Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Electrodomésticos de bajo consumo para ahorrar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Germán Temprano
Artículo actualizado el jueves 10 de junio de 2021

Pagar menos en la factura de la luz es una de las prioridades de la economía doméstica.

Por tanto, el ahorro energético no es solo más saludable para el medio ambiente sino para los bolsillos de los usuarios de los electrodomésticos.

Es decir, en mayor o menor medida, para los bolsillos de todos.

En esta ocasión, ofrecemos una selección variada de cuáles son las opciones más aconsejables de bajo consumo dentro de los aparatos más utilizados en las casas.

Por ser el líder de consumo eléctrico, hemos optado en primer lugar por un frigorífico combi de la marca Siemens por su alta eficiencia energética dentro de esta gama.

Su precio es sensiblemente más elevado, pero, como desarrollaremos más adelante, en estos aparatos acabará compensando por sus contraprestaciones.

Cómo se definen

Como aquellos electrodomésticos que, para cumplir con su función, solo utilizan los recursos estrictamente necesarios.

El consumo de electricidad es común como objetivo a reducir, pero, en casos como lavadoras o lavavajillas, hay que añadir el control del consumo del agua.

Qué es la etiqueta energética

Viene a ser un DNI energético de los electrodomésticos que indica la calificación según una escala que evalúa su consumo.

En síntesis, diferencia los aparatos que consumen menos de los que consumen más con el objetivo de promover la eficiencia.

Cómo se clasifican

El sistema de etiquetado se modificó de manera bastante reciente, en concreto el pasado 1 de marzo. Así, se eliminaron las subcategorías de la clase A; A+, A++ y A+++ para catalogar los niveles por letras que van de la A a la G.

El cambio no ha afectado a las barras horizontales de colores. La A, la más eficiente, tendrá color verde, y la G, la menos, seguirá con el color rojo.

Como resultado de este replanteamiento, los más eficientes (que antes eran A+++) quedarán asignados principalmente a la clase B.

El nuevo etiquetado cuenta con código QR para que los usuarios lo puedan escanear y conocer propiedades más detalladas del producto.

Que aparatos consumen más

Para afrontar la compra de un electrodoméstico de bajo consumo, no está de más saber cuáles son aquellos que más energía gastan.

En total, un hogar medio en España consume al año unos 4.000 kWh (kilovatio hora), de los cuales casi el 62% corresponde a los electrodomésticos.

La clasificación sería la siguiente, según las estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE):

  • Frigorífico: Se sitúa a la cabeza con casi el 19% del consumo total.
  • Televisor: 7,5%
  • Lavadora: 7,3%
  • Horno: 5,1%
  • Ordenador: 4,6%

Como anotaciones específicas, la Guía de la Energía del IDEA señala que el lavavajillas puede ser más económico y ecológico que el lavado a mano siempre que se llene bien y que la secadora es uno de los electrodomésticos que más consume y se recomienda su uso puntual.

Qué ventajas tienen

  1. Ahorro económico: Son más caros (como media, siempre en función del electrodoméstico, puede serlo entre 100 y 200 euros), pero a la larga compensará en general por el ahorro que supone en las facturas.
  2. Durabilidad: El menor consumo sumado a la mayor eficiencia en su funcionamiento conllevan una larga vida en el hogar. Otro factor de amortización.
  3. Mejores resultados: Está contrastado que los resultados que se obtienen, ya sea lavar o congelar, son más satisfactorios con este tipo de aparatos.
  4. Ecológicas: Como es obvio, el menor consumo energético redunda en beneficio del medio ambiente.

Buena eficiencia y capacidad: Siemens

Un frigorífico combi con una buena calificación de eficiencia energética dentro de este segmento por un precio más alto sobre la media de los convencionales, pero que, a largo plazo, compensará por su ahorro energético y, a la vez, económico.

Se trata de una alternativa de alta capacidad (cerca de los 240 litros) y con todas las prestaciones y compartimentos propios de estos modelos.

El consumo de energía anual está calculado en unos 260 kWh. Para hacerse una idea de la rebaja que supone, la OCU calculaba que el consumo del frigorífico superaba con holgura los 600 kWh.

Normalmente se trata de un consumo muy lineal salvo en los picos que se detectan cuando se abre la puerta con mayor frecuencia a las horas de las comidas, desayunos o cenas.

Además de la compra de un frigo eficiente, como sería el caso, hay otras medidas complementarias que pueden contribuir al ahorro como, por ejemplo, comprobar que no se deja la puerta mal cerrada, evitar la introducción de alimentos calientes o situarlo lejos de fuentes de calor.

Tecnología LED: SAMSUNG UE43RU7172

Aunque a distancia, el televisor ocupa el segundo lugar por gasto energético en los hogares. Sin embargo, la aplicación de las nuevas tecnologías atenúa mucho esta tendencia.

Por ejemplo, es el caso de la tecnología LED que incorpora este modelo de una de las marcas punteras en el sector.

El desarrollo de esta gama de productos se sustenta sobre tres tecnologías: la pantalla de plasma, la de mayor consumo energético, la proyección por LCD y la LED. Estas dos últimas difieren en la posición de sus fuentes.

Así, en el caso de las LCD (siglas de Liquid Crystal Display) se trataba, ya que la mayoría ya llevan LED, de una pantalla de cristal líquido delgada y plana.

Estaba formada por un número de píxeles en color o monocromos colocados delante de una fuente de luz o reflectora.

En el caso de las de LED la iluminación de las pantallas se logra a través del uso de mini luces que permiten hacer un uso más eficiente de la energía.

Es decir, la opción más actual y eficiente en consumo de energía son las pantallas LCD con retroalimentación LED.

Ahorro energético y control remoto: SAMSUNG WW90T534DTW

Máxima eficiencia energética para esta lavadora a un precio bastante razonable para el ahorro que supondrá a largo plazo.

A esta principal característica que nos ocupa en este análisis de electrodomésticos de bajo consumo suma una amplia conectividad para hacer mucho más cómodo su manejo.

Así, a través de la aplicación de control remoto SmartThings se puede controlar desde el smartphone todo el proceso de lavado con posibilidades tan específicas como regular las temperaturas o elegir el programa más adecuado para la ropa.

Práctico y adaptable: Candy – FCS100X/E

Rebajas

Horno eléctrico de bajo consumo (0,8 kWh) que reúne otras cualidades muy interesantes por un precio económico.

Por ejemplo, se adapta a cualquier cocina, es práctico y fácil de usar a través de la ruleta con la que se programa ya que no es digital (por su precio, lógico).

Dimensiones estándar con una capacidad de 70 litros con buenos materiales y acabados.

La puerta es de doble cristal y se puede quitar con facilidad para que sea más sencilla la limpieza, algo que se agradece mucho en este electrodoméstico.

Atención a la etiqueta: Candy CS C8LF-S

Rebajas

Un alto nivel de eficiencia energética (B en la nueva catalogación ya explicada) para un electrodoméstico que no es de los más comunes, pero sí de los que más energía gasta.

Por ello, en este caso, si cabe, es todavía más importante fijarse en la etiqueta de eficiencia antes de decidirse por un modelo.

Como ya se ha adelantado en la introducción, si se puede usar con carácter puntual, mejor para la economía familiar, aunque los progresos en ahorro energético son notables.

Última actualización el 2021-09-26 at 06:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados