Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores raclettes para degustar en grupo parrilladas con queso fundido

raclette
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Comer en familia o entre amigos suele ser sinónimo de pasar una buena velada. La variedad de opciones para cocinar en este contexto, ya sean autóctonas o importadas de otros países, es amplia.

Rebajas

De la clásica barbacoa a otras alternativas como puede ser la raclette. De entre las aquí comparadas, destacamos el modelo mixto (piedra y grill) RP 80 de la marca H.Koenig por su gran capacidad, versatilidad y económico precio.

Siempre hay que buscar el mayor ahorro posible en los productos de calidad, y para ello también se puede acudir a las mejores ofertas previas al Black Friday.

Qué es y de dónde procede

El electrodoméstico conocido como raclette toma el nombre de un plato suizo originario del cantón de Valais. A su vez se llama así porque en francés el verbo racler significa rascar que es la labor característica para hacer el plato.

El origen de la receta se remonta a los antiguos pastores suizos que acercaban el queso al fuego de las hogueras, donde también asaban las patatas o lo que tuvieran (carne, verduras…).

Luego mezclaban el queso derretido con el resto de alimentos, así como carne o verduras, lo que hubiera. Tras eso una vez fundido el queso lo rascaban mezclando el queso derretido con el resto de alimentos.

Bajo el mismo nombre se conocen las planchas eléctricas que, como característica común, incorporan un nivel inferior donde hay bandejas individuales para fundir el queso.

Algunos modelos tienen dividida la superficie entre plancha y piedra. Digamos que es un sistema semejante al de la fondue, pero con más posibilidades y sin tener que sumergir los ingredientes en una olla de queso fundido.

Qué ingredientes

Como es lógico no hay una enumeración de ingredientes cerrada para hacer sobre una raclette. Por tanto, nos limitamos a señalar los más comunes (además del queso, que es preceptivo, y del que hablaremos en breve):

-Patatas asadas con o sin piel

-Distintos tipos de carne cortada en tiras (jamón, pollo…)

-Verduras para plancha o brochetas (cebolla, tomate, pimiento, calabacín…)

Qué queso

Como es fácilmente deducible, admite varios tipos de quesos, aunque es verdad que hay uno que es el más idóneo y específico para estos aparatos y este tipo de comidas.

Se trata de un queso de leche de vaca semi curado con denominación de origen que se produce en el cantón de donde es originaria esta variedad gastronómica.

A buen seguro, lo habremos visto en alguna ocasión ya que son piezas muy grandes, de unos seis kilos nada menos.

Por lógicas razones prácticas, en las tiendas y supermercados se puede adquirir ya cortado en lochas ya preparadas para poner directamente en las bandejas individuales que van en la parte inferior del dispositivo.

Además de este queso genuino, se puede hacer con otros de origen suizo (bagnes, orsière o goms) o usar como alternativa gouda y queso mantecoso si se quiere obtener un sabor más suave.

También tienen cabida otros más comunes como puede ser el camembert, gorgonzola e incluso mozzarella.

Por partes

Como ya hemos señalado el material principal es el hierro, aunque también la piedra que se combina en algunos modelos. En cuanto a sus partes podemos distinguir dos bien diferenciadas:

-Plancha superior: Es donde se asan los ingredientes ya mencionados u otros que se elijan sobre los que luego se derramará el queso fundido.

-Bandeja inferior: Incorpora una resistencia y es donde se colocan las paletas individuales o las mini sartenes que sirven para fundir el queso.

Tipos

Eléctrica

Son lisas, tipo grill o mixtas (reversibles). Su funcionamiento es idéntico al de cualquier parrilla eléctrica convencional.

Como ventajas, no requieren mucha potencia (normalmente la horquilla en esta gama de productos va de los 500 a los 1500W), se calientan bastante rápido y suelen ser más económicas.

Las de mayor calidad suelen llevar revestimientos de acero inoxidable que les hace ser mucho más duraderas.

De piedra natural

Empecemos en este caso por las desventajas que, como se intuye, se contraponen a sus competidoras eléctricas: necesitan más potencia y aún así tardan más en calentar y son más caras.

Dicho esto, la carne la bordan y le da un sabor especial. Como ya hemos dicho, hay algunos modelos híbridos.

Diferenciados estos dos tipos, señalar que, por forma, las hay rectangulares o redondas y por tamaño oscilan entre las 4 y las 8 personas.

Ventajas

-No se pegan a la plancha gracias a sus materiales

-Se puede hacer comida para bastantes personas al mismo tiempo

-Son versátiles en la comida: igual se pueden hacer distintos tipos de carnes o solo verduras

-Son dispositivos de fácil portabilidad y con un buen tamaño para tenerlo guardado en la cocina

-Comodidad al tener cada comensal su propio recipiente

Qué tener en cuenta

– Número de porciones: Se corresponde con el número de comensales y, por tanto, si se usa muy a menudo en familia igual es más práctica una de cuatro, pero si se reserva para fiestas con amigos o familiares, será más práctica una con ocho paletas individuales o mini sartenes.

– Anti adherencia: No es un asunto menor en este tipo de labores culinarias ya que luego toca limpiar. Por supuesto, en este aspecto las de piedra natural son insuperables. A la hora de limpiarla es importante que tenga eliminación del aceite y la grasa y que pueda limpiarse de manera sencilla. Algunos modelos son desmontables y pueden meterse en el lavavajillas.

– Material: Eléctrica de hierro o de piedra natural con las ventajas e inconvenientes ya señalados en cada caso.

– Potencia: Como es lógico, cuanta mayor potencia menos tiempo en calentarse la placa, principalmente en las eléctricas, pero también, y muy probablemente, mayor desembolso económico.

– Temperatura: Muy conveniente estar atentos al regulador para tener controlados los grados en función de los ingredientes que se quieran preparar.

Versátil y económica: H.Koenig RP 80 

Rebajas

Convergen en la raclette líder de esta comparativa varios factores que justifican su elección. Es un modelo grande, para ocho personas, tiene opción parrilla, pero también piedra, y el precio resulta bastante económico.

Que incorpore piedra natural, como ya hemos señalado, abre la posibilidad a lograr una carne con un sabor más valorado.

Sin embargo, hay que dejar claro que la potencia (900 W) está en la zona media y hay que recordar que la piedra exige más tiempo para calentarse que el metal.

Por tanto, tardará bastante más que una sartén o una parrilla convencional y su tamaño tampoco da para poner mucha cantidad.

Señaladas estas cautelas, decir también que por su precio ofrece una versatilidad que no ofrecen otras de su segmento económico.

Una vez se haya tenido la paciencia necesaria, el binomio grill-piedra permite hacer ya de manera rápida y apetecible las combinaciones entre carne y verdura.

Las ocho mini sartenes cumplen con su calificativo y son pequeñas, incluso puede que en exceso en función de los niveles de apetito.

En todo caso, al igual que en el caso de la potencia, la relación calidad-precio resulta óptima y es un aparato muy adecuado para comer en grupo en ambiente distendido sin preocuparse en exceso de los tiempos de calentamiento.  Lo más aconsejable es tomarse algo mientras coge temperatura.

Piedra natural como baza: Klarstein Prime 

Opción de piedra natural con su principal ventaja, mejora de los sabores, principalmente de la carne, e inconveniente como es su precio bastante más alto sobre la media de los dispositivos metálicos o mixtos.

A cambio, como decíamos, una exquisitez para el paladar, buen tamaño de la piedra para que entren de una sola vez viandas para todos (está diseñada para ocho comensales) y una potencia de alto nivel con sus 1500 W.

Con todo y con eso, y en este caso hay que recordarlo con mayor énfasis si cabe, el calentamiento de la piedra requiere más margen.

Por tanto, lo más recomendable es encender primero la raclette e ir buscando la comida, los aperitivos o la bebida mientras sube de grados.

El hecho de que sea una parrilla de piedra natural le viene a dar dos usos ya que, además de raclette con sus paletas de queso fundido en la parte inferior, se puede usar como parrilla convencional para, por ejemplo, un buen chuletón.

Elegante y reversible: Princess 162910 

De una opción ‘mono’ a la otra. Raclette que apuesta por las planchas de metal. Las dos son reversibles con un lado plano y otro acanalado que le dota de mayor versatilidad ya que se puede escoger entre parrilla, plancha o raclette.

Entre las ventajas, su rápido calentamiento en comparación con la piedra, y su precio, aunque este modelo no es precisamente de los más baratos en la gama de raclettes metálicas.

Ofrece, eso sí, un buen tamaño con ocho mini sartenes y un elegante diseño con complementos de fabricación en bambú.

Para acelerar el calentamiento es aconsejable dejar el regulador de temperatura a tope ya que si se baja se nota de manera sensible. Resulta bastante sencilla de limpiar.

Dos en una: Severin RG 2348 

Una alternativa que se sale de lo común ya que, además de usarse como raclette para ocho comensales, incorpora una fondue.

A la hora de hablar de precio, es más cara que la media de las raclettes, pero con esta doble función se relativiza mucho.

Una gran potencia (1900W), alta capacidad (ocho comensales) y una apuesta clara por los materiales metálicos con una cacerola de acero inoxidable para la fondue, por ejemplo, con sus ocho tenedores correspondientes.

Cuenta con dos resistencias regulables de manera independiente según la opción culinaria que se elija. Su material permite una sencilla limpieza ya que, por ejemplo, la cacerola se puede meter en el lavavajillas.

La opción mixta: H.Koenig RP4

Rebajas

Para cerrar, un modelo similar al primero con opción parrilla y piedra, algo mayor en superficie y también en precio, aunque es muy económico.

Una tímida potencia de 600 W para dar de comer a ocho personas y placas metálicas reversibles para asar pescado (lisa) o carne (acanalada).

Como ya se ha dicho, es aconsejable encender primero antes de preparar nada para que se vaya calentando.

En este caso, con una media hora, más o menos, ya se pueden poner los ingredientes sobre las correspondientes placas. El queso se deshace en poco tiempo y si lo alargas se dora muy bien.

El mayor inconveniente es su tamaño, ya que es una tabla pequeña.

Última actualización el 2020-11-26 at 11:22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados