Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores fundas para tener protegida siempre tu bicicleta

Las mejores fundas para tener protegida siempre tu bicicleta
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Tan sencilla como práctica. Unas buenas fundas para tu bicicleta la protegerá del polvo o la corrosión por un económico desembolso y sin dedicar mucho tiempo a ponerla y quitarla.

De las aquí seleccionadas, nos hemos decantado en primer lugar por una de Favioto por su impermeabilidad y resistencia en cuanto al material, algún extra muy útil como los orificios habilitados para meter el antirrobo y su asequible precio.

Qué ventajas tienen las fundas para bicicleta

  • Protección contra el polvo y la humedad
  • Prolonga la vida de la bicicleta ya que la cadena, los frenos o los cambios se oxidarán con menor facilidad
  • Fácil colocación
  • Diversidad de materiales
  • Evita arañazos
  • Precio económico (hay excepciones en las portables)

Fundas para bicicleta: Características

Las dos principales que ha de reunir son la impermeabilidad y la transpirabilidad.

En el primer caso para que el agua no le afecte y la segunda precisamente para que la humedad no se quede en el interior y genere corrosión en los componentes metálicos.

También es más que conveniente que cuente con dobladillos elásticos para que se pueda asegurar bien a la forma del vehículo de dos ruedas. Muy práctico cuando se levanta viento.

Otro componente extra es la incorporación de elementos reflectantes para que se vea bien con falta de luz solar.

Grande y eficaz: Favoto

Hemos optado por esta opción como líder por su fiable material, tanto en impermeabilidad como en resistencia, un tamaño que abarca muchos tipos de bicicleta y un precio bastante económico para su utilidad.

En concreto, se trata de una funda fabricada en poliéster 210D Oxford, una alternativa muy usada en este segmento. Se trata de una tela impermeable de PVC con un óptimo revestimiento frente al agua.

No se trata de una lona sin más ya que está confeccionada con diferentes piezas para que se ajuste lo más posible a la forma del vehículo.

Como hemos avanzado, sus dimensiones permiten un amplio margen de uso con sus dos metros de ancho, 1,10 metros de alto y 70 cm de su parte frontal.

Para hacerse una idea por tallaje específico, es idónea para una sola bici de hasta 29 pulgadas o incluso pueden entrar dos que no superen las 26.

Buena fijación propiciada por el corte de sus piezas y adaptación al cuadro que le dota de una alta resistencia al viento y, por el material, al polvo, la luz solar y, por supuesto, el agua.

Como extra incorpora dos holgados orificios con revestimiento metálico para introducir sin problema un gancho antirrobo.

Modelo biplaza: Ohuhu

Este modelo está pensado ya para dos bicicletas con un ancho en el frontal que se va ya a los 90 cm para que se puedan colocar sin problema.

Por lo demás, el material de confección cambia, aunque las propiedades de impermeabilidad y resistencia a los rayos ultravioletas es satisfactoria.

En concreto, está confeccionada con nylon 210 T, conocido también como tela de tafetán, que resulta impermeable con su revestimiento de PVC.

Una de sus bazas, además de la siempre importante de su económico precio, es que sus bajos elásticos permiten un óptimo ajuste a las máquinas que, de estar en exterior, impedirá que el viento la levante.

Por si fuera poco, también cuenta con unas correas de hebilla para asegurar todavía más la estabilidad de la funda.

Al igual que el modelo anterior, tiene habilitados en la parte inferior unos grandes orificios para meter una cadena o un anclaje antirrobo.

Para ciclismo de alto nivel: Buds

Cambiamos radicalmente de concepto con esta funda-bolsa que muy poco tiene que ver con las lonas convencionales.

Empezando por un precio que multiplica varias veces la media de este segmento. Claro que no se trata solo de una funda ni mucho menos.

Por supuesto, lo es y protege, pero, además, es un articulo diseñado con precisión para trasladar de la manera más cómoda y segura todos los componentes de la bici e incluso accesorios tan importantes como el casco.

Un modelo orientado claramente a profesionales que compitan en diferentes geografías o a aficionados al ciclismo muy avanzados.

Por tamaño exige el desmontaje de la rueda delantera que cuenta en el lateral con un departamento específico para transportarla de manera muy segura.

Materiales de primerísima calidad en impermeabilidad y resistencia y varios departamentos de almacenamiento para un producto de élite.

Ruedas protegidas: Velo Sock

Una alternativa más específica si cabe también dirigida principalmente a ciclistas de alto nivel que mimen su máquina y la quieran tener siempre cerca.

En este caso, se trata de una funda de ruedas fabricada en poliéster que resulta muy práctica para evitar la suciedad que pueden dejar las gomas y, por tanto, que se orienta más a lugares interiores.

Una de sus bazas principales es la elasticidad del material que permite que quede muy bien ajustada en prácticamente todas las bicicletas para adultos con independencia del número de pulgadas.

La rápida absorción de la humedad, fundamental si se mete en casa la bicicleta, es otra de las cualidades que hay que pagar ya que no resulta barata.

Portable y aparatosa: Selighting

Para finalizar, una opción que llama mucho la atención por lo aparatosa que resulta una vez se cuelga del hombro. En todo caso, su material resulta de garantías y su utilidad depende del uso.

Este tamaño también comporta ventajas ya que basta con quitar la rueda delantera para introducirla por completo y transportarla.

La mayor o menor comodidad radicará en el tipo de bicicleta ya que el ligero peso de las mejores de carretera nada tiene que ver con modelos de montaña mucho más pesados.

Qué tipos de fundas para bicicleta hay

Aunque se trata de un producto sencillo en teoría hay diversas opciones. Señalamos algunas:

  • Estándar: Lona de material normalmente impermeable que se coloca sobre la bicicleta y se ajusta manualmente como más eficaz resulte para que no se levante.
  • Con bordes elásticos: Muy prácticos para asegurar la fijación de la lona ya que se remeten por la bicicleta y evitan que se vaya en caso de viento.
  • Funda-bolsa: Para bicis plegables y no plegables. Se puede meter entera, cerrarla con sus cremalleras y llevarla con sus asas.

Son generalmente más caras e incluso mucho en los modelos específicos para bicis de montaña o carretera que también las hay. Traen además bolsos de almacenamiento.

  • Para dos o más: Hay en el mercado opciones de gran talla para que se puedan proteger dos y hasta tres bicicletas sin problema.
  • Con orificio para candado: Tienen habilitado unos orificios para que se pueda poner el dispositivo antirrobo y asegurar la bicicleta.
  • Para ruedas: También las hay específicas para ruedas que se ajustan a la parte inferior y dejan la vista parte del cuadro.
  • Para estáticas: El diseño en este caso es más definido ya que la mayoría configuran una especie de armazón dentro del cual va la bici.

Qué tener en cuenta en las fundas para bicicleta

Tamaño

Como es obvio, de nada vale una funda si no protege a la bicicleta. El tamaño es pues un factor fundamental a la hora de la elección.

Las hay más versátiles como pueden ser las estándar y las que tienen dobladillo elástico y menos si se opta por una en la que entre la bici entera.

Material

Impermeable como punto de partida, transpirable como requisito de importancia y resistente, por ejemplo a la luz solar, como complemento de calidad.

En lo concreto, se usan varios, caso del nylon, el denominado tejido Oxford o el poliéster recubierto.

En este aspecto, principalmente en el caso de las convencionales, hay que tener en cuenta que luego se doblen con facilidad para guardarlas.

Color

Aunque pueda parecer secundario, cuanto más discreto mejor. De hecho, el negro es el más recurrente en esta gama.

Extras

Ya hemos aludido a alguno. La mayoría de ellos vienen de serie en las fundas cerradas portables tanto para plegables como no plegables.

Además de las cremalleras de cierres, llevan bolsas para almacenar objetos y unas resistentes asas y correas de sujeción para llevarla de un lado a otro.

Otro sería el orificio para colocar el candado o las piezas reflectantes para dotar de visibilidad a las fundas de bicicleta.

Última actualización el 2022-05-19 at 08:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados