Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Si tu propósito de año nuevo es adelgazar, necesitas estos artilugios en tu cocina

Si tu propósito de año nuevo es adelgazar, necesitas estos artilugios en tu cocina
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos: 4,30 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El microondas es un electrodoméstico que no suele faltar en ninguna cocina, pero, a buen seguro, está desaprovechado. Cocinar al vapor en el microondas se ha convertido en una de las opciones más saludables.

La razón principal es que protege la calidad de las proteínas de los alimentos. Y si te has propuesto comer más sano y adelgazar este año, es una opción a tener en cuenta.

Además, este tipo de cocinado es comparable con la plancha, la cocción al vapor, el salteado o el estofado, según la Fundación Española de Nutrición.

«Este método de calentamiento se produce desde el interior de los alimentos lo que protege la calidad de las proteínas», dicen desde la FEN.

La Fundación Española de Nutrición también señala que a la hora de utilizar este electrodoméstico, «hay que tener en cuenta algunas indicaciones, por ejemplo, qué alimentos son aptos para cocinar, qué tiempo de cocción asignar a cada uno, qué recipientes y materiales utilizar o qué tamaño es el idóneo».

Los alimentos más aptos para el microondas son aquellos que contienen más agua, como frutas y verduras.

«Una de las ventajas que presenta este método es que retiene en mayor medida que el hervido en agua las vitaminas hidrosolubles de los alimentos, como la vitamina C o las vitaminas del grupo B», concluye la Fundación Española de Nutrición.

Ventajas de cocinar con el microondas

  • Es más rápido comparado con un horno convencional.
  • Es más limpio. Además, los alimentos cocinados no necesitan tanto aceite.
  • Conserva los nutrientes como proteínas o vitaminas.
  • Más saludable, porque se cocinan en su propio jugo sin añadir calorías extras.

Como vemos, el microondas no sólo sirve para calentar las sobras del día anterior. Es la esperanza de todos aquellos que no somos “cocinitas” o que se nos quema hasta la sopa de sobre. El microondas está comenzando a ser un electrodoméstico fundamental en el día a día.

Ahora, en unos minutos podremos tener preparado desde un pescado con verduras a pasta. Sin necesidad de aceite o freír. Y ensuciando un único recipiente.

Y esos recipientes pueden ser realmente variados: desde bolsas para asar patatas hasta ollas a presión pensadas para utilizarse en el microondas.

A partir de aquí, existen múltiples instrumentos que nos facilitarán la cocina en el microondas:

Nuestro artículo favorito: Estuche de Lékué para cocinar al vapor

Rebajas

Lékué es la marca por excelencia en artículos de cocina para utilizar en horno o microondas. Su producto estrella es este escuche de silicona para poder cocinar al vapor nuestros alimentos. Se puede utilizar tanto en el horno como en el microondas.

Dependiendo de las cantidades que deseemos preparar, podremos hacernos con la primera (capacidad de 650ml) o la segunda opción (1400ml). Eso sí, la primera opción de estuche se queda corta si se va a utilizar para dos personas de “buen comer”.

Estos estuches sirven para poder cocinar desde verduras al vapor hasta hacer unas lentejas o asar un pollo. No sólo es una herramienta rápida para cocinar, sino que permite que los alimentos se cocinen en su propio jugo, evitando salsas o aceites y conservando todas sus propiedades nutricionales.

Un punto positivo de este producto es que los olores se quedan en el estuche. No olerá toda la cocina a pescado cada vez que cocines uno al microondas.

Este estuche está diseñado para poderse exponer a altas temperaturas, lo que nos permite poder introducirlo en el lavavajillas sin problemas. Si se nos tiñera el estuche debido a las salsas de los alimentos, podremos limpiarlo con limón y leche, según aconseja el fabricante.

Ambas opciones que proponemos incluyen un libro de 35 recetas muy sencillas que se elaboran en tres pasos, para que vayamos cogiendo el gustillo a cocinar con este estuche. ¡Incluye hasta bizcochos!

Para cocinar arroz y cereales

Si el arroz, la quinoa y los cereales son lo nuestro, agradeceremos contar con este recipiente de Lékué. Un instrumento que nos permitirá cocer, escurrir y servir desde el mismo recipiente.

Con este Lékué no será necesario hervir el agua primero, y se pueden introducir hasta 4 raciones de arroz (capacidad de 1 litro) que tardarán en torno a 12 minutos en estar listas.

Gracias a su diseño, el agua no se sale del recipiente durante su cocción, ya que cuenta con una tapa perforada que deja salir el vapor manteniendo el microondas limpio.

Es precisamente el diseño de la tapa lo que nos permite drenar el exceso de agua tras la cocción sin necesidad de sacar el arroz o la quinoa (es apta hasta incluso para los cereales más pequeños).

Aunque no haya sido diseñado para ello, también podremos cocinar pasta corta en este recipiente.

Por supuesto, recomendamos comprobar la velocidad con la que se cocinan los alimentos la primera vez hasta que veamos cuál es el punto exacto de cocción. Una vez controlado eso, podrás olvidarte de que estás cocinando.

La única pega de este producto (por buscarle alguna) es que al ser un recipiente blanco vamos a ir viendo cómo se va tiñendo la base con el uso y los jugos de los alimentos.

Sistema Easy Eggs: huevos fritos y tortillas francesas

Con una capacidad de 270ml, este utensilio ha sido diseñado específicamente para cocinar huevos en el microondas.

Con él podremos hacer huevos “fritos” y tortillas rápidamente en el microondas sin necesidad de añadir aceite.

Sin embargo, no debemos llenarlo del todo si no queremos ponerlo todo perdido. Con uno o dos huevos funcionará de maravilla. Si le echásemos más, nos arriesgaríamos al desastre.

Este modelo de Sistema cuenta con ventilación del vapor durante la cocción y un cerrado hermético para evitar salpicaduras. Dispone de unas pestañas (pequeñas asas) de levantamiento fácil para manejar el recipiente sin riesgo de quemarnos tras la cocción.

Este producto es apto para ser lavado en el lavavajillas. Aunque es un producto pequeño y manejable, si no nos convence también podremos adquirir el siguiente producto de Lékué:

Lékué: Para tortillas francesas, apto para niños

Este producto de Lékué es algo más pequeño que el anterior (0,25L) y sólo nos servirá para hacer tortillas francesas, a las que les podremos añadir los ingredientes que queramos.

Lo bueno de este modelo es que es mucho más sencillo de uso que el anterior y está hecho de silicona (guarda menos el calor). Por ello, podrá ser fácilmente utilizado por niños de a partir de 10 años. En tan sólo dos minutos, tendrán su tortilla lista y sin utilizar aceite.

Como pasaba en el producto anterior, no debemos introducir más de 2 huevos. Aunque parezca que caben 3, se hincharán y se derramarán por todo el microondas.

Es apto para el horno, microondas y para lavar en lavavajillas.

Lékué para las tortillas de patatas

¿Sabías que se pueden hacer tortillas de patatas en el microondas? Lékué ha creado un producto que nos ayudará a poder hacerlas fácilmente, con instrucciones paso a paso, en 12 minutos.

Tiene una capacidad de 800ml, por lo que saldrán unas dos raciones. Aunque estéticamente no sean las tortillas más bonitas del mundo, la realidad es que de sabor quedan bastante bien.

En realidad, este recipiente puede utilizarse para cualquier cocina “redonda” que requiera una cocción a doble cara. Por ejemplo, bollos de avena, fritadas, tortillas francesas…

También es apto para lavar en el lavaplatos.

MEISHANG: Para hacer patatas asadas

Éste es, quizá, uno de los productos que más nos ha sorprendido por su sencillez tan absolutamente práctica. Se trata de una bolsa de poliéster para asar patatas en el microondas en tan sólo 4 minutos.

Podremos hacer hasta 2 patatas grandes dentro de esta bolsa. Con ella también podemos cocinar mazorcas de maíz o calentar el pan del día anterior con facilidad.

Es lavable y reutilizable. Aunque se pueda lavar en lavadora, recomendamos no hacerlo en cada uso. Por lo demás, es muy práctica. Todo un descubrimiento para la cocina.

Algunos consejos previos…

  • En primer lugar, nunca deberemos de introducir un utensilio que contenga piezas metálicas. Es peligroso y podremos estropear el microondas. Si tiene piezas metálicas, es que no está diseñado para utilizar en microondas.
  • Cada microondas es un mundo, por lo que recomendamos que las primeras veces que se usen este tipo de utensilios, estemos especialmente atentos. Lo mejor es poner la máxima potencia, pero revisar cada poco tiempo que todo va bien. A veces, el tiempo que pueda aparecer en las instrucciones es demasiado para la potencia o forma de calentar de nuestro microondas. Por ello, al principio lo importante es cogerle el punto a cuál es el tiempo en que nuestro microondas logra cocinar los alimentos.
  • Pensemos en las cantidades de comida que vamos a necesitar. Existen numerosos utensilios para una o dos personas, pero si necesitas grandes cantidades, deberás fijarte en la capacidad que tienen.
  • Antes de comprar cualquier producto, debemos asegurarnos de que cabe en nuestro microondas. No todos los microondas tienen el mismo tamaño y capacidad, y muchos envases para cocinar pueden ser demasiado grandes y quedarse enganchados, impidiendo que el plato giratorio funcione con normalidad.
  • Lo mejor antes de comprar este tipo de utensilios es pensar en el tipo de comidas que hacemos normalmente o las que nos lleva más tiempo. De esta forma, podremos introducirnos en la cocina a través del microondas e ir probando cada uno de los productos.

Última actualización el 2024-02-29 at 05:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados