Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores clavadoras para ahorrar tiempo y esfuerzo en poner puntas o grapas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Más ahorro de tiempo y menos esfuerzo físico. Estas dos cualidades convergen en una herramienta de gran utilidad en el armario de herramientas de los aficionados avanzados del bricolaje doméstico.

Nos referimos a la clavadora que, como su nombre indica, cubre de manera eficaz una de las labores más comunes, y muchas veces dolorosas si se hace a mano, que se pueden presentar en una chapuza u obra de mayor enjundia.

De las aquí seleccionados nos demos decidido en primer lugar por el modelo de aire comprimido TC-PN 50de la marca Einhell por su versatilidad, capacidad de puntas y grapas y su económico precio.

Qué es y para qué sirve

Es una herramienta con forma de pistola, al estilo de las taladradoras, que incorpora, en el caso de las neumáticas, ya que hay otras opciones, un compresor para incrustar clavos o grapas a través de aire comprimido en las superficies de distintos materiales.

El aire comprimido que acciona este dispositivo se puede considerar como una masa de aire que se encuentra sometida a una presión superior a la atmosférica.

Es muy usado en la industria ya que tiene la ventaja sobre los sistemas hidráulicos que es más rápido, aunque no está pensado para fuerzas muy grandes.

Hay otros tipos que funcionan de manera distinta y que veremos más adelante.

Por partes

Como ya hemos adelantado su pieza nuclear es el compresor. Además de detallar su función señalamos los otros dos componentes principales:

  • Compresor: Introduce el aire a presión dentro del dispositivo. Hay distintas variedades de hacerlo. Así, si se trata de una clavadora neumática inalámbrica incorpora un cartucho de aire comprimido.
  • Cargador: Depósito donde se colocan, a modo de cargador de pistola, los clavos o las grapas. Como es lógico, la capacidad varía en función del tamaño, pero, para hacerse una idea, podemos hablar de entre 50 y 100 unidades.
  • Impulsor: Pieza de percusión que, empujada por el aire comprimido, expulsa con gran fuerza la punta o grapa para insertarla en la superficie correspondiente.

A estos tres partes fundamentales se suma la empuñadura antideslizante y el gatillo para disparar hacia fuera la pieza.

Qué ventajas tiene

Destacamos las siguientes:

  • Mucha menos rapidez en el trabajo.
  • Mayor precisión.
  • Evita los riesgos de machacarse los dedos con el martillo, aunque requiere otras precauciones.
  • Menos cansancio ya que su diseño ergonómico las hace muy fácil de agarrar y manejar (hay modelos profesionales con un peso que sí requerirá más pausas)
  • Muy práctica para labores de bricolaje que se deben hacer en interiores de muebles o cuando se tenga muy poco espacio.

Qué tipos hay

Neumáticas: Empezamos por las que son, sin duda, las más multifuncionales. Como ya hemos adelantado, funcionan con aire comprimido. Más caras, pero igual sirven para bricolaje que para algunos trabajos de profesionales.

Eléctricas: Las más básicas y domésticas. Como es obvio funcionan a través de un motor eléctrico que puede provocar un punto explosivo de combustión o de aire comprimido para que salga la punta o la grapa. Sobre las anteriores, más livianas, bastante más económicas y hacen menos ruido, pero en potencia no hay color a favor de las primeras.

Autónomas: Mismas características que las anteriores cambiando, como se deduce, el cable de suministro eléctrico por una batería.

Algunas precauciones

Como siempre que abordamos herramientas de este tipo, el primer consejo de utilización es genérico: hay que usarla con mucho cuidado. Las medidas de seguridad que traen son cada vez más eficaces, pero no es incompatible con la cautela propia.

Indicamos algunas recomendaciones:

  1. Usar equipo de seguridad cuanto más completos mejor. Las gafas de protección, por ejemplo, resultan imprescindibles.
  2. Revisar bien la superficie sobre la que se va a trabajara para comprobar que no hay ningún saliente en el que pueda rebotar el clavo o la grapa.
  3. Muy importante calcular distancias: que no esté muy pegada al cuerpo y no dejar las manos muy cerca de la zona sobre la que se va a clavar.
  4. Que esté siempre desconectada si se le va a pasar a alguien o se va uno a desplazar con ella en la mano.

Qué tener en cuenta

Uso: Denominador común a la hora de comprar una herramienta de este tipo debe ser preguntarse para qué se va a necesitar. Si el uso va a ser el bricolaje doméstico de manera muy esporádica lo mejor es una eléctrica básica.

De no ser así, es decir se busca para trabajos más intensivos y complejos, compensa más una de mayor potencia y más capacidad en el cartucho para clavos o grapas.

Mutifuncionalidad: Como mínimo, si se decide la compra, que pueda trabajar con clavos y también con grapas.

Esta opción te abre mucho las posibilidades de trabajar en superficies más duras y toscas como paredes o en sitios más delicados como muebles.

Sistema: Aludimos al modo de funcionamiento, es decir a decidirse entre una clavadora neumática o eléctrica.

Decir que la primera es más potente o, lo que es lo mismo, lanza la punta o la grapa con mucha fuerza. Para ello, eso sí, precisan de un compresor de aire.

Las eléctricas son más de andar por casa, pero también mucho más cómodas y también más baratas. Basta con enchufarlas y ponerse a trabajar. También es cierto que tienes la limitación que te marca la longitud del cable.

Manejo: Muy importante en una herramienta que exige control a través de la mano y puede llegar a cansar. Ergonomía, peso y tamaño se convierten así en factores fundamentales, aunque no hay que pasar por alto que una clavadora potente es complicado que pese poco y sea muy compacta.

Material: Por su propia naturaleza exigen materiales de gran resistencia. También es importante que lo lleven incorporado en sitios muy concretos. De este modo, es aconsejable con punta de goma que evita daños colaterales en la superficie con el impacto de la pieza metálica.

Un lujo para el bricolaje: Einhell TC-PN 50

Como hemos adelantado en la introducción este modelo aúna varias cualidades muy a tener en cuenta como es su funcionamiento a través de aire comprimido.

Es decir, buena potencia, gran capacidad para puntas o grapas, ya que admite las dos, y un precio muy económico.

Un dispositivo robusto y de buen rendimiento con la potencia adecuada para acometer las labores más usuales del bricolaje. No se trata, evidentemente, de una máquina profesional, pero en casa cumplirá de manera holgada.

Por ejemplo, para grapar sobre madera o poner clavos siempre que estos sean del mismo grosor de cabeza o muy similar al que tienen de los que vienen de serie. Si son más pequeños puede haber riesgo de atasco en el cartucho.

Buena regulación del impacto para que las puntas o grapas entren más o menos en la superficie. Bastante seguro su agarre provisto, como es norma, de material antideslizante.

A todo ello suma una excelente y práctica presentación ya que viene dentro de un maletín de plástico junto a 500 grapas de diferentes tamaños, 1.000 clavos de entre 25 y 40 mm, una botella de aceite para lubricación y dos llaves tipo allen.

Muy eficaz y ligera: Dewalt DPN1850PP-XJ

Rebajas

Con el complemento del compresor de aire (siempre un gasto adicional a valorar) conformará una clavadora de muchas garantías y bastante ligera para lo que se lleva en su gama por tamaño y potencia. Hablamos de poco más de un kilo.

Trabaja bien con todo tipo de puntas no solo por la potencia del impacto sino porque no tiende a engancharse, aunque se les cambie el grosor.

La nariz (así se conoce el extremo por donde se expulsan las piezas) es mucho más pequeña de lo normal y lleva incorporada una punta de precisión que detecta la superficie y rebaja el riesgo de dañarla.

Como características adicionales, mencionar su sistema de control de profundidad del clavado o la forma de disparara que puede ser secuencial o en ráfaga.

Respecto a la capacidad, el cargador admite hasta 100 clavos y puede trabajar con longitudes variables entre 15 y 50 mm. Para ajustar cuenta con un regulador de potencia.

En suma, una opción de categoría para trabajar en casa (también para ciertas incursiones profesionales) con un precio ya no tan económico, aunque se trata de un producto de una marca de prestigio en este segmento.

Cumplidora en casa: Salki CSK P06

Otra opción neumática de precio más que asequible y buen rendimiento en el ámbito doméstico, principalmente.

Sin necesidad de invertir mucho en el compresor puede ser una herramienta muy eficaz para ahorrar tiempo y esfuerzos en pequeños trabajos.

Una potencia correcta y una buena manejabilidad aportan otros dos aspectos positivos al igual que la escasa marca que deja en la madera al poner la grapa.

Como trabajos para los que resulta muy adecuada podemos señalar como ejemplo el montaje de rodapiés de madera o el clavado de quiciales de la puerta.

En la parte delantera incorpora un sistema de fácil apertura para liberar las piezas metálicas en el caso de que atasquen.

Sin cables: Ryobi R18N18G-0

Ni manguera de compresor ni cable de red eléctrica. Una de las principales ventajas es la libertad que da con la tecnología AirStrike que le permite funcionar con batería de 18 V. El principal inconveniente es el precio por elevado.

Funciona a través de compresor interno que se alimenta de la batería (que no viene de serie, téngase en cuenta).

Buen sistema de bloqueo para evitar disparos sin carga e indicador de clavos para hacer a tiempo la recarga de unidades.

Como característica más concreta, indicar que, mediante sus dos formas de disparo: secuencial e individual, dispara clavos de 1,2 mm de 15 a 50 mm de longitud.

Alimentación por red: STANLEY 6-TRE650

Rebajas

Para cerrar, la opción eléctrica con cable. Menos potente, más doméstica y, normalmente, más económica, aunque en este caso se equipara a los modelos de la gama baja de sus competidoras de aire comprimido.

Como ya hemos adelantado, son las clavadoras más caseras ya que andan de potencia justas para tareas de las más normales.

En cuando la superficie ofrezca alguna resistencia no queda otra que empujar fuerte el dispositivo y así y todo dependerá del material.

Última actualización el 2021-09-27 at 14:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados