Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores dinamómetros para medir fuerzas y calcular pesos con precisión

Los mejores dinamómetros para medir fuerzas y calcular pesos con precisión
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 3,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

No es una herramienta al uso, aunque por vigencia es de las más longevas ya que lleva más de tres siglos usándose sin que, obviamente, poco o nada tengan que ver los de aquellos años con los de ahora. Nos referimos al dinamómetro que, pese a su enorme evolución, conserva su utilidad como medidor de fuerzas y peso.

De entre los seleccionados situamos como líder uno digital de la marca Camry orientado a mediciones de la condición física por su diseño con mango ajustado a la mano para hacer fuerza.

Destacamos también este dispositivo por su precisión, margen de medida y precio asequible dentro de esta gama que es más cara que los dinamómetros mecánicos o tradicionales.

Principio de elasticidad de Hooke

Es el sustento teórico de estos dispositivos.

En síntesis, establece que el alargamiento de un muelle es directamente proporcional al módulo de la fuerza que se le aplique si ese muelle no es deformado.

Qué es y para qué sirven los dinamómetros

En el caso del tradicional, inventado por el celebérrimo Isaac Newton, se trata de un aparato compuesto por un resorte o muelle situado dentro de un cilindro con unas medidas marcadas.

Este cilindro lleva dos ganchos, uno en cada extremo.

Su función, reiteramos, es medir las fuerzas y calcular pesos que se fijan a través del desplazamiento del muelle. Donde se quede fijado marcará la información que proporciona gracias a las medidas prestablecidas en el cilindro.

Como se intuye, luego veremos otros tipos más sofisticados propios de la era digital, aunque el de siempre se sigue usando bastante por su precisión.

Fórmula de cálculo

Recordamos que la fórmula física para calcular el peso de un objeto es P=M x G donde P es el peso que se mide en newtons, la M la masa que se mide en Kg y la G la aceleración de la gravedad que se mide en m/s2 (metro por segundo al cuadrado).

Qué tipos de dinamómetros hay

  • Clásicos: Ya definidos. Ganchos, muelle y cilindro con medidas marcadas. La llegada de los más modernos no ha podido con ellos que, además de la ventaja de no precisar suministro energético, son muy fiables en sus datos.
  • Digitales: Más orientados a ámbitos concretos como la investigación o el control físico, aunque la evolución ha extendido sus utilidades a otros ámbitos más caseros. Como se intuye, bastante más caros que los anteriores.
  • Profesionales: De uso muy común en la industria de la automoción para medir resistencias en motores. Pueden hasta con 300 kilos.

Para control físico: Camry

Hemos situado de líder un modelo electrónico a pilas orientado de manera específica al control físico de distintos usuarios.

Se trata de una función literalmente vital ya que la fuerza de agarre que se tenga es un indicador tan o más fiable que la presión arterial para conocer el estado de salud.

Su diseño, con un mango diseñado para ajustar los dedos y hacer fuerza, delimita su cometido principal que no es otro que calibrar la fortaleza de agarre (el tope está marcado en 90 kg).

Reúne unas cualidades muy valorables en estos dispositivos por un precio asequible dentro de la gama digital que, reiteramos, es más cara que la mecánica o tradicional.

Una de ellas a destacar, por ser fundamental en su cometido, es una óptima precisión gracias a la incorporación de un sensor que refleja de manera bien visible la medida en su pantalla.

Otra de las ventajas en esta gama específica es que tiene capacidad para ser usado por casi una veintena de usuarios diferentes. También ofrece comparativas entre distintos datos de las personas que lo usan.

Como la fuerza ejercida depende de variables, se puede configurar por genero y edad del usuario para que la información sea la más fiable posible.

De este modo, y según estos parámetros introducidos, calificará de fuerte, normal o débil la fuerza ejercida en el dinamómetro. Muy adecuado, por ejemplo, para el campo de la fisiología.

Versión básica: Yosoo Healthe Gear

Una representación, como resulta obligado, de un dinamómetro clásico de resorte que tiene en su precio, y también en sus limitaciones, una de las principales características. Muy útil para el ámbito escolar.

Una simple configuración que solo varía en la forma del cuerpo que, en este caso, no es cilíndrico como en muchos sino rectangular, y no en el sistema de muelle y de ganchos para calcular las mediciones.

En concreto, vienen marcados a ambos lados con un rango de medición máxima de 10N (Newton), una de las medidas, como ya hemos detallado, propia de los dinamómetros.

Como es propio de su simpleza y material, también de su módico desembolso, el peso que soporta es limitado con apenas un kilo soportado. Si no se traspasan estos límites puede alcanzar una alta durabilidad.

Muy fiable: Gram Precision

Muy pequeño y práctico como balanza digital con un tope de peso admitido de 30 kg (ideal, por ejemplo, para pesar piezas de pesca).

Rematado con un gancho en la parte interior para colgar el objeto y una anilla en la parte superior para fijarlo.

Ambos elementos metálicos de aluminio son resistentes dentro del margen ya señalado. Pese a su pequeño tamaño y extrema ligereza (apenas 10 gramos) cuenta con un visor notable que ofrecerá de manera inmediata los datos.

Una de sus bazas es la precisión que ofrece y uno de los inconvenientes es que, por su tamaño, puede resultar algo caro, aunque si se va a usar para pesajes domésticos resultará muy útil.

Ofrece medidas en kilos, libras o newtons, va a pilas y este modelo se distribuye en muy distintas opciones que va, por peso soportado, del ámbito doméstico al industrial.

Para ámbito profesional: Gram C3

Nos desmarcamos del ámbito doméstico con este dinamómetro ya destinado a labores de mucha mayor envergadura y, en consecuencia, con un precio mucho más elevado sobre la media de los convencionales digitales.

Para hacerse una idea, baste señalar que el tope de su peso soportado se va hasta la media tonelada con una precisión de 100 gramos, muy elevada cuando se trata ya con objetos de esta masa.

El sistema de funcionamiento es similar a los ganchos de gama baja, pero adecuados en tamaño y resistencia a los pesos que pueden aguantar.

Entre sus cualidades añadidas está una alta autonomía de funcionamiento, en torno a las 50 horas, la posibilidad de usar control remoto y la excelente visibilidad que proporciona la pantalla LCD.

Fácil configuración: Gripx

Un nuevo modelo específico para control físico, por ser de los más usados fuera del ámbito industrial, cierra esta comparativa.

En la media por precio en este segmento especializado, soporta hasta 90 kilos y también, como es obligado en estos dinamómetros para dar una información fiable, se configura según el género y edad del usuario.

Muy fácil de manejar a través de dos flechas que seleccionan el usuario y los parámetros a introducir. Ofrece medidas en kilos y libras.

Dinamómetros vs balanzas

Tiene una diferencia sustancial. El primero calibra la fuerza ejercida sobre un objeto o su peso.

Si la gravedad no es la misma en un sitio que en otro, el dato cambia (el ejemplo extremo pero elocuente: indicadores distintos si se usa en la Tierra o en la Luna).

Por el contrario, eso no pasará en el caso de la segunda ya que la balanza lo que mide la masa de un cuerpo y está pesará lo mismo con independencia de la gravedad.

Esta notable divergencia se traslada a las medidas ya que mientras la balanza pesa en kilos, el dinamómetro lo hace también en dina, kilopondio y newton.

  • Dina: Es la fuerza que aplicada a un gramo-masa le imprime la aceleración de un centímetro por segundo en cada segundo.
  • Kilopondio: O kilogramo-fuerza. Es la ejercida sobre un cuerpo de 1 kg de masa por la gravedad estándar en la superficie terrestre que es de 9,80665 m/s².
  • Newton: La fuerza necesaria para proporcionar una aceleración de 1 metro por segundo a un objeto de 1 kg de masa.

Por funciones

En este apartado distinguimos los siguientes:

  1. De compresión: Miden la fuerza de compresión ejercida sobre un cuerpo para la disminución de su volumen.
  2. De tracción: En este caso calibran la fuerza ejercida al estirar los extremos de un cuerpo. Es decir, su elasticidad máxima.
  3. De control físico: Lo mencionamos aparte por su específico diseño con agarre ergonómico con huecos para los dedos para asirlo con más firmeza.

Hay que recordar que la fuerza de agarre de una persona es un indicador vital en el control físico o en la detección de problemas de salud.

Dinamómetros: Qué tener en cuenta

Uso

Un factor genérico. El uso que se le va a dar será prioritario para elegir uno u otro. Si va a ser para utilizarlo en el ámbito doméstico nada tendrá que ver con uno para la investigación o para uso industrial.  Si se va a usar como instrumento de control físico hay modelos específicos.

En general, para ver mejor y con mayor precisión la medida, son recomendables los que tienen visor LCD, aunque sean más caros.

También hay que saber qué indicadores se van a calibrar con preferencia: fuerza, peso, presión o tracción.

Precisión

Una de sus bazas fundamentales que hace que los mecánicos o tradicionales sigan siendo una opción muy recomendable.

Para hacerse una idea cuantitativa la variación en el peso puede tener un margen de tan solo el 0,3%.

Margen de pesaje

Amplísimo en función del tipo de dinamómetros. Tanto como para soportar de un kilo en mecánicos o digitales o hasta 300 en el caso de los industriales.

Extras en los dinamómetros

Más notables en los digitales ya que, según si el modelo es más o menos avanzado, pueden volcar todos sus datos en un terminal.

Última actualización el 2022-10-01 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados