Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores probióticos intestinales para facilitar la digestión y potenciar el sistema inmunológico

Los mejores probióticos intestinales para facilitar la digestión y potenciar el sistema inmunológico
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Que la salud es lo que importa es un axioma indiscutible más allá de los sorteos de Lotería que es cuando resulta más recurrente. Una buena alimentación también influye en el bienestar, todo lo contrario que las molestias en el aparato digestivo. Para evitarlas existen, además de dietas adecuadas, complementos multifuncionales y beneficiosos para el organismo como son los probióticos intestinales.

De los aquí seleccionados hemos situado en cabeza una opción en píldoras de Aavalabs por su número de cepas, zinc adicional, eficacia y precio ajustado a la media de esta gama.

Como es preceptivo en todos los productos vinculados a la salud, una consulta médica previa es imperativa.

Qué son y para qué sirven los probióticos

Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y que redundan en la mejora generalizada del organismo.

Como propiedades concretas a destacar son un eficaz mecanismo para facilitar la digestión, absorber nutrientes y fortalecer el sistema inmunológico.

Los probióticos se diferencian de los prebióticos en que los primeros son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias buenas del cuerpo (microbiota normal).

Por su parte, los prebióticos son alimentos, generalmente con alto contenido de fibra, que actúan como nutrientes de la microbiota humana entendida como el conjunto de microorganismos (bacterias, hongos, virus, parásitos…) que residen en el organismo humano.

¿Qué es UFC?

Dado que son unas siglas muy comunes en estos suplementos empecemos por descifrar estas siglas en el ámbito de la microbiología. UFC se corresponde con Unidad Formadora de Colonias y es la unidad de medida que se emplea para la cuantificación de microorganismos.

Es decir, para contabilizar el número de bacterias o células viables en una muestra líquida o sólida.

Los expertos recomiendan una dosis de 5000 millones de UFC durante al menos cinco días. Esta cantidad se expresa de la siguiente forma: 5 x 109 UFC/día. No obstante, hay opciones que superan con creces esta cifra.

Nuestra selección de probióticos

 Con Zinc

De las muchas opciones nos hemos decantado en cabeza por un frasco de 90 píldoras. Cada una de ellas contiene 30 cepas diferentes de bacterias con funciones específicas.

Como dato cuantitativo, tomando tres cápsulas al día (por tanto, está pensado el producto para un mes) se alcanza 120.000 millones de UFC. Su seña de identidad principal es la presencia adicional de zinc que ayuda al funcionamiento normal del sistema inmune.

Este componente también contribuye a la regulación adecuada del metabolismo de los macronutrientes y la protección de las células contra el estrés oxidativo.

Entre los ingredientes están cultivos vivos, agentes espesantes como la goma arábiga o la proteína de arroz orgánica. Precio en el medio de la gama.

Espectro completo

Una opción que se caracteriza por la mezcla de probióticos de espectro completo con una veintena de cepas y una muy alta cantidad de UFC con cien mil millones por día y cápsula.

Se trata de un producto especialmente indicado para ayudar a mantener el sistema digestivo equilibrado con una mejora notable del bienestar general.

También procura un fortalecimiento del sistema inmunológico. En este caso se dispensa en una caja de 60 unidades, aunque hay otras opciones de tres, seis o doce cajas. Precio en la media.

Frascos monodosis

Pasamos a un formato distinto con estos frascos monodosis en número de diez. Una solución bebible con probióticos, fibra prebiótica con vitaminas B y jengibre.

Una solución eficaz para aliviar los desequilibrios de la flora intestinal que se puedan derivar de los cambios de alimentación.

Como posología se recomienda un frasco al día después de la comida principal. No lleva gluten y es apto para personas intolerantes a la lactosa y también para diabéticos.

Con inulina

Entre las características a destacar en esta opción está el gran número de cápsulas que trae (180 en concreto) por un económico precio.

Contienen 25 cepas bacterianas. Una dosis diarias de dos unidades contiene un total de 30.000 millones de UFC.

En cuanto a la composición, cada píldora contiene 310 mg de inulina, una fibra soluble que se extrae de las raíces o tubérculos de algunas plantas y que es eficaz en la mejora del tránsito intestinal.

Máxima potencia

Una opción de máxima potencia para finalizar con este frasco de 20 cepas y nada menos que ciento cincuenta mil millones UFC.

Se trata de un producto que contiene 90 cápsulas que ayudan a regular el tránsito intestinal y pueden mejorar los problemas de colon irritable y gases.

Su fórmula, al igual que la opción líder, también contiene zinc para normalizar el funcionamiento del sistema inmune. Algo más caro sobre la media.

Ventajas y desventajas de los probióticos

Entre las primeras destacamos las siguientes de los probióticos que son los que nos ocupan:

  • Previenen problemas intestinales como la colitis, el síndrome del intestino irritable o la inflamación de este órgano
  • Mejoran la digestión y combaten la acidez
  • Son eficaces contra el estreñimiento y la diarrea al ser un buen mecanismo para regular el tránsito intestinal
  • Impiden la proliferación de bacterias perjudiciales en el intestino
  • Pueden servir también para prevenir la obesidad, alergias, intolerancias alimentarias o el colesterol
  • Buena relación calidad-precio

En cuanto a inconvenientes:

  • Algunos pueden tener efectos secundarios como náuseas o dolores estomacales, aunque no es frecuente (en todo caso, reiteramos la consulta médica previa)
  • No se recomendable combinarlos con antibióticos

¿Cómo tomar los probióticos?

  • A través de alimentos
  • Mediante suplementos probióticos en distintos formatos

Alimentos probióticos

Entre los primeros, alimentos que contienen de manera natural probióticos, señalamos algunos:

  • Yogur natural: La principal y más accesible fuente.
  • Kéfir: Producto fermentado con levadura y bacterias muy similar al yogur con más cantidad de probióticos.
  • Kombucha: Bebida fermentada a base, principalmente, de té negro.
  • Encurtidos: Por ejemplo, una preparación de pepinillos en agua y sal que hay que dejar fermentar durante un tiempo.
  • Masa madre: O levadura natural. Cultivo vivo que se genera a través de la fermentación de cereales como el trigo y de los microorganismos que se encuentran de manera natural en el ambiente.
  • Quesos: Algunos muy concretos como el Cabrales o el Roquefort.

Tipos de suplementos

Obviamente, es la opción que nos ocupa. Como ya hemos señalado se dispensan en distintos formatos ya sea en cápsula, líquido o sobre. Estos suplementos incluyen entre uno y diez diferentes tipos de probióticos. Las cepas más beneficiosas en los probióticos serían:

  • Bifidobacteria animalis: Fortalece el sistema inmune, facilita la digestión y combate bacterias derivadas de comida contaminada.
  • Bifidobacteria bifidum: Presente en el intestino delgado y grueso. Promueve la producción de vitaminas en el intestino, inhibe las bacterias dañinas, promueve la respuesta del sistema inmunitario y previene la diarrea.
  • Bifidobacteria breve: Ayuda a colonizar el intestino de bacterias buenas y hace desaparecer a las bacterias malas.
  • Bifidobacteria longum: Promueve la función del hígado, reduce la inflamación, y elimina el plomo y metales pesados.
  • Lactobacillus acidophilus: Alivia los gases y la hinchazón, y mejora la intolerancia a la lactosa. Ayuda a bajar los niveles de colesterol y a la creación de vitamina K.
  • Lactobacillus reuteri: Presentes especialmente en la boca, en el estómago y en el intestino delgado, siendo importantes contra la infección por Helicobacter pylori.
  • Lactobacillus rhamnosus: Ayuda al equilibrio bacteriano, y a tener una piel sana. Ayuda a combatir infecciones del tracto urinario, infecciones respiratorias, y en la ansiedad al reducir las hormonas del estrés. También es capaz de sobrevivir al tracto gastrointestinal.
  • Lactobacillus fermentum: Ayudan a neutralizar productos y toxinas liberadas durante la digestión, mejorando el ambiente para el crecimiento de la flora intestinal.
  • Saccharomyces boulardii: Es un probiótico de levadura que restaura la flora natural en el intestino grueso y delgado, y mejora el crecimiento de las células intestinales.

Eficaz para el tratamiento de enfermedades inflamatorias del tracto digestivo, como la enfermedad de Crohn. Con efectos antitoxinas y antimicrobióticos.

Última actualización el 2024-03-02 at 12:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados