Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores vigilabebés o dispositivos electrónicos para tener a los bebés bajo control

Los mejores dispositivos electrónicos para tener a los bebés bajo control
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

El avance tecnológico convierte en imprescindibles artículos que no hace muchos años resultarían inimaginables. Es el caso de los dispositivos vigilabebés.

Basta sopesar la función que tiene de controlar el sueño o el estado de un recién nacido para realzar su importancia.

Ese mismo desarrollo de las nuevas tecnologías es el que ha posibilitado que se multipliquen y mejoren las opciones sino que, además, se pueda acceder a ellas a unos precios más que asequibles.

Rebajas

De entre los aquí seleccionados, nos hemos decantado en primer lugar por un modelo GHB de pequeña pantalla y visión nocturna.

Pese a estas apreciadas prestaciones, el precio, para ser un modelo con imagen y no solo sonido, es bastante asequible ya que son sensiblemente más caros que los de solo audio

¿Qué es?

Un dispositivo electrónico con cámara y/o micrófono que, habitualmente, se coloca en la habitación del bebé con objeto de que sus padres o la persona que esté a su cuidado controle en todo momento su estado desde un monitor inalámbrico o por indicios acústicos.

Cómo funciona

Como es propio de estos tiempos, la alternativa analógica está en total declive (en este caso por sus numerosas interferencias) mientras que la digital abarca ya la mayoría de los modelos.

Dentro de este sistema podemos distinguir dos tecnologías distintas:

FHSS: Siglas del término anglosajón Frequency Hopping Spread Spectrum. Esta tecnología, que funciona a 2,4 GHz, se caracteriza por reducir las interferencias y mejorar la seguridad de la señal.

-DECT: (Digital Enhanced Cordless Telecommunications). Añade un plus de seguridad y privacidad.

Que tipos hay

De audio

Los más sencillos ya que constan de un transmisor que emite la señal a un receptor y que permite a este escuchar si pasa algo en la habitación del pequeño fuera de lo normal.

No suele necesitar el receptor estar enchufado a la red y, como ventaja, cuentan con mayor autonomía que los de vídeo.

En la mayoría de los casos también tienen la función de intercomunicación para que el bebé pueda oír sonidos o palabras que le puedan tranquilizar.

Algunos modelos de este tipo incorporan el modo ‘eco’ que regula el ruido a partir del cual se activa el receptor.

De video

Consiste en un dispositivo con una pequeña cámara y micro que se ubica en la habitación del bebé y un monitor adicional para ver y oír lo que ocurre.

En la gran mayoría de modelos ya cuenta con cámara infrarrojos para controlar al pequeño con la luz apagada.

Con sensores

Una alternativa muy poco implantada por su cuestionable eficacia y que puede crear mucha ansiedad de los padres, pero que mencionamos. Esta orientada a prevenir el riesgo de muerte súbita.

Para ello incluye una almohada con sensores que controla la respiración del bebé a través de las vibraciones. En el caso de no detectarla se dispara la alarma.

Con cámara WiFi

Permiten ver al bebé desde smartphone o tablet mediante conexión wifi. Muy aconsejables si los padres viajan mucho o dejan al pequeño con alguien.

¿Con o sin cámara?

En buena parte depende de la experiencia de los padres. Si es el primer bebé probablemente reporte mayor tranquilidad poder verle en todo momento para saber si todo va bien (o preocuparse más).

No solo puede influir ese aspecto sino otro mucho más prosaico como es el tamaño de la vivienda.

Si la casa es pequeña puede bastar con uno de audio que detecte cuando llora o cuando se despierta. Son más baratos y, en este supuesto, pueden ser igual de prácticos.

Qué tener en cuenta

– Alcance: Una de las características importantes sobre todo en viviendas de dimensione grandes, aunque con la media de alcance sirve para la gran mayoría ya que podemos hablar de entre 20 o 30 metros con cuatro paredes entre medias.

Es importante acotar estas distancias porque normalmente se indica de modo lineal. Por ejemplo, 200 metros que es una medida estándar, pero hay que tener cuenta que dentro hay tabiques y obstáculos y, por tanto, se reduce de manera muy considerable.

Si la casa tiene dos plantas este factor cobra todavía más relevancia ya que también las escaleras suponen un obstáculo.

– Intercomunicación: Muy aconsejable esta función para intentar calmar al bebé a través de sonidos. Para ello es necesario adquirir un dispositivo que tenga el sonido libre de interferencias.

– Autonomía: La red eléctrica es indispensable para que estos aparatos tengan suministro durante toda la noche.

En el caso de los monitores pueden hacerlo a través de cable, pero también por batería de manera autónoma.

Suele durar entre tres o cuatro horas en funcionamiento o el doble en reposo. En general, antes de quedarse sin energía emiten un aviso acústico.

– Cámaras giratorias: Este punto está muy vinculado al crecimiento del bebé. Si se quiere uno que sea eficaz durante más tiempo mejor elegir uno con cámaras giratorias que detectan movimiento o, como poco, que ofrezca planos panorámicos con gran angular para que se vea todo el espacio en el que está.

– Extras: El desarrollo tecnológico de estos artículos ha abierto el catálogo de extras. Hay algunos que a la función de intercomunicador añade, por ejemplo, sonidos de nanas o juegos de luces para que se calme o entretenga.

Los modelos más sofisticados incorporan una lente motorizada para cambiar el ángulo de visión de manera autonómica o acercar algún objeto o detalle a través del zoom.

Otro complemento que puede resultar muy práctico es el sensor de temperatura que informa en todo momento de la temperatura que tiene el bebé en la habitación.

Una económica opción con cámara GHB 

Rebajas

Como ya hemos adelantado en la introducción, la elección en primer lugar de este modelo obedece a que incluye imagen, un salto cualitativo importante, sin que por ello el precio se dispare en exceso sobre los únicamente de audio.

Además, claro está, cumple a satisfacción pese al pequeño tamaño de la pantalla y que su calidad de nitidez no es máxima. Tampoco se busca un TV en miniatura de alta definición.

Lo importante es que se ve bien y cumple de sobra para su cometido incluso, otra de las cualidades a apreciar, cuando la luz es baja ya que cuenta con visión nocturna.

Como objeción puntual, la duración de la batería de la pantalla que está sobre las dos horas más o menos.

No obstante, incorpora opciones como el modo VOX que consiste en que el monitor se enciende solo cuando detecta algún ruido y si no es así se apaga para ahorrar energía.

En el capítulo de extras trae de serie varios como es el intercomunicador, el control de temperatura de la estancia o alguna nana programada que, en función de los gustos, logrará o no su objetivo.

Solo sonido, pero no cualquier sonido: Motorola MBP 8 

Rebajas

Vigilabebés solo de sonido, pero no de cualquier sonido ya que es de una calidad extrema y se percibe cualquier ruido que pueda ser susceptible de comprobar.

Como es propio de esta gama, y lógico, este dispositivo es bastante más barato que aquellos con monitorización. A su excelente calidad de sonido suma una fiable conexión, otro aspecto muy a tener en cuenta.

Señal digital segura y que no se puede interceptar gracias a la tecnología DECT a la que ya hemos aludido. Es un modelo que se maneja con extrema sencillez ya que su configuración es totalmente minimalista.

Su apuesta más firme y lograda es la calidad del sonido. En este contexto, apenas incorpora extras salvo una tenue luz para dar algo de calidez a la habitación en la que esté el bebé.

Tiene que ir conectado a la red eléctrica con los ‘pros’ y ‘contras’ que conlleva. En este caso pesa más el ‘pro’ ya que asegura la vigilancia del pequeño sin temor a dejar que así sea por falta de suministro.

Sofisticado y caro: Availand Follow Baby 

Una opción en la que converge todo tipo de sofisticaciones tecnológicas y extras como también lo es su precio. Bastante más caro que la media, aunque con prestaciones adicionales que pueden merecer la pena si el bolsillo lo permite.

Entre ellas, destacar el seguimiento automático del bebé que, como ya hemos mencionado, hace que, si bien la inversión es mayor, también sirva para más años en función del crecimiento del bebé y sus progresivos movimientos.

Pantalla vistosa, de buen tamaño e imagen de óptima calidad. Además, la autonomía de la pantalla es mucho mayor gracias a la batería de litio que le dota de unas siete horas de funcionamiento autónomo.

Nitidez de imagen: HelloBaby HB32

Rebajas

Una alternativa más con monitor a un precio, si no barato, sí razonable. A destacar la nitidez de la imagen en su pantalla de 3,2 pulgadas con zoom incorporado para captar detalles en planos más cortos.

Se sitúa pues en la gama media-alta con las consecuentes prestaciones tales como la de intercomunicación con el bebé, la visión nocturna por infrarrojos o el medidor de temperatura de la estancia.

El diseño, además de vistoso, apuesta por un buen tamaño de los botones de control con objeto de facilitar su uso. Trae de serie ocho tipos de alarma y otras tantas melodías para ayudar a dormirse al bebé.

Libre de interferencias: Philips Avent SCD501/00 

Rebajas

Como cierre un modelo de sonido de una de las marcas más conocidas de gran calidad tecnológica, pero bastante caro para no tener monitor.

Al igual que el referido de Motorola incorpora la tecnología DCET que le libra de todo tipo de interferencias.

En la carcasa lleva insertados cinco puntos led como señal de sonido en el caso de que se detecte alguno en el lugar donde esté el bebé.

Tiene un largo alcance (300 metros, según el fabricante) sin olvidar que esta referencia es lineal sin contar paredes y obstáculos.

Última actualización el 2020-12-15 at 00:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados