Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los flotadores y manguitos más seguros para niños pequeños, según los pediatras

Los flotadores y manguitos más seguros para niños pequeños, según los pediatras
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La Asociación Española de Pediatría señala que “existen estudios que afirman que iniciar las clases de natación entre los 1 y 4 años disminuye la tasa de ahogamientos”. Y es ahí donde entra en juego elegir unos flotadores y manguitos seguros.

Aunque, cuando de niños pequeños se trata, advierte que “es necesario mantener una supervisión continua” de los adultos.

Bajo esta premisa, es conveniente, para minimizar los riesgos en el agua, equipar a los más pequeños con sistemas de flotación que les haga sentir seguros.

Si este verano decides ir a la piscina o a la playa con un bebé o un niño de corta edad, echa un vistazo a los cinco modelos de flotadores y manguitos que se han escogido, siguiendo los consejos de pediatras y expertos.

Cada uno es distinto y tiene sus particularidades y usos. Pero, el modelo más vendido por excelencia es el flotador de entrenamiento swimtrainer de Fred’s Swimmung Academy.

Se trata de un accesorio abierto en su parte trasera con el fin de dar libertad de movimiento a las piernas que se complementa con un arnés de seguridad para impedir que el niño resbale hacia abajo.

Los expertos destacan que, en lugar de mantener una posición vertical antinatural como los tradicionales, el swimtrainer coloca al niño en la posición horizontal natural de nado.

De ahí que lo bauticen como flotador de entrenamiento. Diseñado para bebés de seis meses y hasta los cuatro años de edad, se puede adquirir un modelo de talla superior que abarca desde los 15 hasta los 30 kilos.

Los mejores flotadores y manguitos de seguridad

El mejor flotador de aprendizaje: Fred’s Swimng Academy

El swimtrainer es el más vendido para bebés a partir de los seis meses y hasta los 18 kilogramos que equivalen a unos 4 años de edad.

Una de sus características principales, como se ha señalado en la introducción, es que se trata de un flotador abierto en su parte trasera que permite mover las piernas con libertad y adquirir una óptima posición para nadar. Esta particularidad también impide su volcado. Además, dispone de un arnés que sujeta al niño.

El flotador en sí cuenta con cinco cámaras hinchables que lo hacen más ergonómico y evitan que el niño se deslice.

Pensando en todas las edades y en niños con necesidades específicas especiales o que le tengan fobia al agua, Fred’s Swimng Academy ha creado otro modelo de swimtraine homologado desde los 15 hasta los 30 kilogramos de peso.

Los mejores discos flotantes: Aitsite

Otra buena opción son los manguitos de espuma EVA, un material que no pesa ni absorbe el agua, mucho más seguro que los clásicos manguitos hinchables.

Y aquí volvemos a citar a la Asociación Española de Pediatría, cuando dice que “los manguitos de aire dan una falsa sensación de seguridad”: “Existe el riesgo de que se salgan los brazos fácilmente o que se pinchen y se puedan deshinchar”.

Por eso, es importante seguir las recomendaciones de los expertos que confían en el modelo de Aitsite por su adaptabilidad y durabilidad. Se compone de tres discos para cada brazo de 19 cm de diámetro y 2 cm de grosor cada uno y se pueden utilizar juntos o por separado según la edad y el peso.

Es decir, un bebé de seis meses que ya sostiene su cabeza flotará perfectamente con un disco en cada brazo. Conforme crezca y aumente de peso se incorporan nuevos discos en cada brazo. Los seis soportan un peso de hasta 60 kilogramos. y se sujetan por medio de una goma elástica.

Asimismo, Aitsite incluye una práctica bolsa impermeable para guardarlos.

El favorito para el cuello: R & P

Otros dispositivos de flotación que se utilizan para que los más pequeños tengan su primer contacto con el agua, son los anillos de cuello para bebés.

A primera vista pueden parecer agobiantes, pero nada más lejos de la realidad: ellos se sienten a gusto y seguros. Además, experimentan la libertad de movimiento de brazos y piernas.

El modelo de R & P es la mejor opción si nos basamos en las recomendaciones de los pediatras y los especialistas que desaconsejan los flotadores de cuello hinchables para bebé por el riesgo de pinchazo.

Este flotador, para bebés de 7 a 12 kilos de peso, está fabricado con un material de espuma de baja densidad que se caracteriza por su excelente flotabilidad y ligereza, sin necesidad de ser inflado.

La zona central, que mantiene contacto con la delicada piel del bebé, tiene un forro de suave tejido 3D de tres capas que regula la temperatura y evita la acumulación del calor.

Por último, incluye cierres de seguridad ajustables y puede adquirirse en tres bonitos colores pastel: verde, azul o rosa.

“Frente a frente”: N/A

La cuarta posición la ocupa un modelo de flotador doble para niños de entre 6 meses y 3 años de edad. Detrás de este accesorio se encuentra la reputada marca española Jané, reconocida por sus artículos de puericultura.

Este flotador, con arnés de seguridad, tiene un diseño hinchable “frente a frente” con un lado abierto para encajar en la cintura del adulto y otro para el bebé con respaldo y asiento en forma de braguita por donde el pequeño mete las piernas.

Diseñado en un bonito color naranja, está fabricado con plástico libre de componentes tóxicos como el bisfenol A.

Flotador antivuelco: My Baby Float de Intex

My Baby Float es un producto seguro que pertenece a Intex, una empresa reconocida a nivel internacional dedicada a la fabricación de artículos hinchables y accesorios de piscina.

Como última opción hemos escogido su flotador hinchable circular con un diseño especial que hace imposible el vuelco gracias a su amplia superficie de 70 centímetros de diámetro y sus 25 cm de alto.

Al igual que el modelo anterior, incluye un asiento en la parte interior e incorpora un respaldo para apoyar la espalda y la cabecita.

Está fabricado con vinilo de alta resistencia muy agradable al tacto que incluye cuatro cámaras de aire cuya función es asegurar la flotación en caso de que pinchara alguna de ellas. Para solventar estas incidencias, incorpora un kit para su reparación.

Su uso está recomendado desde los 6 meses hasta el año o un peso máximo de 11 kilos.

Qué tener en cuenta en estos flotadores y manguitos

El material

Escoge accesorios para nadar que estén fabricados con materiales atóxicos, libres de bisfenol A, teniendo en cuenta que los más pequeños tienden a chupar los objetos.

Los más utilizados para los flotadores y manguitos son el vinilo o el plástico y para los manguitos y anillos para el cuello las espumas de baja densidad que son muy livianas y no absorben el agua.

La edad y peso

La mayoría de estos artículos están recomendados para bebés a partir de los 6 meses, edad en la que los músculos del cuello son lo suficientemente fuertes para sujetar la cabeza.

Por otro lado, los flotadores y manguitos suelen estar homologados hasta los 3 o 4 años de edad o los 18 kilogramos de media.

En cambio, los discos flotantes con formato de manguitos, soportan hasta 60 kilogramos de peso porque se van adaptando al crecimiento del niño.

El formato

Hay diversos modelos, empezando por el flotador de aprendizaje swimtrainer y los manguitos de Aitsite, pensados para mejorar las destrezas de natación desde bien pequeños.

También, el mejor consejo que te podemos dar es que, en este caso, no te dejes llevar por la estética. La seguridad es lo primero.

Y que bajo la recomendación de una “supervisión continua”, te lances al agua con tu pequeño para disfrutar.

Esta es la razón por la que en la comparativa no encontrarás flotadores y manguitos llamativos, pero sí seguros.

Última actualización el 2022-07-02 at 10:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados