Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores kits y máquinas para hacer sushi en casa

Los mejores kits y máquinas para hacer sushi en casa
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

La comida asiática, especialmente la japonesa, se ha expandido en los últimos años como evidencia el aumento de restaurantes especializados.

Hay otra opción que hace tiempo parecería inviable, pero que hoy es muy factible gracias a las numerosas variedades de kits para hacer sushi en casa, el plato más internacional de la gastronomía nipona.

La evolución de los kits ha dado paso también a moldes de plástico y, sobre todo, máquinas que facilitan el momento cumbre del plato como es el enrollado.

De los aquí seleccionados nos hemos decantado por un modelo clásico de la marca Aya con los utensilios básicos a los que suma un cuchillo específico.

Su uso adecuado va a requerir constancia o mucha habilidad para sacarle todo su rendimiento, pero por su material natural de bambú y su precio económico merecerá la pena intentarlo e ir mejorando.

¿Qué es el sushi?

Distintas variedades elaboradas con arroz mezclado con un vinagre especial, pescados como el salmón o el atún, aguacates, verduras… Por lo general el pescado se sirve crudo. Las variedades más conocidas son las siguientes:

  • Makis: La opción más popular. Pequeños rollos rellenos de pescado sobre alga nori que luego se cortan en pequeñas porciones.
  • Nigiri: Bolitas estiradas de arroz amasado sobre las que se pone una porción de pescado. No lleva alga, pero se usa una pequeña cinta para que no se deshaga.
  • Temakis: Cono de alga nori relleno con diferentes ingredientes. En este caso no hace falta esterilla ya que se hace a mano uno a uno. De hecho, temaki significa justo eso: hecho a mano.

Recapitulando, el ingrediente fundamental es el arroz glutinoso, el específico del sushi, o común de grano corto redondeado.

También se requiere vinagre (japonés o algún tipo de vinagre blanco y un poco de azúcar), hojas de algas nori tostadas, semillas de sésamo, pescado (salmón, atún, bacalao, marisco cocido…), pasta de wasabi, queso fresco, huevas de pescado, zanahoria, pepino y otros vegetales.

De qué se compone el kit

Su composición depende en buena medida del nivel de habilidad que tenga quien lo va a hacer. En todo caso, distinguimos tres piezas principales del kit clásico:

-Esterilla: Llamada makisu. Sin ella no hay sushi ya que es la que permite enrollarlos.

-Espátula: Es prescindible pero muy recomendable. Es decir, la función que cumple se puede suplir con menaje de casa, pero su diseño está especialmente concebido para separar bien el arroz ya que, por su consistencia, se suele pegar bastante.

-Palillos: Para la parte final y más esperada que es cogerlos y comerlos.

En algunos kits se incluye algún utensilio más como cuchillos específicos o bandejas.

Qué ventajas tiene

Con carácter general, la ventaja es tener a mano todo los necesario para hacer el plato. De manera específica destacamos las siguientes:

-Se deja el plato muy bien presentado

-Suelen estar fabricados con materiales naturales

-Se limpian de manera muy sencilla

-Resulta más económico que comprar los utensilios especializados por separado

Cómo se usa

Como bien se puede deducir, no tiene mucha complejidad más allá de la propia elaboración del plato que no es poca. Señalamos algunos pasos orientados al kit clásico:

-Dejar en la superficie en la que se va a trabajar todos los utensilios a la vista para tenerlos a mano

-Extender la esterilla

-Enrollar con mucho cuidado sobre ella. Es, sin duda, el momento cumbre para el posterior aspecto del plato.

-Limpiar los utensilios nada más acabar para que no se acumulen grumos o restos de comida.

Qué tipos hay

-Kit clásico: Ya hemos referido sus componentes principales que recordamos: esterilla (makisu), espátula y palillos.

-Moldes: Piezas de plástico con ranuras para introducir la hoja del cuchillo y cortarlos con mucha más facilidad. Los hay incluso con formas, por ejemplo de corazón.

-Máquinas: Pequeños dispositivos que ayudan al enrollado y corte para aquellas personas que no confíen mucho en su habilidad manual. Hay que cortar el alga nori a la anchura y longitud que marca la máquina. Se coloca en el fondo de la máquina, se tira de los extremos con unas lenguetas de plástico y queda hecho un rollo.

Qué tener en cuenta

Indicamos algunos factores a tener en cuenta antes de adquirir un kit:

– Materiales: Como es obvio por su función hay que comprobar los materiales para que no contengan nada que puede alterar los ingredientes.

Se pueden encontrar en el mercado de silicona, plástico, bambú, madera y porcelana. Mejor elegir una opción resistente para que tenga alta durabilidad.

Si hay que recomendar uno, por consistencia y estética, nos quedamos con el bambú. Lo más recomendable es que sean materiales naturales.

– Accesorios: Ligados al nivel de habilidad en hacer este tipo de plato. El número y la configuración de piezas son muy variadas.

Hay opciones básicas que solo traen esterilla y tabla y otros mucho más completos: cuchillos específicos o bandejas. Evidentemente, cuantos más utensilios, mayor precio.

– Tamaño: La elección pasa por las previsiones que se tengan de uso. Si se va a reservar para ocasiones especiales con familiares y amigos, mejor optar por un tamaño que permita rollos más grandes.

Es muy aconsejable conocer las dimensiones de los paneles para envolver para calcular cuántas porciones te pueden salir en cada rollo.

– Uso sencillo: En el grado principiante es totalmente fundamental. Hay que tener en cuenta que el sushi exige una técnica que, como poco, requiere paciencia y cierta habilidad. Para ello, valorar la forma de uso y que tenga manual para documentarse antes.

– Fácil limpieza: Hay alternativas que se pueden lavar en el lavavajillas (moldes y algunas máquinas). En este caso, la ventaja la tienen los dispositivos de plástico y silicona.

Clásico y con cuchillo: Aya

Completo kit clásico, de buena calidad y con un material, bambú, acorde a la cultura asiática y, lo que es más práctico, que no altera el sabor de las comidas.

Por su económico precio no resultará sencillo encontrar alguna alternativa que le supere ya que incluso trae de serie el manual de instrucciones y vídeos de apoyo, todo ello dentro de una útil bolsa.

Uno de los aspectos más a favor, en referencia al reducido desembolso, es que el cuchillo específico que trae corta bien y siempre es una de las piezas más caras.

Este cuchillo cuenta con una hoja antiadherente perforada con el fin de lograr los cortes más limpios posibles a la hora de hacer makis.

En el caso de la pieza imprescindible, la esterilla, está confeccionada con varillas de bambú unidas con hilo de algodón.

Después de usarse, como se recomendaba, no olvidar limpiarla. En este caso se puede hacer a base de agua y un jabón suave.

El bambú también es protagonista en el resto de utensilios como son el esparcidor de arroz, la pala para preparar el arroz (hay que mojarla antes de usarla para que no se pegue el arroz) y el juego de 10 palillos que vienen en este recomendable kit.

Apuesta por lo práctico: InnovaGoods IG117131 

Tal y como se adelantaba en la introducción, la evolución de los kits de sushi ha derivado en otros dispositivos que rompen con el clasicismo en aras del pragmatismo.

Es el caso de este modelo que no puede ser considerado un kit en sí sino sustituto de la pieza clave como es la esterilla. Es decir, su función es tan solo el enrollado, que no es poco en esta labor ya que es la que requiere más habilidad.

El funcionamiento es muy sencillo. Se extrae la pieza interior de la máquina para tomar la medida del ancho y largo y recortar el envoltorio.

Se coloca este sobre la base, se esparce el arroz, se añade el salmón, aguacate o lo que corresponda, se inserta de nuevo la pieza interior, se le rodea tirando de la lengüeta, se fija y se tira más fuerte.

En suma, sencillez máxima que es lo que buscan estos dispositivos a un precio muy bajo, aunque le resten el encanto de lo artesanal.

Moldes con distintas formas: AGPTEK 

Una tercera alternativa es la de los moldes. En este caso incorpora un buen número de ellos. Facilita mucho el corte, aunque el material de plástico supone una clara desventaja sobre el bambú.

Se trata de un kit bastante completo con 10 piezas repartidas entre cinco moldes y otros tantos utensilios, aunque el precio está también por encima de la media.

Ofrece la original posibilidad de sacar las porciones cuadradas, triangulares o en forma de corazón además de las tradicionales. Además, incluye cuchillo, lo que siempre es un punto a favor.

En suma, una alternativa distinta a la que se le puede sacar más rendimiento en comidas familiares con amigos para impresionarles con la variedad de formas.

Básico pero bonito y de calidad: ZFYQ 

Rebajas

De vuelto al clasicismo, un set de bambú más que correcto a un precio muy económico si bien no trae cuchillo.

Una de sus bazas es la estética ya que resulta bonito, especialmente sus juegos de palillos que vienen decorados, cada uno de ellos, con diferentes motivos.

Unos buenos palillos, por otra parte, como lo es la esterilla que se recoge muy bien para proceder al enrollado.

En suma, básico en lo que trae, pero de calidad. Si se cuenta con buenos cuchillos en casa que puedan sustituir al específico par corte de sushi es una opción más que recomendable.

Con esterilla desmontable: SushiQuik 

Para terminar, una opción muy por encima de la media por precio que orientada a hacer sushi en familia. Para ello cuenta con un gran despliegue de componentes, algunos muy distintos sobre los clásicos.

Por ejemplo, una esterilla desmontable que se puede meter en el lavavajillas y un cortador que, por poner una objeción puntual, trabaja con un grosor excesivo.

Para controlar la cantidad de arroz necesaria incorpora un marco que lo acota. En suma, un kit muy sui generis y muy caro.

Última actualización el 2020-12-15 at 00:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados