Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores aceites de lavanda con propiedades terapéuticas y agradable aroma

Los mejores aceites de lavanda con propiedades terapéuticas y agradable aroma
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

De entre los cada vez más extendidos aceites esenciales, el de lavanda, por sus diversas propiedades es uno de los más populares.

A ello suma un agradable aroma como es denominador común en estos productos.

Antes de proseguir incidimos en un matiz importante como es la diferencia que existe entre el aceite esencial de lavanda (y del resto) y el vegetal.

Este último se extrae de alimentos ricos en grasas. Son totalmente naturales y no tienen contraindicaciones. Tienen mucho peso en el ámbito de la cosmética natural.

Como ejemplos aportamos el de rosa mosqueta o el de argán.

En el caso de los esenciales no se pueden considerar aceites como tal ya que no están compuestos de ácidos grasos.

Vienen a ser una concentración de la esencia de la planta que se diluye con otros elementos (de hecho, una opción es hacerlo con los aceites vegetales).

Son muy aromáticos y tienen propiedades terapéuticas.

Qué es

Ya hemos adelantado bastante descriptores, pero, por definirlo en concreto, el de lavanda es una combinación del destilado de distintas especies de esta planta.

Entre los usos más frecuentes está la aromaterapia.

No está de más, recordar la definición académica.

Se trata de un arbusto aromático, muy ramificado, de ramas ascendentes o erectas, hojas lanceoladas que se estrechan en los extremos.

Tiene los bordes enteros y algo enrollados y flores de color lila azulado agrupadas en espigas. Puede alcanzar hasta dos metros de altura.

Qué tipos hay

Es importante matizar que no solo existe una lavanda sino varias decenas de variaciones (unas sesenta, más o menos) y que no todas valen para elaborar el aceite que nos ocupa.

Hay dos que sí se prestan de manera adecuada:

  • Lavandula Angustifolia: Muy extendida en Francia y con un aroma suave y dulce que le hace muy apropiada para la aromaterapia.
  • Hybrida: Se conoce también con el nombre de lavandín. Se usa mucho ya que su proceso resulta mucho más económico y florece más que otras variantes. Es la más usada en aceites esenciales y cosmética.

Cuáles son sus propiedades

  • Pasa por tener propiedades relajantes y calmantes
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Hidrata la piel y el cabello
  • Se usa como herramienta para cicatrizar heridas y quemaduras
  • Alivia las picaduras de insectos
  • Propiedades antibacterianas y antimicóticas
  • También se recurre a él en casos de caspa, hongos y verrugas

Aroma suave y duradero: Naissance

Un aceite puro de lavanda que, como tal, requiere mezclas, y que tiene gran polivalencia en sus propiedades.

De este modo, resulta altamente eficaz, por poner dos ejemplos recurrentes, para aromaterapia y para cuidado de la piel.

Combina bien con todos los aceites esenciales y bastan unas cuantas gotas para disfrutar de sus beneficios ya sea a través de un difusor, masaje, productos de belleza caseros e incluso para la limpieza.

Como ya hemos adelantado, los aceites esenciales puros son demasiado fuertes y, por tanto, hay que diluirlos.

Las alternativas son diversas. Aportamos, por ejemplo, su mezcla con aceites de almendra, jojoba o argán. Esta opción no resulta demasiado fuerte para la piel.

También se puede recurrir al alcohol para proceder a la mezcla o verter gotas sobre una bola de algodón o usarlo cuando se da la crema hidratante.

Como se ve, las alternativas son muy numerosas.

Sea cual sea la opción no precisa ser vertido en otro recipiente ya que el suyo propio viene con dosificador.

Entre sus cualidades más a tener en cuenta, el aroma que desprende es suave y duradero.

Otro de sus usos es echar unas gotas por la almohada para que ayude a conciliar el sueño.

No es de los más baratos, aunque también es cierto que el tamaño es más que notable para esta gama (100 ml).

Como en todos estos productos hay que mirar en detalle cuáles son los riesgos de su contenido si no se utiliza de manera adecuada.

Formato mini: Pranarôm

Rebajas

Para empezar, dejar claro que se trata de un frasco de mínimo tamaño (10 ml), aunque su penetración es alta y, por tanto, bastarán unas pocas gotas para obtener resultados satisfactorios.

Por ejemplo, uno de los usos que no hemos mencionado todavía, con apenas cuatro gotas impregnadas en un trozo de madera, es su capacidad para ahuyentar a las polillas de los armarios al tiempo que deja en el interior un agradable olor.

No se trata de un aroma demasiado intenso, pero sí suave, agradable y muy duradero. Muy adecuado para dormir con mayor placidez.

Otra opción con el mismo fin de conciliar el sueño es echar unas gotas en la crema hidratante antes de irse a la cama.

El uso en difusor de aroma y como herramienta para el tratamiento de la piel son otras dos funciones que cumple de manera satisfactoria.

Para pieles sensibles: Aeshory

Para su capacidad, justo la mitad que el anterior, tampoco resulta de los más económicos si bien sus resultados son muy satisfactorios en distintos ámbitos que van desde el aroma a tratamientos para el acné o la hinchazón.

Especialmente orientado a pieles sensibles si ese es el uso que se le va a dar. En esta faceta viene muy bien para la reducción de poros o enrojecimientos cutáneos.

En una mezcla y tratamiento adecuado, por ejemplo, echar un par de gotas en una bola de algodón y dejarla en la almohada.

El leve y agradable aroma ayudará a dormir si se tienen problemas para hacerlo.

Una de las bazas que más se destaca en su elaboración es la ausencia de cualquier componente químico.

Cómodo spray: Coopers

Sin duda, la seña de identidad de este aceite es su formato en spray que redunda en una gran comodidad a la hora de su aplicación.

Así se notará cuando se quiera hacer sobre la almohada o directamente pulverizar para mejorar el ambiente.

Hay que reseñar que, si bien la lavanda es protagonista en la composición y en el aroma, opta por una mezcla de aceites tales como el de bergamota (cítrico) además de, por ejemplo, romero.

El resultado es que ofrece una sensación de limpieza gracias al aroma que genera con la objeción de que su duración está por debajo de la normal.

Ideal para difusor: Salking

Al igual que hemos incluido una versión mini, hacemos lo propio con el otro extremo ya que se trata de un frasco de 120 ml que, para esta gama, está por encima de la media en capacidad.

Es un aceite económico para su tamaño y muy suave de aroma. Muy adecuado para humidificadores o vaporizadores.

Sin aditivos ni componentes químicos incorpora un gotero de vidrio para dosificar las gotas de manera adecuada en las diluciones.

Cómo se elabora

Resumimos en los siguientes pasos el proceso de elaboración:

  1. Recogida de la lavanda. El periodo más adecuado para ello es el verano
  2. El principal método de extracción de las esencias es la destilación al vapor de agua
  3. El aceite se extrae a través de un enfriador gracias al cual la mezcla tiende a la condensación
  4. La separación del agua del aceite se lleva a cabo a través de un embudo de decantación o vaso florentino.

Este remate del proceso suele ser sencillo ya que, debido a sus distintas densidades, se separan de manera natural.

Qué usos tiene

Destacamos los siguientes:

  • Aromaterapia: Como ya hemos adelantado, una de las principales funciones. Se usa en este caso para facilitar el sueño o relajarse mediante unas gotas en el humidificador o en la versión más pequeña que va directamente al enchufe.
  • Cosmética: Orientado al cuidado de la piel y el cabello. Potencia la hidratación con tan solo echar unas gotas en el champú o crema.
  • Comidas: Principalmente, puede ayudar a hacer más llevaderas las digestiones.
  • Medicinal: Ya hemos mencionado su capacidad cicatrizante al verter unas gotas en la zona herida. También tiene propiedades antibacterianas

Dónde guardarlo

La ubicación depende en buena medida de la composición del aceite.

De este modo, los elaborados con productos naturales exigen menos cuidados a la hora de buscarles un sitio. La causa reside en su capacidad antioxidante.

En cualquier caso, por precaución, las pautas que se indican son de general aplicación en los aceites de lavanda.

  • No dejarlo expuesto a la luz solar
  • Para ello, mejor guardarlo en un frasco oscuro
  • Dejarlo en un lugar fresco
  • Cerrarlo bien para impedir su contacto con el aire

¿Alguna contraindicación?

No es para nada normal que tenga efectos secundarios salvo que se use con demasiada profusión.

En ese caso se podrían dar casos de alteraciones cutáneas o dolores de cabeza.

Última actualización el 2022-09-25 at 17:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados