vinilo, es también radio, se pueden oír cintas y CD y cuenta también con salida RCA y puerto USB.

Bonito maletín: Musitrend

Por tamaño y características, los modelos portátiles no son tan exuberantes en estética, pero, así y todo, pueden encontrarse atractivos modelos.

Es el caso de este que se convierte en un bonito maletín y que tiene la obvia ventaja de que se puede transportar de manera muy sencilla.

Cuenta con altavoces integrados de 3W, como hemos advertido la potencia no es el punto fuerte de esta gama, que tampoco se orienta a ese fin.

Incorpora una función denominada Encoding que permite grabar y digitalizar los vinilos a MP3. Una prestación muy a tener en cuenta por un precio asequible.

Poderío estético: Victrola Empire

En una línea de artículos en el que tiene tanto peso la estética no es fácil decantarse por ese factor como más destacado, pero es complicado no hacerlo en este último modelo de preciosa apariencia.

Su precio es alto respecto a otras opciones, pero, en el caso de regalo, es de boca abierta a quien lo reciba.

Además de ello es multifunción con reproducción de vinilos, cintas, CD, radio FM con sintonizador analógico y bluetooth.

Qué tipos hay

Entre las opciones señalamos:

  • De sobremesa: Suelen ser los más sencillos y los que están ideados únicamente para la reproducción de discos de vinilo. Es decir, el más ‘vintage’.
  • Con patas: Modelos que son en sí mismos un mueble ya que incorporan patas sobre las que se asienta el equipo. Ocupan más espacio.
  • Multifunción: También de sobremesa, con la estética retro pero con las posibilidades que ofrece la actual tecnología. Como ya hemos señalado suman al plato para discos de vinilo otros dispositivos como radio, lector de CD o de archivos digitales.
  • Portátiles: Como hemos adelantado, el componente decorativo está muy presente en esta gama y, en el caso de los portátiles, no es tan llamativo. Normalmente, vienen en una especie de maletín.

Qué tener en cuenta

  1. Componentes: Muy principalmente la cápsula y la aguja que serán determinantes a la hora de definir la calidad de la reproducción. Hay que cerciorarse bien de la compatibilidad con el aparato si se opta por la sustitución de estos componentes primordiales.
  2. Conexiones: Uno de los puntos más importantes en este aspecto es que incorpore una conexión RCA que permitirá añadir altavoces adicionales que mejoren la potencia del tocadiscos.
  3. Materiales: Muy diversos con prevalencia de los derivados del plástico más resistentes. Una de las opciones más elegantes y puramente ‘vintage’ es que cuenten con armazón de madera. Algunos modelos muy llamativos incluso imitan radios antiguas con el plato incorporado en la parte superior.
  4. Mecánica: Básicamente, optar por un modelo de tracción directa o por correa. En este último caso habrá que sustituirla por el desgaste con el paso del tiempo.
  5. Opción digital: Si no se es demasiado purista de lo ‘vintage’ una alternativa muy recomendable es adquirir un tocadiscos que permita la digitalización de los vinilos o de otros formatos antiguos.
  6. Diseño: Como hemos señalado en el capítulo de ventajas, pese a ser el último aspecto se trata de uno de los principales a la hora de hacerse con uno de estos tocadiscos en los que se sacrifica fidelidad de sonido en la mayoría de los casos por estética.

Última actualización el 2024-04-15 at 13:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados