Las introducciones a los excelentes libros mencionados
tienen abundantes leísmos, imperdonable en una página
literaria. El acusativo y el dativo no son opcionales ni intercambiables.
Cada uno tiene su función gramatical. Es como si en una suma de
aritmética pusiéramos el 3 o el 4 aleatoriamente. Inaceptable.

Responder