Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores lámparas LED de escritorio, para estudiar y teletrabajar

Las mejores lámparas LED de escritorio, para estudiar y teletrabajar
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos: 3,80 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Si Thomas Edison levantara la cabeza, no daría crédito al ver cómo ha evolucionado el mundo de la iluminación desde que inventó la primera lámpara incandescente en 1880. Este fue uno de los mayores descubrimientos que aceleró el progreso de la humanidad por eso, en la actualidad, es inimaginable un mundo sin lámparas y bombillas dentro o fuera del hogar.

En Europa, desde 2009, se comenzó a prohibir la fabricación de este tipo de bombillas por consumir excesiva energía y en 2012 la Unión Europea prohibió la fabricación y comercialización de lámparas incandescentes de 25, 40, 60, 75 y 100 vatios. En sustitución a las alógenas aparecieron las lámparas LED (Light-Emitting Diode), que se han ido popularizando en los últimos años por ofrecer grandes ventajas en comparación con la luz incandescente como las que se nombran a continuación:

  • Tienen una vida útil de hasta 50.000 horas debido a su naturaleza ecológica.
  • Proporcionan un ajuste de brillo e intensidad adecuado por su eficiencia energética y reducen la factura de la luz por su bajo consumo.
  • No necesitan de un período de calentamiento. Además, funcionan sin problema ante bajas temperaturas.
  • Proporcionan luz cálida (amarilla) o fría (blanca). Hay lámparas con bombillas de color cálido o frío predeterminado, pero otros modelos cambian de color para adaptarse al ambiente o a la necesidad del momento. También existen modelos en los que se regula el brillo consiguiendo así un espacio con la cantidad en intensidad de luz deseada.
  • La calidad de la luz también es mucho mejor que la incandescente, sobre todo para leer y escribir de noche. Por ello uno de los modelos más vendidos son las lámparas LED de escritorio, muy utilizadas en oficinas y por los estudiantes.

A tener en cuenta

Existen muchos tipos de flexos LED, pero lo importante es conocer qué características tienen y qué modelo se adapta mejor a las necesidades de cada uno. Los aspectos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de elegir una lámpara de escritorio LED son los siguientes:

  • ¿Zurdo o diestro? Parece una tontería, pero la mayoría tiende a colocar el flexo por defecto al lado derecho cuando en realidad solo deben hacerlo las personas zurdas. Esto tiene su lógica porque así se deja libre más área de trabajo para colocar un bloc de notas, por ejemplo. De igual manera, si se trabaja con ordenador, el flexo de escritorio, debería iluminar el teclado en lugar de la pantalla, para evitar reflejos incómodos.
  • Los flexos LED tienen un brazo direccionable, que dirige la luz de manera directa y hacia un punto preciso.
  • Ofrecen diferentes opciones de apoyo pudiendo ser de sobremesa o pinza y de brazo: flexible o articulado.
  • El tono de la luz debería ser neutro (el más parecido a la luz solar), perfecto para no cansar la vista teniendo que estar un tiempo excesivo delante del flexo de escritorio. Para ajustar el tono al gusto del lector existen los flexos LED táctiles con los que se regula la intensidad de la luz con un leve toque.
  • Funciones extra: reloj-despertador, la opción de poner música, función linterna, la conocida como “luz quitamiedos” (gracias a ser un flexo LED puede quedarse encendida toda la noche sin generar gran consumo de electricidad) o puertos USB para cargar cómodamente el teléfono móvil, cámara de fotos, etc. También se encuentran modelos que, para reducir su consumo, favorecer la comodidad y alargar la vida del flexo LED, permiten programar el encendido y el apagado del mismo.
  • Diseño y precio. Este aspecto viene determinado por el gusto personal o por el sentido estético de cada uno. Hay modelos clásicos para los más nostálgicos y otros con figuras esbeltas y minimalistas para los más modernos. En cuanto al precio, se encuentran modelos básicos desde los 10 euros hasta modelos multifunción por 36.

La mejor lámpara LED, JUKSTG con 10 Niveles de Brillo y una puntuación imbatible

Lo primero que destaca de esta lámpara de escritorio LED es que da muy buena luz si queremos que nos ilumine papel, pero también nos permite un cierto descanso si estamos iluminando el teclado de nuestro ordenador. Y gracias a eso evita la fatiga ocular.

Y es que los 5 modos que presenta, entre luz cálida y fría, son una muy buena aportación para los que necesitamos pasar muchas horas trabajando o estudiando.

Además, los 10 niveles de brillo o intensidad nos permiten estar cómodos y regular lo que nuestros ojos necesitan en cada momento, que no es siempre lo mismo. Sobre todo, ahora que hay tanto teletrabajo y con la luz de techo de las casas acabaríamos teniendo problemas de visión.

El foco de luz está compuesto por 64 perlas de lámpara de alta calidad sin parpadeo, sin luz mareada, sin sombra y sin luz azul. Y es capaz de iluminar un escritorio grande.

Otra cuestión a destacar es que, pese a no ser un flexo tradicional, como trae un ajuste de múltiples ángulos tanto en la base (se puede inclinar 40º) como en la cabeza (se puede inclinar hacia arriba 180 ° y girar 350 °), no se echa de menos ninguna posición.

El material del producto transmite buena calidad. La base tiene suficiente peso para que, junto con el brazo de aluminio, la lámpara sea estable y los botones táctiles funcionan muy bien, reaccionando de manera instantánea.

La puntuación que le ha dado el 90% de los compradores que han opinado es de 5 sobre 5. Una cifra muy difícil de igualar.

El único problema que le vemos es que como el control de encendido también es táctil, cuesta encontrarlo a oscuras. Y quizás no había estado de más que la base tuviese un poquito más de peso para darle mayor estabilidad.

Una buena alternativa: Wilit T3 LED

La preciosa lámpara de estudio con cuello de cisne Wilit T3 LED es ideal para realizar todo tipo de trabajos y disfrutar en cada momento de una luz ajustada gracias a su variedad de colores y tonos. En concreto, incorpora 34 luces LED que emiten una luz agradable evitando la fatiga visual y los molestos parpadeos con una potencia total de 5 vatios.

Asimismo, sus 3 niveles de brillo aportan una luz intensa para las horas de estudio o una más suave para los momentos de relax y descanso. Para darle un toque personal la base se configura en el color preferido de cada estudiante. Cabe añadir que todos estos ajustes se realizan de un modo táctil sin necesidad de botones que puedan atascarse o estropearse a lo largo del tiempo.

A diferencia de otros modelos, ha sido fabricada en silicona flexible y resistente que permite ajustar libremente la posición de la lámpara. En concreto, el foco se ajusta 90º en altura, 45º respecto a la base y 30º a izquierda y derecha.

En resumen: la Wilit T3 LED es un aparato perfecto, completo y fácil de configurar tanto por adultos como por niños.

La más vendida: Slator, con puerto USB y temporizador

Rebajas

Esta lámpara tiene 52 puntos leds y genera una luz suficiente a la vez que suave y sin sombras, ni parpadeos, ni deslumbramiento intenso.

Con sus 10 niveles de brillo y sus 5 modos de iluminación seleccionables podemos seleccionar el tipo de luz que queremos en cada momento y evitar la siempre molesta fatiga ocular que nos acaba impidiendo jornadas largas de trabajo o estudio.

Está hecha con materiales de plástico y cromados y puede ajustarse en muchas posiciones distintas, ya que gira hacia ambos lados y puede regularse tanto desde el pie como desde la cabeza, en la que se encuentran los LEDs.

parte donde empiezan los LEDs. O sea que tiene 3 posibles modificaciones de posición final, como podéis ver en las imágenes que adjunto.

A diferencia de otras lámparas, ésta tiene una función temporizador para se apague ella solita a los 30 minutos o pasada una hora.

En la parte trasera tiene la entrada de corriente que es del tipo micro-USB, y también otra entrada igual que permite cargar el teléfono o conectar otro aparato mientras la lámpara está funcionando.

Viene con un cable bastante largo, pero sin cargador, por lo que habrá que utilizar el del teléfono o el de cualquier otro aparato.

El interruptor de la lámpara es totalmente táctil e incluye una función de memoria que nos permite poder establecer el modo de brillo / color sólo una vez. En el siguiente encendido mantendrá nuestra selección.

Es respetuosa con el medioambiente, está fabricada sin plomo ni mercurio, y el disipador de calor es de aleación de aluminio, lo que permite hasta 50.000 horas de vida útil, que sería algo así como 40 veces más que una luz incandescente clásica.

Las lámparas LED proporcionan un ajuste de brillo e intensidad adecuado por su eficiencia energética y reducen la factura de la luz por su bajo consumo
Las lámparas LED proporcionan un ajuste de brillo e intensidad adecuado por su eficiencia energética y reducen la factura de la luz por su bajo consumo

Modelo Wireless: LAOPAO, con carga inalámbrica y alarma incluida

Tres intensidades para tres tonalidades de luz diferente (blanca, neutra y cálida) y con un Display retroiluminado, pero que se puede apagar también, en el que aparece la fecha, la hora, con alarma incluida de distintos tonos, y la temperatura.

Como si fuese un flexo, la cabeza gira 180 grados y toda la unidad se pliega sobre sí misma para colocarla en su posición ideal y también para guardarla bien plegada.

La superficie de luces led es una base de carga inalámbrica de 10W que se puede mantener en un color fijo o bien darle un toque festivo de que vaya rotando de color, lo que de noche tiene bastante gracia. Sin más.

Se enchufa por USB y tiene autonomía para dar servicio sin estar enchufada durante unas horas.

La máxima intensidad es más que suficiente para una mesa de trabajo.

Tiene 4 botones táctiles plateados donde puedes cambiar el calor de la luz y la intensidad en 5 niveles. Y cuando pulsas durante 2 segundos el botón de encendido se activa la iluminación de la pequeña pantalla, con luz azul.

La alimentación es a través de un conector en la parte posterior con un cable de 1,5 metros y un transformador no muy pequeño, además de una batería de botón que está incluida para mantener la configuración en caso de apagones.

También tiene una toma USB de 5v 2.1 A (siempre en la parte posterior).

Su problema fundamental es que la altura desde el escritorio hasta el área de luz es solo de 33 centímetros, lo que hace que debamos pensar antes de comprar, por si no lo consideramos suficiente. Y eso dependerá de nuestros gustos, altura…

Un flexo de siempre, pero LED: btFarm, 4 en 1

Un flexo de los de toda la vida, pero con dos diferencias muy importantes:

Por un lado, se trata de una lámpara LED que puede funcionar sin cable gracias a su batería de litio incorporada de 1.200 mAh que en teoría soporta entre 6 y 8 horas de autonomía, aunque durante las pruebas no ha llegado a tanto.

Por otro lado, cuenta con 3 niveles de brillo y, como corresponde a su categoría, proporciona una luz suave, cómoda y sin parpadeos.

Como flexo que es, permite una rotación de 360° a guato del usuario y se puede ajustar la altura adecuada y el ángulo necesario para dar toda la cobertura de luz que necesitemos.

Como ventaja competitiva, su diseño hace que este flexo LED sea también un portalápices, una luz nocturna para las habitaciones de los pequeños, un soporte para el teléfono móvil y hasta una luz recargable y portátil.

La más económica: Adoric

La lámpara de escritorio de Adoric es portátil, flexible, ligera, inalámbrica y económica. Tiene unas características que la convierten en el mejor modelo barato del mercado.

Ofrece un moderno diseño minimalista en color blanco y tiene el brazo flexible con el que posicionarla a su antojo.

Incorpora una pinza de sujeción que se engancha en superficies de hasta 6 centímetros de anchura, así se puede anclar en el libro, en el perfil de la mesa o en una estantería. Además, no lleva cable y su traslado de un lugar a otro es muy sencillo.

Para recargarla solo hace falta conectar el cable USB al ordenador. Tarda unas 8 horas en hacerlo y una vez cargada tiene una autonomía de unas 8 horas en intensidad baja, 6 horas en media y 3 horas en alta.

Cuenta con 14 LED de alta calidad que consumen tan solo 3,8 w/h de electricidad cada año si se utiliza 8 horas cada día, es decir en total 3.000 horas al año.

Los expertos destacan su cuello superflexible que adapta múltiples formas y se dobla en todas las direcciones. Por otra parte, gracias a un botón táctil, el brillo puede ajustarse en 3 niveles.

En definitiva, la Adoric es una lámpara de diseño, compacta y ligera que encaja en cualquier espacio.

Última actualización el 2021-11-28 at 01:03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados