Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores soportes para colocar la TV de modo seguro en el lugar ideal

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

La evolución del diseño y el progresivo aumento de las pulgadas de los televisores ha implicado también una expansión de los mecanismos de soporte y abierto un amplio catálogo de posibilidades.

Hay que tener en cuenta que, gracias al desarrollo tecnológico, el notable incremento en las medidas de las pantallas no ha supuesto un incremento de peso del producto sino todo lo contrario.

Es decir, prácticamente todos los receptores, por pulgadas que tengan, son susceptibles de ser fijados en estos soportes.

De entre los aquí analizados nos hemos decidido en primer lugar por un modelo de pared de Invision por su versatilidad tanto en los ángulos de visión como por una amplia horquilla de pulgadas que abarca prácticamente todos los modelos domésticos.

¿Qué es el sistema Vesa?

Antes de pasar a las características es preciso aclarar qué es el sistema Vesa y cómo se puede saber el que corresponde al televisor de casa. Vesa viene a ser la norma que define, a través de un patrón de agujeros donde van los tornillos, el modo más seguro que fijar una pantalla a un soporte.

El patrón de agujeros de la parte de atrás se corresponde con el tamaño y peso del panel y, como es lógico, ha de coincidir con los agujeros que trae el soporte. Se creó en 1997 y para tranquilidad de los potenciales interesados es prácticamente imposible encontrar un TV no sujeto a esa norma.

Cómo saber la ‘talla’ del televisor

Es muy sencillo entre otras cosas porque en el mercado los hay muy versátiles que abarcan un amplio abanico de pulgadas. En todo caso, basta con medir el número de centímetros de la separación horizontal entre agujero y agujero y hacer lo propio con la vertical.

Como ejemplo, si la separación en horizontal fuera de 50 cm y la vertical de 40 cm, su Vesa sería 500×400 ya se que refiere en milímetros.

Qué tipos hay

De pared: Se pueden subdividir a su vez en:

  • Fijo: Atornillado directamente a la pared de tal modo que, al colgar la pantalla, quedará como si fuese un cuadro. Como es lógico por sus características, es necesario tener antes muy claro el lugar y la altura que se quiere ya que desmontarlo resulta bastante engorroso.
  • Con brazo: El soporte se atornilla a la pared y de él sale un brazo que permite mucha mayor versatilidad de visión. Hay modelos que incluso llevan un doble brazo para aumentar las posibilidades de movimiento y potenciar la seguridad. Se puede mover la pantalla tanto hacia delante y atrás como hacía los lados. Como hándicap hay que decir que no admiten todos los tamaños ni pesos.
  • Inclinable: Digamos que un híbrido entre los dos anteriores. No permite una amplia libertad de movimientos, pero sí, por ejemplo, regular la altura de visionado.

De techo: Muy similar al sistema que se usa para fijar al techo los proyectores. Como en el caso de los de pared también los hay fijos y con inclinación que permite variar el ángulo.

Sin embargo, el más destacado en este tipo de soportes es el que permite girar el receptor 360º y verlo desde donde se quiera.

Ventajas y desventajas

Entre las primeras destacamos las siguientes:

  • Más espacio: Sin duda, una de las más evidente y práctica es el espacio que se gana.
  • Ahorro de dinero: No solo se ahorra espacio sino también dinero ya que no se necesita una mesa específica para colocarla sobre ella.
  • Seguridad: No está expuesta a golpes o movimientos que puedan estropearla o acabar con ella en el suelo.
  • Estética: Principalmente los soportes de pared dan un plus estético a los salones o estancias donde se pongan. Para ello, obviamente, es más que aconsejable ocultar el cableado para dar esa imagen de cuadro integrado en la pared.
  • Versatilidad de visión: En el caso del resto de soportes deslizantes o articulados se ganan muchos ángulos de visión para verla desde cualquier sitio.

Entre los inconvenientes:

  • Falta de extras: No hay opciones para colocar otros complementos importantes para la TV como pueden ser los descodificadores o los dvd.
  • Instalación: No es que sea complicada, pero sí tiene que ser muy segura. Más que una desventaja hay que tomarlo como una advertencia para chequear en qué pared va y qué resistencia tiene. Si uno se cambia mucho de casa, mejor pensárselo.

Qué tener en cuenta

  • De qué tipo: Tener claro si se adapta mejor a las necesidades un soporte de pared o uno de techo teniendo en cuenta las características ya citadas de cada uno.
  • Peso del TV: Como es lógico, uno de los aspectos más a tener en cuenta por el riesgo que supone equivocarse.
  • Medidas: Adquirir el artículo en función de las normas Vesa ya mencionadas en la introducción.
  • Instalación: Dado que no es complicada, pero si aparatosa por los agujeros que hay que hacer en pared o techo, mejor sopesar antes si uno se ve capaz de hacerlo en el ámbito doméstico o es preferible ponerlo en manos de un profesional.

Invision TV 24-55”: Sólido y polivalente

Un soporte muy sólido, con buen giro y a un precio bastante económico. También ofrece la opción de inclinación; es decir resulta un modelo de lo más versátil en cuanto a los ángulos de visión que posibilita.

También lo es en cuanto formatos que admite ya que abarca prácticamente todo el tallaje de televisores domésticos desde las 24 a las 55 pulgadas.

Fabricado en un consistente material (acero laminado en frío) que le dota de gran estabilidad con el monitor ya montado.

Los tornillos que van a la pared son también muy consistentes y de considerable tamaño como se corresponde con el aparato que soportan.

No está de más comprobar antes medidas del grosor de la pared y el de los anclajes por si hay que poner unos más pequeños.

A sus cualidades de resistencia une otros complementos que redundan en la estética como es el embellecedor para el soporte en la pared y los pasacables en los brazos.

El hecho se ser un modelo de brazo facilita enormemente poner las clavijas de conexión en la parte trasera del receptor.

Las bisagras aseguran el mantenimiento recto de la pantalla con el brazo totalmente extendido. Óptima opción por rendimiento y precio.

Perlegear: Con pequeña inclinación

Rebajas

Placa frontal para soporte fijo de pared con posibilidad de inclinación (hasta 8 grados hacia abajo) a muy buen precio por resistencia y fiabilidad.

Muy versátil en el apartado de tamaños con un peso máximo admitido de unos 45 kilos. En traslación a pulgadas hablamos de aparatos de 55 que quedarán a apenas 32 mm de la pared sin inclinación.

Ofrece una buena sujeción y estabilidad gracias a una sólida aleación de metal y también una movilidad adecuada para elegir el mejor ángulo de visión.

Con objeto de facilitar el descuelgue de la pantalla lleva dos correas para tirar de abajo, aunque esta acción de colgar y descolgar siempre puede comportar algún contratiempo.

Viene con un buen surtido de complementos de tornillería y anclaje para abarcar más tipos de superficies sobre las que se va a montar. Incluso trae un pequeño nivel de burbuja para ayudar a ponerlo recto.

Polarduck: Fijo y ultrafino

Una tercera alternativa es el soporte estrictamente fijo. El más usado cuando se quiere integrar la pantalla en la pared a modo de cuadro.

En este caso, el peso máximo es muy elevado (ayuda a ello que sea fijo) con hasta 60 kilos que permite sin problema fijar pantallas de 55 pulgadas.

Una de sus cualidades más valoradas es que resulta un soporte ultrafino que deja la pantalla a tan solo 26 mm de la pared.

También opta en cuanto al material por el acero laminado en frío fuerte, una elección muy común en estos aparatos por su solidez y resistencia.

Una de las ventajas no menor en este tipo de artículos es que el montaje no resulta muy complicado gracias a unas precisas instrucciones y a un diseño más básico.

Invision Ultra Fuerte: Opción para pantallas curvas

Un modelo muy distinto para televisores que también lo son ya que está adaptado no solo para grandes formatos (hasta 70 pulgadas) sino también a modelos de pantalla curva.

Como es lógico, es bastante más caro que los convencionales, pero su precio es bastante razonable y más cuando has hecho un importante desembolso en la TV.

Cuenta con doble brazo para potenciar la estabilidad que permite tanto el giro de la pantalla como su inclinación dotándole de gran versatilidad en la visión.

Eso sí, hay que tener en cuenta que en formatos tan grandes los movimientos de pantalla costarán cierto nivel de fuerza. Alcanza ángulos bastante notables en grandes tamaños de hasta 60 o 70 grados.

TooQ LP2042TNL-B: Para formatos más pequeños

Para cerrar, una opción de brazo muy económica y útil para televisores de menor tamaño ya que admite hasta 42 pulgadas (que ya es un formato considerable).

Cumplidor en solidez y estabilidad con especial manejabilidad si se usa en pantallas más pequeñas (desde 13” se puede ya montar).

Gracias a su tamaño y diseño el ángulo de giro es de 90º con un ángulo de inclinación que va desde los 5 hasta los 12.

Una óptima elección para televisores de tamaño medio a precio muy barato y fácil de instalar.

Última actualización el 2020-10-21 at 13:01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados