Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores máquinas para hacer donuts

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el miércoles 12 de mayo de 2021

Los antecedentes del donut son tan confusos como universal es su fama. Es tal la disparidad que algunos sitúan su embrión en la Edad Media y otros trasladan hasta el siglo XIX su aparición.

En todo caso, sí parece que en España llega de manera oficial en 1962 de la mano del empresario y panadero Andreu Costafreda tras un viaje a EEUU en el que conoció las máquinas donde se fabricaban.

Desde entonces, niños y niñas de distintas generaciones lo han tenido como uno de sus dulces preferidos.

Aquellas máquinas de los sesenta han evolucionado tanto como para que ahora se puedan fabricar en casa con la ventaja de tener el control total sobre los ingredientes y su calidad.

De entre las máquinas domésticas seleccionadas, el primer lugar lo ocupa el modelo DM 3495 de la marca Clatronic orientado a mini donuts con buena capacidad (hasta siete unidades) y una excelente relación calidad-precio.

Qué ventajas tiene

  • Si hay pequeños en casa sin duda se multiplican. No solo se les podrán preparar de manera rápida y cómoda sino hacer que colaboren tanto en su proceso como en su decoración para aunar así repostería y diversión.
  • Una de las objeciones más severas a los donuts industriales radica en los efectos negativos que conllevan para las dietas de los niños. Las máquinas domésticas permiten que el control de los ingredientes sea total así como la variedad de ellos en función de las pautas alimenticias.
  • La facilidad de uso es otra de sus grandes ventajas. No hay que preocuparse ni de moldes ni de horno. Basta meter la masa y la máquina se encarga del resto.

Cómo usarla

Resulta bastante sencillo ya que se trata de rellenar con la masa los moldes que incorpora ya la propia máquina con la forma de estos dulces.

Aportamos algunas consideraciones que pueden ser de utilidad:

  1. Hay que dejar que la máquina se precaliente. Lo más normal es que tenga un chivato luminoso para avisar de cuándo está lista.
  2. Después de tener ya hecha la mezcla se puede optar por rellenar con cuchara el hueco o hacerlo a través de un tubo de presión.
  3. Una vez se hayan rellenado de manera correcta los moldes hay que cerrar de manera hermética para evitar que se derrame masa por las posibles fisuras.
  4. Si general calor por ambos lados, lo más recomendable, no será necesario dar la vuelta a los dulces para asegurar su horneado total.
  5. Hay que tener paciencia hasta que se coge el tiempo más adecuado para que salgan esponjosos y sabrosos. En cada máquina varía y el mejor sistema es la experiencia.
  6. Antes y después de usar la máquina resulta altamente aconsejable limpiarla de manera exhaustiva. Para ello resulta fundamental que tenga un buen sistema antiadherente.

Tipos de donuts

La elaboración casera de los donuts permite que los límites a los ingredientes, y más todavía a la decoración, lo ponga la creatividad de cada cual.

Es decir, puede haber muchos tipos, pero distinguimos dos:

  1. El clásico con agujero y glaseado en la parte superior.
  2. Aunque pueda parecer una afrenta dada la fama del agujero del donut también se consideran como tal aquellos sin agujero que suelen ir rellenos, por ejemplo, de líquido de chocolate, dulce de leche o mermelada.

Qué tener en cuenta

  • Potencia: La horquilla de estos pequeños electrodomésticos puede oscilar entre los 700 y los 1500 V. A mayor potencia, más rápida cocción y más gasto energético.
  • Material:  En cuanto a este factor, además de la obvia importancia de que sea resistente, es imprescindible, tal y como hemos señalado, que los moldes serán lo más antiadherentes posible para que no se pegue o queme el dulce.
  • Tamaño: Las hay que hacen donuts tamaño estándar y otras en versión mini, los más extendidos en el ámbito doméstico. Por aportar alguna referencia numérica orientativa, en el caso de los donuts estándar pueden estar entre 4 y 6 y en la versión mini de 7 a 12.
  • Tiempo: Relacionado de manera directa con la potencia y el consumo eléctrico. Dentro de los parámetros que marque de tiempo necesario es aconsejable, como se adelantaba, probar sobre la marcha cuál es el tiempo de cocción en el que los dulces quedan más a gusto para quienes los van a comer.
  • Regulación de calor: Si se puede regular la temperatura de cocción, mejor. Muy recomendable que la máquina tenga un sistema avisador, ya sea lumínico o sonoro, del sobrecalentamiento para evitar que se quemen los donuts o que se averíe la máquina cuando no ambas cosas.
  • Versatilidad: Hay muchos modelos que, además de donuts, pueden hacer otros tipos de pasteles. Una multifuncionalidad muy útil que supone un importante plus a la hora de decidirse. Normalmente, la versatilidad está vinculado al número de accesorios que trae de serie.
  • Diseño: No es la estética el lado más importante en este apartado, pero sí la ergonomía de su mango y que no retenga el calor para evitar quemaduras.
  • Seguridad: El elemento principal en este requisito es un cierre seguro que evite aperturas indeseadas tanto involuntarias como voluntarias de alguien que quiera curiosear cómo va el proceso y lo interrumpa.

Otros elementos en este campo serían que el cable se pueda enrollar bien cuando no esté en uso el dispositivo o que tenga indicadores para saber si está caliente y evitar percances más cuando habrá niños alrededor.

Modo de limpieza

Indicamos algunas pautas para proceder a limpiarla en condiciones:

  1. Desconexión del aparato.
  2. Quitar bien todas las migajas que han quedado después de la preparación.
  3. Meter un paño en agua y jabón, escurrirlo y pasarlo por la superficie hasta dejarla bien limpia.
  4. Con otro paño remojado solo con agua quitar el jabón que haya podido quedar de la anterior tarea.
  5. Dejar que se seque con el tiempo.

Económica versión mini: Clatronic DM 3495

Como se apuntaba en la introducción, se trata de un modelo muy económico con una óptima relación calidad-precio.

Hay que tener en cuenta que esta ventaja, siempre muy atractiva, tiene ciertos peajes. Por ejemplo, se trata de una máquina orientada a la elaboración de mini donuts (se pueden hacer hasta siete a la vez).

A pesar de tratarse de un producto barato cuenta con mecanismos muy útiles como un termostato ajustable automático y dos avisadores de control, uno de para la temperatura y otro para el encendido y el apagado.

Uno de los aspectos más importantes en estos dispositivos, y así lo hemos destacado, es que tenga un material antiadherente de calidad para que no se peguen ni quemen los donuts. En este caso, el resultado es correcto.

La carcasa de plástico tiene la ventaja del tacto frío y de llevar incorporada un asa aislante de calor para evitar posibles quemaduras.

En suma, un producto más que asequible para darse el capricho de unos bocaditos de donuts caseros ya que, para no llamarse a engaño, hay que repetir que son en versión muy mini.

Resistente y segura: Sensio 13466

También para elaboración de mini donuts y también con una capacidad para siete, pero ahí se acaban las coincidencias con el anterior modelo.

Una máquina de muy alta calidad de materiales y fabricación, también llamativa por diseño y color, a un precio muy por encima de la media de la gama doméstica.

Resistente y muy duradera. Ideal si se va a usar a menudo y se tiene margen económico para afrontar el desembolso.

Se sustenta sobre cuatro patas que evitan que el calor generado por el horneado se transmita directamente a la encimera de la cocina.

Incorpora un mango de tacto frío muy fácil de coger que facilita mucho el manejo de esta máquina. Se trata de uno de los modelos más seguros, tanto como para que lo puedan usar los niños bajo vigilancia de un adulto.

Más o menos, como tiempo de referencia, los donuts estarán listos en unos tres minutos, aunque, como decíamos, es mejor ajustar los tiempos a través de la experiencia en hacerlos.

La versatilidad como baza: Silva-Homeline

Rebajas

Sin duda, su principal baza es la versatilidad a través de placas intercambiables que le permite hornear tanto mini donuts como gofres o cake pops, todo a un precio muy asequible.

Carcasa de plástico que combina con el acero inoxidable en los componentes metálicos de la plancha.

Otra de las ventajas es su facilidad de limpieza ya que las placas antiadherentes se extraen de manera sencilla y son aptas para el lavavajillas.

Se trata de un dispositivo de tamaño compacto y muy adecuado para guardarlo en cualquier rincón de la cocina.

Buena antiadherencia: Bestron Cakemaker

Otra opción multifuncional con capacidad, a través de sus distintas planchas, para realizar a la vez siete mini donuts, otras tantas muffins y una docena de cake pops.

Todas las planchas vienen revestidas de un eficaz sistema antiadherente que evita que se peguen o quemen y facilitan además su posterior limpieza a lo que ayuda que se puedan meter en el lavavajillas.

En el apartado de seguridad también reúne óptimas características como unos soportes antideslizantes y una carcasa y mango aislados del calor para evitar quemaduras durante el manejo.

Buen cierre con sistema de clip y avisadores luminosos de preparación y potencia para un producto en la gama media por precio.

Una docena a la vez: CGOLDENWALL NP-538

Para cerrar, un modelo que no llega a ser industrial, pero, para ser doméstico, supone otra dimensión tanto en capacidad como en tamaño y, por supuesto, en precio.

Una alternativa ideal si se tiene presupuesto para hacer el desembolso y si se realizan en casa concurridas fiestas infantiles.

Hasta una docena de mini donuts a la vez en un tiempo que puede oscilar entre los tres y los cinco minutos.

Última actualización el 2021-06-15 at 02:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados