Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores máquinas para hacer helado en casa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
César Méndez
Artículo actualizado el martes 23 de marzo de 2021

No es una tontería pensar en fabricar en casa sus propios helados… y durante todo el año. Es más bien un lujo tener la posibilidad de hacer helados del sabor que nos apetezca, con los ingredientes que más nos gusten, todo lo sanos que queramos… es necesario para ello tener una máquina para hacer helado que cumpla con la función de regalarnos una tarde maravillosa.

Con una máquina como la ganadora de esta comparativa, la Aicok, o cualquiera de las otras finalistas, verá que no es una tarea complicada. Y el resultado nada tiene que envidiar a los que compramos en las tiendas o en las heladerías.

Pero quizás lo más importante es que con una máquina para hacer helados en casa nosotros seleccionados los ingredientes.

Podemos reducir el uso del azúcar (incluso hacerla desaparecer, para diabéticos), utilizar natas y leches desnatadas o sin lactosa, agregarles a los helados frutas o frutos secos, realizar helados sin gluten, con bebidas de soja, almendras, arroz…

El único problema es que debemos saber que el uso del azúcar es muy importante para la textura del helado, por lo que si desea preparar una versión con menos azúcar debería emplear sirope de ágave. O disfrutarlo como quede, que seguro que también está muy sabroso y agradable, incluso si está menos cremoso.

Un sinfín de posibilidades que hará que tengamos helados más sanos de acuerdo con nuestro gusto y necesidades, sin aditivos ni conservantes químicos.

En general con estas máquinas además de realizar helados podemos preparar yogures helados, granizados, sorbetes, y demás preparaciones heladas.

Recomendaciones antes de comprar una máquina para hacer helado

Como es una máquina muy específica y que además se usa casi siempre en los meses cálidos, tenemos que plantearnos si le vamos a dar un uso frecuente o no.

Si consumimos mucho helado o preparaciones heladas, podemos invertir en cualquier máquina de acuerdo a nuestro presupuesto; en caso contrario, convendría una máquina más básica y económica.

Dependerá también de la capacidad de producir de la máquina, en caso de familias numerosas, o de si nos gusta invitar amigos. Tenemos que pensar en máquinas que nos rindan las porciones en cada preparación.

Vamos a encontrar máquinas con recipientes plásticos o de aluminio, éstos últimos son mejores porque son más duraderos y mejores conductores del frío. Claro que, a mejor material, mayor precio.

Las máquinas que tienen visor en su tapa nos permiten controlar la preparación del helado en todo momento. Si bien son automáticas, el visor nos es útil si queremos preparar recetas de helados que no estén en el recetario que suelen incluir las máquinas.

El visor nos permitirá vigilar el proceso en todo momento y darnos cuenta de en qué momento debemos agregar ingredientes y demás.

Cuánto más sofisticada sea la máquina, mayor será su tamaño. Tratándose de una máquina que puede que no le demos un uso constante, debemos contemplar su espacio de guardado; a diferencia de otras máquinas como tostadoras o exprimidores, que como son de uso diario, suelen estar sobre la encimera.

Habrá que tener en cuenta qué posibilidad nos brinda cada modelo, porque si vamos a trabajar con ingredientes como leche o huevo, o vamos a utilizarlas con frecuencia, lo ideal es que se pueda desmontar y lavar en el lavavajillas.

Puede ser que algunos modelos incluyan accesorios extra como repuestos, utensilios para preparaciones específicas o recetarios más sofisticados.

Lo ideal es que al momento de la elaboración, los ingredientes estén fríos. Cuando congelemos la preparación, debemos cerrar el recipiente con un poco de aire, para evitar la formación de cristales de hielo en su interior que podrían alterar el sabor del helado. También podemos cubrirlo colocando un film transparente sobre la preparación, porque ayudará a preservar la calidad.

Diferentes tipos de máquinas para hacer helados

A simple vista son todas iguales, pero la diferencia está en su funcionamiento.

  • Con bol congelador: En éstas máquinas debemos congelar el bol, unas 8 a 24 horas antes de la preparación. Funcionan mediante una mezcladora a motor, que bate la mezcla.
  • Con congelador integrado: Enfría la mezcla a medida que se va realizando, logrando adaptar la temperatura adecuada en cada momento. Permite diferentes texturas de helado.
  • Con recipiente gelificado: Similares a las del bol congelado. Se debe introducir el recipiente en el congelador unas 24 horas antes de la preparación. La diferencia es que podemos hacernos con tantos recipientes gelificados como helados queramos preparar.
  • Con compresor: Contienen un congelador integrado, que enfría los helados de forma muy rápida, reduciendo los tiempos de espera entre preparaciones.
  • Clásicas o tradicionales: Utilizan sal y hielo para crear el helado. Se gira el cubo dónde se está realizando la mezcla, con una manivela eléctrica o mecánica. En éste tipo de máquinas la preparación suele llevar hasta media hora y requiere prestar atención en todo momento para añadir sal y hielo.
  • Portables: Es ideal para acampadas, excursiones, picnics, o cualquier escapada al aire libre. El helado se fabrica sacudiéndolo en un recipiente.
  • De helados cremosos: Como mencionamos al comienzo del artículo, algunas máquinas además de helado pueden realizar otras preparaciones como yogures helados, sorbetes, etc.

La máquina para hacer helado favorita: Aicok

Con esta máquina podemos elaborar diferentes tipos de helados: helados con frutos secos como piñones, nueces o avellanas; helados bajos en calorías, sin lactosa o gluten, yogures helados y sorbetes. Los ingredientes deben colocarse fríos para lograr un helado con la temperatura adecuada.

Cuenta con un temporizador de manejo manual, que permite ir controlando la preparación y avisarnos cuando llegue el momento de colocar nuevos ingredientes.

Su funcionamiento es con un bol congelado, que necesita que lo enfriemos con anterioridad durante unas 12 horas, y tarda unos 15 a 20 minutos en preparar los helados.

Es muy importante insistir en que este modelo no tiene condensador (de ahí lo asequible de su precio), y por eso el contenedor tiene que estar completamente congelado previamente. Y una manera de averiguarlo, recomendada por la propia marca, es sacudir el recipiente y comprobar que no escuchamos el sonido de líquido alguno.

Una vez hecho, basta con llenarlo con la mezcla de helado refrigerada (jamás caliente), y poner la máquina a funcionar.

Su capacidad es de 1,5 litros, aunque dependiendo del tipo de helado y la cantidad, se aconseja llenarla entre 500 y 700 ml, porque la mezcla tiene a subir y puede desbordarse.

Las piezas son desmontables y de fácil limpieza. El bol para la preparación es de aluminio y la pala mezcladora está fabricada en plástico libre de BPA. Su consumo es de alrededor de 10W.

El recetario de las Aicok, no es de lo mejor, quizá un poco básico. Lo bueno es que es una máquina en la que se pueden preparar cualquier receta de helados que encontremos en libros de cocina o internet.

Otras opciones de máquina de helado

Vanilla Sky

Este modelo de la marca Klarstein es una heladera turbo capaz de hacer helado en menos de una hora.

Dos litros de helado con los ingredientes escogidos que se conforma gracias a su potente sistema de refrigeración por compresor.

Después de conseguir el resultado deseado, la propia máquina de helado se cambia al modo refrigeración impidiendo que pueda derretirse nuestro postre. Su modo de limpieza es realmente sencillo y puede incluso meterse en el lavavajillas (solo algunas piezas).

Cuenta con una función de protección capaz de apagar automáticamente la máquina en caso de que se obstruya en algún momento, evitando que pudiera causarse algún daño en el motor.

Existe incluso una opción de pausa por si decide cambiar la composición o añadir algún ingrediente a última hora. Podrás darle el toque especial gracias a esa función.

Tristar YM-2603

Quizás la máquina más pequeña de esta comparativa. Tiene una capacidad que no llega a los 800 ml, porque su tamaño es más compacto. No tiene temporizador, con lo cual debemos calcular los tiempos de forma manual. El cubo es de aluminio y la pala mezcladora de plástico.

Puede realizar diferentes sabores de helado, helado de yogur y sorbetes. Funciona de forma similar, con un bol previamente congelado y un tiempo de preparación de hasta 20 minutos.

Al ser de menor tamaño, su consumo es menor (7W); pero también su potencia y dependiendo del tipo de helado que fabriquemos, puede que necesitemos reforzar la consistencia final metiéndolo unos minutos en el congelador.

Su recetario es un demasiado escueto, ya que solo cuenta con 3 recetas.

Es una de las más económicas, dentro de la gama de las máquinas de helado con bol congelador.

H.Koenig HF180

Como hemos mencionado, está máquina con congelador incorporado permite enfriar la mezcla a medida que se va preparando. Además, al finalizar se apaga de forma automática. El temporizador es digital y cuenta con una función de refrigeración, para mantener los helados que hayamos preparado.

Su paleta está realizada en plástico libre de BPA y su contenedor es de acero inoxidable, ambos aptos para el lavavajillas. Además el modelo viene con un vaso medidor y una cuchara para helados.

Cuenta con una capacidad de 1 litro y los tiempos de elaboración varían de 20 a 40 minutos.

Permite la elaboración de diferentes helados y sorbetes. Como plus, además de preparar helados, permite enfriar botellas en 5 minutos.

Princess 282604

Un modelo para familias grandes y para cuasi viciosos de los helados. Porque tiene capacidad de hasta 2 litros, casi el doble que muchas máquinas para hacer helados, y cuesta alrededor de 400 euros, lo que se convierte en su gran desventaja.

En el resto de características es similar a las demás. Puede realizar helados, yogur helado, sorbetes e incluso la Princess fabrica granizados. Cuenta con tres programas distintos: uno que realiza la preparación completa, y otros dos que remueven la preparación para helados más aireados, o solo enfrían la mezcla para realizar granizados. Puede mantener las preparaciones frías durante una hora, luego de preparadas.

Incluye un medidor, y todas sus piezas son aptas para el lavavajillas.

Última actualización el 2021-04-17 at 12:49 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados