Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores cocedores de huevos para ahorrar tiempo y que estén en su punto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Es escasamente discutible, por no decir nada, que el proceso de obtención de un huevo duro en la cocina es altamente engorroso.

Hablamos del uso de un cazo que luego hay que enjuagar, de la espera hasta que el agua empiece a hervir, de la vigilancia necesaria, de la nueva espera hasta que está a punto y, por supuesto, del tiempo empleado luego en pelarlos.

Para atajar de manera notable, existen en el mercado varios modelos de cocedores de huevos o cuecehuevos, un electrodoméstico poco extendido en España, pero que puede ser muy útil si el huevo duro es ingrediente habitual de la dieta o hay que cocer varios a la vez para determinadas ocasiones.

De los aquí elegidos, destacamos un modelo de la marca Arendo por su buena capacidad, con hasta media docena de huevos a la vez, su satisfactorio rendimiento y su muy económico precio.

Qué es y cómo funciona

Se trata de un dispositivo eléctrico ideado para mantener en su interior la temperatura más adecuada para cocer los huevos.

Este objetivo lo logra a través de una plancha que transmite de forma térmica el calor generado por una resistencia eléctrica.

Hay modelos en el mercado que pueden incluir un sistema para evaporar el agua y permitir que los huevos se cocinen con dicho vapor.

En general, incluye un vasito medidor con unas marcas divididas en tres bloques. Cada uno de ellos hace referencia al nivel de cocción.

En el interior de cada bloque hay tantas rayas como huevos quepan en el cocedor. Es decir, a más cantidad de agua, huevos más hechos y menos agua menos hechos.

¿Cuánto tardan?

Como es lógico, depende de los gustos, pero, como referencia, aportaremos que en 10-12 minutos se puede alcanzar unos correctos huevos duros.

Un ahorro de tiempo sustancial frente al cuarto de hora o 20 minutos que puede llevar con el proceso tradicional en la cocina.

Qué ventajas tiene

Señalamos las siguientes.

  • Ahorro de tiempo: Una de sus principales cualidades ya cuantificada en el apartado anterior de manera aproximada.
  • Mayor productividad: Se pueden cocer con garantías varios huevos a la vez. También se puede hacer en lo cazos o cazuelas, pero los cocedores de gran capacidad no resisten la comparación en cuanto a rapidez y eficacia.
  • Cocción correcta: Otra de sus principales ventajas es que, gracias a su tecnología, no es necesario estar pendiente para saber cuándo están listos en función de los gustos de quienes los vayan a comer.
  • Pelado: Facilita mucho esta labor y bien que se agradece ya que resulta bastante incómoda cuando se quedan adheridos pequeños trozos de cáscara. Con el cocedor, el pelado resultará más sencillo.
  • Textura: Con el modo tradicional, la clara adquiere tras la cocción una textura gomosa, en el caso de los cocidos en este dispositivo eléctrico, la textura suele ser más suave y agradable al paladar.
  • Sencillez de uso: Máxima ya que se trata de pulsar un botón y, como mucho, fijar el temporizador o el grado de potencia (baja, media o alta).

Qué tener en cuenta

Indicamos primero tres requisitos clásicos en electrodomésticos:

Tamaño: En este caso cuantificado en el número de huevos que se pueden cocer a la vez. Pueden oscilar entre uno y siete, aunque hay modelos muy específicos que admiten alguno más.

Como es de una lógica aplastante, el número de huevos que hace a la vez marca de manera determinante el tamaño del electrodoméstico. Por eso hay que tener también en cuenta el sitio que se tiene en la cocina.

Potencia: No es en este tipo de dispositivos un elemento diferenciador ya que la inmensa mayoría varía entre 350-400W.

Materiales: Dos grandes grupos en este apartado. Por un lado, los hay de plástico y también de acero inoxidable que son, obviamente, de más calidad, más duraderos y también más caros que los de plástico.

Además de estos genéricos, aportamos otros más concretos.

Temporizador: Recomendable por su funcionalidad a la hora de ajustar el tiempo de cocción que se desea en función de los gustos.

Tapa: Muy conveniente que sea transparente para que se puede echar fácilmente un vistazo por si hay algún percance, que no es nada frecuente.

Versatilidad: Con el fin de ajustarse a las apetencias de los usuarios es muy útil que el dispositivo tenga la posibilidad de hacer huevos escalfados. En este caso incluyen, o deberían, una taza para escalfarlos.

Limpieza

No es un problema en este tipo de dispositivos. Sin embargo, en la bandeja inferior, con el uso, se puede ir formando una película de tono ocre. Para limpiarla el vinagre más barato resulta bastante eficaz.

Basta echar un chorro sobre la superficie y esperar una media hora o dejarlo por la noche y darla un agua por la mañana.

Alta eficacia y óptimo precio: Arendo Sixcook

En este cuecehuevos convergen varias cualidades que le sitúan como líder. Al satisfactorio rendimiento en todas aquellas propias de un buen dispositivo suma un precio muy económico.

Es decir, huevos con el nivel de dureza que más guste sin que para ello haya que estar pendiente de la evolución del calentamiento. Después de ello, muy fáciles de pelar, uno de los aspectos más valorados en esta labor.

Esta funcionalidad tiene un pequeño y eficaz truco ya que los cocedores (prácticamente todos ellos) vienen con un pequeño pinchito para perforar en la parte superior el huevo.

Este casi inapreciable agujerito permite que la cáscara se aísle del interior y sea mucho más fácil desprenderla luego. Un proceso que no sería posible en cazo con agua hirviendo ya que se saldría el huevo.

Como es lógico, trae también su vaso medidor para echar el agua exacta en función de cómo se quiere que salga. Es decir, a nivel medio de agua, los huevos quedarán medio cocidos con la yema un poco tierna.

Está fabricado en acero inoxidable con un bonito y sobrio diseño. Se trata pues de un dispositivo sólido y de alta durabilidad que, además, resulta muy sencillo de limpiar.

Basta con extraer la bandeja donde se ubica el agua y enjugarla con algún producto o con vinagre del normal.

De gran capacidad: WMF Stelio

Rebajas

Un modelo de muy alta capacidad con sus siete huevos, diseño llamativo y precio más elevado sobre la media en esta gama.

Aunque, como hemos señalado, la potencia no es un factor diferencial por ser muy similares, en este caso hay que destacar como baza su rápido calentamiento.

Resulta un producto muy útil, muy limpio en su uso y muy cómodo. Así, se regula el tiempo en el mando y cuando se oye el pitido se sacan, se ponen bajo agua fría y se pelan muy bien sin romperse.

Tiene tres opciones de regulación para ajustarse a los gustos de quienes lo usen, más o menos duros, que se corresponde con potencia baja, media o alta.

A pesar de su fiabilidad, por poner una mínima objeción la carcasa de acero no es, obviamente, transparente que puede ser un plus añadido de seguridad a la hora de detectar posibles contratiempos.

En todo caso, esa opción sí que garantiza su robustez, resistencia y durabilidad de este producto altamente recomendable si las necesidades en casa son grandes y se puede gastar un poco más de lo previsto.

Opción individual: WMF Küchenminis

De la misma marca, muy prestigiosa en el sector de las baterías de cocina, pasamos del modelo para familia numerosa al individual.

Mismos materiales con acabados de acero inoxidable de cromargan mate, aunque en este caso la carcasa es transparente.

No resulta económico dada su capacidad, pero sí fiable, eficaz y duradero. Una muy buena alternativa para quienes vivan solos o les guste de una manera, pasado por agua, por ejemplo, que no se comparte en su ámbito familiar.

Además de ello, supone un ahorro enorme en agua ya que solo necesita unos 5 mililitros más o menos mientras que en un cazo esta cantidad se multiplicaría de forma exponencial.

Viene con todos los accesorios y más ya que, además del medidor y el pincho, trae un elegante soporte para el huevo.

Alternativa en plástico: Tristar EK-3074

Rebajas

Una alternativa en plástico con las ventajas e inconvenientes propios del material. Por un lado, menos robustez y durabilidad que los de acero inoxidable, pero, por otro, sensiblemente más barato.

En este caso concreto se suma como aspecto a favor que se trata de un cuecehuevos de gran capacidad (siete) y que su rendimiento en bastante correcto para obtener huevos cocidos, semicocidos o blandos en función del agua.

Cuenta con apagado automático y la tapa incorpora una salida de vapor. Resulta más fácil de limpiar de lo habitual, que ya es bastante, ya que sus piezas son aptas para meterlas en el lavavajillas.

Buena alternativa en gama media: Severin EK 3161

Un modelo de capacidad media de alta fiabilidad, robustez, compacto y elegante diseño y precio asequible, aunque no pueda definirse como económico en esta gama teniendo en cuenta que es de tres unidades.

Incorpora un control electrónico giratorio con las tres opciones habituales para definir si los huevos se quieren más o menos duros.

Fabricado con acero inoxidable en su placa calorífica y revestido por una carcasa de plástico resistente.

Última actualización el 2020-12-15 at 00:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados