Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Torres de aprendizaje para que los pequeños potencien su autonomía

Torres de aprendizaje para que los pequeños potencien su autonomía
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 3,67 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El catálogo de artículos orientados a los más pequeños abarca todo tipo de funciones tanto para su diversión como para su desarrollo dentro de unas imprescindibles pautas de seguridad.

En este contexto nos centramos en un accesorio muy útil para que el niño o la niña se vaya manejando por su cuenta en tareas diarias o se integre en otras con el resto de la familia. Nos referimos a las torres de aprendizaje.

De entre las destacadas hemos situado como líder una de madera natural de la marca Miniwood por su resistencia, niveles de ajuste y sistema de plegado.

Qué es y para qué sirven las torres de aprendizaje

Se trata de un taburete específico ideado para que los niños y niñas puedan acceder por sí mismos a zonas de la casa como el lavabo o la encimera de la cocina, por poner dos ejemplos comunes.

La mayoría incorpora escalones para que se pueda subir sin ayuda y un tablero en el que se pueden parar y que suele ser ajustable para adaptarlo a las necesidades del pequeño.

De qué material

De manera abrumadora, esta gama recurre a la madera como material de fabricación, aunque hay también opciones en plástico resistente, caso del polietileno de alta densidad (HDPE).

¿Qué es el método Montessori?

En un modelo ideado por la educadora y médica italiana María Montessori desarrollado a finales del XIX y principios del XX.

En síntesis, involucrar a los niños en las actividades de la vida diaria es fundamental para su aprendizaje y desarrollo usando para ello material didáctico especializado.

Las torres de aprendizaje se ajustan perfectamente a ello y, por ello, se consideran material Montessori.

Qué ventajas tienen las torres de aprendizaje

Destacamos las siguientes:

  • Potencian la autonomía del pequeño
  • Refuerzan la integración en tareas como ayudar a la hacer la comida
  • Son regulables para alcanzar mayor rango de edad
  • Muy versátiles de uso (algunos modelos se pueden reconvertir en sillas o escritorios)
  • Muchas de ellas son plegables
  • Amplio catálogo

Señaladas las ventajas, también hay que resaltar que hay variedad de precios, pero no es una gama especialmente económica.

Plegable con imanes: Miniwood

Nos hemos decantado como modelo líder por una torre de aprendizaje fabricada en madera natural con una alta resistencia (hasta 90 kilos de peso) y otras características que le hacen acreedora de este puesto.

Así, gracias a su sistema de plataforma extraíble se puede regular en tres niveles para adaptarla al tamaño y edad del pequeño.

Esta base superior cuenta con espacio y solidez suficiente para que estén dos niños protegidos por las barandas laterales redondeadas y una lista trasera de madera que se pone y quita.

En cuanto a medidas concretas tiene una altura de 84 cm con 43 cm de ancho y casi 40 cm de fondo. La madera va tratada con aceite natural ecológico que facilita mucho la limpieza en el caso, muy probable, de manchas.

Por último, pero no menos importante, su original diseño permite montar y desmontar la torre en apenas medio minuto.

Se divide en tres piezas que se adhieren a través de imanes para plegarse y guardarla en cualquier hueco de la casa cuando no se use.

No es barata, pero ya hemos señalado que no es una gama que se caracterice por ser económica.

De plástico resistente: Homcom

Ya hemos adelantado en la introducción que la madera no es el material exclusivo. Aunque con menor presencia hay otras opciones fiables como es el caso de este modelo fabricado en resistente, y seguro en su composición, plástico HDPE (polietileno de alta densidad).

Se trata de un taburete evolutivo con un peldaño superior ajustable en tres posiciones diferentes que da una altura total de 90 cm. La altura del peldaño inferior es de 15 cm.

Con el fin de reforzar la seguridad, las almohadillas protectoras de los pies y las bases antideslizantes dotan a esta torre de una óptima estabilidad.

El tramo de edad recomendado para el uso de este taburete va desde los 18 meses a los cinco años. Como ventaja añadida, las opciones de plástico suelen ser más económicas que las de madera. Es el caso de este modelo.

Convertible y cara: Blanconiglio Kids

Un modelo más sofisticado y sensiblemente más caro en un segmento, como ya hemos reiterado, que no es barato en general.

A cambio, un diseño de alto nivel también ajustable en tres alturas y convertible que posibilita que la torre se transforme en una mesa, banco o escritorio para el pequeño ya que incluye tablero de pizarra.

El sistema de conversión incluye cerraduras con llave para dotar a la estructura de mayor seguridad sea cual sea la forma elegida. Fabricada en madera de alta calidad, se distribuye en tres acabados diferentes.

Opción de abedul: Sweet Home from Wood

Fabricada en madera contrachapada de abedul con un grosor de 1,5 cm y buena resistencia a un precio en la gama media-alta.

Tres alturas regulables con una altura total de 90 cm y bordes redondeados para evitar cualquier riesgo de rasguños.

El límite de carga está en los 50 kilos y el peso de la torre en unos siete. El espacio que conforma en la parte superior está totalmente cercado para dar mayor seguridad al pequeño.

De madera y económica: Bestform

Dentro de la gama de madera, la mayoritaria, pasamos a una opción que puede pasar por económica. Sencilla de diseño y práctica para los pequeños.

Ajustable a tres alturas diferentes los peldaños (17, 32 y 45 cm) con una altura total de 90 cm. Por peso, está cerca de los siete kilos.

Estable, muy sobria y, muy importante, bastante segura con el espacio superior cercado por las barandas. Forrada con almohadillas de fieltro para potenciar la estabilidad.

Para qué edades

Como referencia de horquilla está orientada a niños de entre 2 y 7 años. En función del tamaño puede ser ya usada con 18 meses.

¿Son seguras las torres de aprendizaje?

Lo más recomendable es acompañar y orientar los movimientos mientras está sobre la torre, principalmente si es menor de cuatro años y no está familiarizado con la estructura.

Reseñada esta precaución, hay que destacar que son estructuras firmes y estables (como hemos adelantado casi siempre de madera). En las plegables hay que cerciorarse de que las bisagras y cierres son totalmente fiables.

A esto suma que en la parte de arriba están parcialmente cerradas para que el pequeño cuente con un espacio seguro. Así, se da más tranquilidad al adulto y mayor libertad de acción al niño.

Qué tipos de torres de aprendizaje hay

Hay muy distintas opciones:

  • Fijas
  • Plegables
  • Convertibles en pupitre o silla
  • Con peldaños (algunas no tienen barandas por lo que están indicadas para niños que mantengan ya bien el equilibrio)
  • Con pizarra

Qué tener en cuenta en las torres de aprendizaje

  1. Peso: Como hemos dicho la madera es el material preferente. A pesar de ser para niños la colocación y conversión, en el caso de que sea multifunción, correrá a cargo del adulto. Por tanto, la estabilidad está por encima de la ligereza. Para hacerse una idea, las de madera suelen estar en torno a los siete kilos.
  2. Seguridad: Otro aspecto fundamental. Además de las barandas para acotar el espacio es importante que tengan material antideslizante en las patas.
  3. Sistema de plegado: También vinculado al apartado anterior. En el caso de las plegables es imprescindible que los cierres o bisagras ofrezcan totales garantías.
  4. Peldaños: En el caso de que los incorporen también es relevante que lleven material antideslizante.

Última actualización el 2024-02-29 at 07:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados