Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Tazas y vasos de aprendizaje para que los niños tomen agua solos desde antes del año

Tazas y vasos de aprendizaje para que los niños tomen agua solos desde antes del año
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 4,20 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

A medida que los bebés crecen necesitan ayuda para ir superando etapas. Una taza de aprendizaje como la Miracle 360º de Munchkin hará más sencillo el proceso para decirle ‘bye bye‘ al biberón antes de los dos años.

De hecho, la Asociación Española de Pediatría apoya el uso de tazas y vasos de aprendizaje para que los niños tomen agua desde antes del año si se les alimenta a pecho.

Así se evita el uso del biberón y avanzan más rápido. También lo aconsejan los dentistas porque cuidan sus dientes y favorecen al desarrollo de la musculatura bucal.

El mercado oferta diferentes tipos de vasos antiderrame. Los conocidos son aquellos utilizados por los más pequeños; pero existen otros para niños mayores que son parecidos al típico bidón de ciclista.

Incluso algunos… ¡Cuentan con luz! Algo muy importante es que busque un vaso antiderrame con tapa para poder llevarlo cómodamente en cualquier bolso o mochila.

Viendo estos aspectos, ¿qué taza-vaso antiderrame es el mejor?

Aquí se presentan los 5 modelos favoritos que se han seleccionado teniendo en cuenta las opiniones de especialistas en puericultura, así como las recomendaciones de pediatras y dentistas.

La mejor entre las tazas y vasos de aprendizaje: Munckin Miracle 360º

La marca americana Munchkin se fundó en Los Ángeles, California, a comienzos de los noventa. Innovadores, modernos y fiables: así son los productos de esta reconocida empresa especializada en el cuidado del bebé. Su modelo Miracle 360º se merece el Óscar a la mejor taza.

Es el primer vaso infantil patentado por Munchkin que piensa tanto en los niños como en sus padres. Elimina los derrames 100% con una válvula que se cierra herméticamente después de beber y cuida de la salud de los dientes gracias a la tecnología sin pitorro, facilitando el cambio a una taza o vaso tradicional. Al poder beber por cualquier parte del borde, como en un recipiente normal, ayuda al correcto desarrollo de los músculos de la boca.

Y, como no tiene pitorro, pajita ni piezas extra, el vaso antiderrame Miracle 360° es sencillo de usar e, incluso, de limpiar.

El Miracle 360º está disponible en llamativos colores y 3 capacidades diseñadas para adaptarse al crecimiento del niño: el de 207 ml, con asas; el de 296, sin asas; y el de 414 ml, también sin asideros y con una goma antideslizante para que no se les resbale de las manos.

La mejor jarrita tradicional: Tommee Tippee

Rebajas

Las soluciones inteligentes y las características innovadoras de OXO ayudan al cuidado de los pequeños en cualquier situación y circunstancia.

Cuando, en el transcurso de cinco años, nacieron 25 bebés de sus empleados, la marca americana descubrió de primera mano los desafíos y las preocupaciones a las que se enfrentaban los padres día a día y decidieron ayudar a resolverlos.

La taza de aprendizaje OXO Tot Sippy Cup ofrece varias soluciones a prueba de derrames para enseñar al bebé cómo beber igual que los mayores.

Es fácil de sujetar con sus manitas gracias a dos grandes asas antideslizantes y de tacto suave diseñadas con una inclinación que evita un giro forzado de las muñecas del bebé.

Esas asas son extraíbles para cuando el niño ya sea capaz de agarrar el vaso sin ellas. Cada tacita tiene una válvula extraíble antigoteo que suelta el aire para que puedan absorber sin esfuerzo.

Además incorpora un agujerito en la tapa que deja espacio para respirar bien con sus mini naricitas.

Está fabricada con plástico de alta calidad que cumple con la norma de seguridad BS EN 14350 y elimina los elementos tóxicos como el BPA, los ftalatos y el PVC, perjudiciales para el bebé.

El único “problemilla” que a veces surge es que si la taza se lleva un golpe, la válvula antigoteo se desprende con facilidad. Si esto se repite asiduamente, puede filtrar algo de líquido al exterior.

Con pajita: Philips Avent

El siguiente paso tras las jarritas convencionales es un vaso con pajita 100% a prueba de derrames como el de Philips Avent. Pero no es un vaso con pajita cualquiera.

Está diseñado para que el niño beba sin problemas desde cualquier postura. Esto es posible gracias a que la parte inferior de la pajita está curvada para que llegue fácilmente el líquido.

Este modelo antideslizante es de fácil agarre. Por eso, el niño puede corretear y saltar con el vaso en la mano o dejarlo tirado en el suelo sin poner todo perdido.

No importa que el vaso se lleve impactos porque no se escurre nada. Su válvula antigoteo integrada evita vertidos y la tapa se cierra ocultando la pajita, así los padres se aseguran que nada se mojará cuando la lleve el bolso o en la cesta de la sillita de paseo.

Con sus 300 ml de capacidad el niño tendrá agua para beber durante todo el día y si se le quiere dar leche por la noche antes de ir a dormir, bastará con adaptar una rosca con tetina de Philips Avent y… ¡A soñar!

Mientras tanto los padres pueden desmontarlo y darle un buen lavado en el lavavajillas para que esté perfecto para el día siguiente.

Con el vaso con pajita de Philips Avent el niño tendrá un desarrollo oral saludable porque ejercita y fortalece los músculos de la boca.

Eso sí, al principio les puede costar un poco sorber, pero enseguida se adaptarán a él y le cogerán el truco.

Con luz: üutensil Litecup

üutensil es una compañía británica que crea productos de menaje de cocina chulísimos e innovadores. También para los niños.

Su vaso Litecup incorpora una suave LED azul que se activa desde un botón situado en la base y que lo convierte en una lamparita quitamiedos (link a lámparas de noche). Alguno pensará… “¡Menudo gasto de pilas si el niño se lo deja encendido!”.

Tranquilo, üutensil ha pensado en todo y, por eso, su vaso es sensible a la luz: se encenderá o apagará en función de la luminosidad. Si los padres desean que la luz solo se encienda a la hora de dormir, bastará con apagar el interruptor y durante el día tendrán un vaso de aprendizaje normal.

La Litecup también funciona como vaso antigoteo calmando la sed cuando se despiertan de madrugada. Es muy cómodo porque pueden beber desde cualquier lado ‒incluso tumbados‒ gracias a su formato sin pitorro.

La unidad de luz es extraíble para reponerla o para lavar el vaso en el lavavajillas o a mano. Los expertos recomiendan el uso de Litecup únicamente con agua para que no se obstruya la válvula y no coja malos olores.

El mejor precio entre las tazas y vasos de aprendizaje: The First Years pack de 3 tazas antigoteo

Una para casa de los abuelos, otra para el bolso del carrito y una tercera para casa ¡Genial! Esto es lo que ofrece la marca The First Years

Su pack de 3 tazas de aprendizaje y antigoteo es ideal para que el peque tenga su vasito en todos los lugares hasta que aprenda a beber como los mayores.

Será entonces cuando se puedan retirar los mangos para utilizarlo como un vaso normal.

Las tapas se colocan a presión, son intercambiables y no tienen válvula para facilitar la limpieza manual o a máquina.

Están fabricadas con plástico de calidad libre de sustancias tóxicas como el BPA.

A tener en cuenta en las tazas y vasos de aprendizaje

Muchos se preguntarán: ¿qué características deben reunir las tazas y vasos de aprendizaje para que sean perfectas?

Lo principal es que tenga una válvula antigoteo para evitar derrames; asas removibles para agarrarla con facilidad y prescindir de ellas cuando ya no las necesiten; que esté libre de sustancias nocivas como el BPA; que se desmonte y se lave en lavavajillas; ligera y se pueda coger con firmeza; y, por último, que tenga la capacidad adecuada para saciar la sed del chiqui.

Sería conveniente, además, buscar un modelo que lleve tapa para poder llevarla a cualquier parte en el bolso.

Última actualización el 2022-12-06 at 12:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Guías de compra, opiniones, artículos y análisis en Bebés, Bebés y niños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

¿“Me parece fatal el comentario de pasar de biberón a vaso?” ¿Pero en qué siglo estamos que una no puede decidir si dar el pecho o biberón? Las defensoras a ultranza de dar el pecho, ¿también tenéis animales/cultiváis vuestras propias verduras para que vuestro niño solo coma eso? Sin duda es la mejor alimentación, cero procesos, cero conservantes, bien frescas. Me imagino que no, que eso sí lo compráis.

La leche materna le aporta cierta protección más al lactante, pero solo mientras se da el pecho, no es una inmunidad de por vida. ¿Dónde está el estudio que compare la enfermedades de los bebés que han tomado le he materna frente a los que han tomado de fórmula?

Yo, que he dado biberón siempre por una cuestión de practicidad (sí, me gustaba turnarme con mi marido y poder dormir noche sí y noche no, es necesario ser persona al día siguiente y poder cuidar de tu hijo de día, aquí sí que hay estudios que dicen que si una persona no duerme durante un tiempo prolongado, le puede acarrear problemas), no voy aleccionando a madres a las salidas de los colegios porque dan jamón york en bocadillos de harina blanca a sus hijos, y no es lo mejor. Tampoco critico si hacen más o menos deporte o si les compran ropa barata de baja calidad que pueda darles sarpullidos en vez de cosas de algodón orgánico.

En fin, que sigo sin entender cómo se critica tanto el biberón.

Por cierto Cristina, quizá has pasado por alto que en el biberón también puede ir agua, yo de hecho estaba buscando tazas de aprendizaje para que mi hijo deje de beber agua en biberón y me he encontrado con tu comentario echándote al cuello del que ha escrito el post.

Si no entenderías que criticaran la alimentación de tus hijos una vez dejen de ser lactantes, no critiques tú tanto el biberón.

Responder

Buena info, no todas las mujeres tienen la opción de amamantar y más aún, no todas lo eligen y eso también está bien. Cada quien decide lo que mejor le parece con sus propios hijos. Que bueno que haya opción para todos.

Responder

Me parece fatal el comentario de pasar de biberón a vaso. Lo mejor para un bebé es la lactancia materna. Puede parecer una tontería pero no lo es. Demasiados intereses económicos en el uso de biberones, chupetes en vez de fomentar lo más beneficioso para el bebé. Que es la leche materna y estar cerca de su madre.

Responder

Buena info, no todas las mujeres tienen la opción de amamantar y más aún, no todas lo eligen y eso también está bien. Cada quien decide lo que mejor le parece con sus propios hijos. Que bueno que haya opción para todos. Además, algún día tendrá que usar un vaso no? O seguirán amamantando toda la vida?

Responder