Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ecología y utilidad: Cinco vajillas de bambú para ser más sostenibles

Ecología y utilidad: Cinco vajillas de bambú para ser más sostenibles
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La concienciación sobre el respeto al medio ambiente ha crecido de manera exponencial durante los últimos años.

Los hábitos domésticos, multiplicados por millones y millones de hogares, se convierten en un mecanismo de gran eficacia para su preservación y cuidado.

Uno de los objetivos principales es la reducción de plásticos. En este contexto ya hay utensilios de cocina ecológicos orientados a este fin.

De uno de ellos, las vajillas de bambú y/o hoja de palma, nos ocupamos. Una opción ya muy extendida en hostelería y catering que también es muy útil para camping o celebraciones especiales en casa.

De las aquí seleccionadas, hemos elegido como líder una muy completa de hoja de palma de Moritz & Moritz por su óptimo número de piezas, la inclusión de cubiertos y un precio muy asequible.

Hay que señalar que, al factor medioambiental, este producto suma un potente plus estético ya que resultan muy cálidas y atractivas.

Ventajas e inconvenientes de las vajillas de bambú

En referencia a las primeras referimos las siguientes:

  • Material ecológico
  • No contamina el sabor de la comida
  • Resistente al agua
  • Conserva bien la temperatura
  • Alta durabilidad
  • Ligero
  • Biodegradable (se descompone por la acción de agentes biológicos comunes hasta convertirse en moléculas sencillas compatibles con la vida)
  • Son ideales para bebés por sus materiales naturales

En el capítulo de desventajas:

  • i no hay humedad suficiente se pueden generar grietas
  • No siempre el material usado es cien por cien natural
  • Menos variedad de modelos que en las vajillas convencionales

Ideal para fiestas: Moritz & Moritz

Ocupa el liderato un interesante pack de hoja de palma que incluye 75 piezas distribuidas en idénticas unidades (25) entre platos, cuchillos y tenedores. Hay que matizar que en el caso de los cubiertos el material elegido es madera de abedul.

Se trata de una opción muy idónea para una fiesta en la que, además del servicio que harán estos platos, se dará un toque de distinción por su aspecto.

En la comparativa con los de plástico, y por un precio más que asequible, ganan por goleada no solo por estética, sino también por prestaciones.

Por ejemplo, aspecto muy importante, aguantan bastante más peso y se evita así el riesgo de que se doblen al echar la comida sobre la superficie.

Para hacerse una idea de la capacidad, son cuadrados con los bordes redondeados y tienen 25 cm por lado.

Otra de las ventajas no menor es que son aptos para microondas y horno a una temperatura de 180º. Aunque desechables, se pueden reutilizar dentro de unos límites de uso.

En suma, un producto muy adecuado para ir de camping o, como hemos señalado, usarlo en una fiesta especial por un económico precio.

De fibra de bambú: Greenpiece

Una vajilla más corta en piezas con 25 platos hondos fabricados en fibra de bambú con sus correspondientes juegos de cubiertos (tenedor, cuchillo y cuchara) también elaborados con el mismo material.

A las grandes propiedades medioambientales de este material suma una alta utilidad en ocasiones como bodas, barbacoas, cumpleaños… etc.

Así, resultan ser unos platos consistentes y versátiles que cumplirán bien tanto en comidas calientes como frías.

Su resistencia, tanto en el caso de los platos como en el de los cubiertos, está muy por encima de las alternativas en plástico. También es cierto que su precio está bastante por encima.

Una solución innovadora y ecológica que llamará la atención además de reportar los beneficios domésticos de evitar sacar la vajilla convencional y tener luego que lavarla y los ecológicos de ser un material totalmente biodegradable.

Para citas gastronómicas concurridas: GoBeTree

Un modelo de vajilla desechable orientada a citas gastronómicas concurridas con casi 200 piezas de hoja de palma repartidas entre platos, vasos y cubiertos de abedul (incluso incluye servilletas de papel).

Como referencia se trata de un artículo pensado para que coman unas 25 personas. En concreto, el reparto se concreta en 30 platos, 25 cucharas, tenedores y cuchillos, otros tantos vasos y 50 servilletas.

Óptima resistencia tanto al calor como a la cantidad de comida que se sirve. Son de un solo uso salvo excepciones como aquellos que hayan servido para poner frutos secos que se pueden limpiar con un paño y reutilizar.

La capacidad de los vasos resulta correcta mientras que los cubiertos, una desventaja generalizada, pueden resultar demasiado finos.

Individual y con ventosa: Biozoyg

No es vajilla como tal, pero valga su función para incluirla como representante de una opción individual muy interesante fabricada en bambú y totalmente reutilizable.

Viene a ser un tres en uno en platos con una hueco más grande y dos iguales más pequeños para comer de manera rápida en el lugar de trabajo, por ejemplo.

A la calidad de su material, y por un precio razonable, suma una excelente estabilidad gracias a su sistema de ventosa que fija el plato a las superficies.

Viene también con cuchara con mago de bambú y cazo de silicona al igual que la ventosa que incorpora.

Formato bandeja: Waipur

Una alternativa limitada en cuanto a piezas ya que se trata de un pack de 25 platos-bandeja muy práctico para poner comida a compartir sobre la mesa e incluso exponer guisos sofisticados.

En cuanto a material opta por la hoja de palma. Como bandeja resulta sólida y además muy resistente al vertido de aceites y líquidos en general.

Se puede usar en el microondas, en el horno a determinadas temperaturas y también en el congelador. Muy versátiles y asequibles en el precio.

¿Qué bambú se usa?

Para este tipo de artículos el tipo que se usa de manera predominante es el bambú gigante (dendrocalamus asper).

Esta especie vegetal es originaria del sudeste de Asia (principalmente India y países del entorno) y forma agrupamientos densos tropicales y subtropicales.

Para hacerse una idea del concepto ‘gigante’, puede alcanzar un tamaño de entre 15 y 20 metros de altura y entre 8 y 12 cm de diámetro.

Qué tipos hay

Dos principales en función del tipo de fabricación de las piezas:

  • Vajillas de bambú prensado: Se cortan las cañas cuando están maduras y se limpian para dejarlas secar al sol hasta que cojan un tono amarillento.

Cuando están en ese estado se ponen todas juntas y se comprimen para potenciar el secado.

Una vez culminado este proceso de secado, y con el material resultante, se da forma a las piezas de la vajilla. Se les da una mano de aceite para que resista al agua o se le da un color determinado.

  • De fibra de bambú: Las fibras se extraen de las cañas, se trituran y, una vez alcanzada la textura que se busca, se somete a un proceso de sinterizado (proceso que consiste en aplicar presión y temperatura muy alta para que se compacte el material).

Para hacer más sólidas las piezas fabricadas con este sistema se les suele añadir a la mezcla almidón de maíz o ciertas resinas para solidificar y moldear las distintas unidades de las vajillas de bambú.

Cómo se fabrican las de hojas de palma

Resumimos el proceso artesanal:

  • Se recogen las vainas recién caídas de las palmeras (ni se arrancan, ni se cortan). Se usan las hojas viejas que caen por sí solas.
  • Enjuaga cada hoja para quitar la suciedad y los restos.
  • Se lavan a mano con una mezcla de agua y cúrcuma (una especia de la India muy versátil que se usa también en gastronomía).
  • Vuelven a aclarar las hojas
  • Se secan al aire
  • Estiran y se aplastan con la mano
  • Se moldean usando una prensa caliente

Vajilla de bambú: Cuántas piezas

Como ya se ha adelantado, una de las desventajas de este tipo de vajillas de bambú es que su variedad de elección es menor que en las convencionales.

Así y todo, incorporan todos los utensilios necesarios para cumplir con su función con platos hondos, llanos y de postre, vasos y cubiertos.

Las opciones cuantitativas son muy variadas con vajillas de 25 piezas y otras con casi doscientas unidades.

Modo de limpieza de las vajillas de bambú

Aportamos algunos consejos para las vajillas de madera de bambú ya que las de hoja de palma son desechables:

  1. Pasar las piezas con un paño de microfibra humedecido (si está muy sucia es eficaz mezclar agua tibia con vinagre).
  2. Cuando la suciedad se haya quitado repasar con la mita de un limón la superficie de los platos, principalmente, como mecanismo de desinfección
  3. Se seca bien la vajilla al aire libre, pero no, muy importante, bajo el sol
  4. Como mantenimiento no está de más pasarles de vez en cuando un aceite vegetal para evitar sequedades y grietas

Última actualización el 2022-11-27 at 02:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados