Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores crimpadoras para unir con facilidad todo tipo de cables

Las mejores crimpadoras para unir con facilidad todo tipo de cables
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Si bien las crimpadoras no son herramientas usuales en el pack básico doméstico y hasta su denominación puede invitar al desconocimiento de sus funciones, son sin embargo un práctico utensilio para quien se atreva con pequeños arreglos eléctricos o electrónicos en casa, y también un imprescindible para los profesionales de este sector. Es por eso que en Compra Mejor hemos seleccionado Las mejores crimpadoras para unir con facilidad todo tipo de cables.

También es conocida como engarzadora, pinzas de compresión o alicates de engaste, aunque su nombre más común es crimpadora. Como es habitual, procede de un anglicismo. En este caso, del inglés ‘crimp’ que significar rizar. De este modo, se entiende como crimpar el procedimiento de empalme de cables.

De entre las seleccionadas hemos situado en cabeza una muy completa de la marca Preciva por su ajuste automático, versatilidad, un amplio surtido de terminales, con más de un millar de distintas opciones, y un precio bastante asequible para lo que ofrece.

Qué es una crimpadora y para qué sirve

En este contexto, una crimpadora es una herramienta ideada para unir dos piezas (metal o materiales dúctiles) deformando ya sea una o las dos para que queden juntas de manera segura.

Es decir, sirve para fusionar en frío de manera muy cómoda. Su competidor más directo sería pues el soldador con las especificidades de cada cual.

En síntesis, se trata de un utensilio capaz de unir todo tipo de cables eléctricos y electrónicos: telefónicos, coaxiales, ethernet, HDMI…

Ventajas e inconvenientes de las crimpadoras

Sus ventajas son las siguientes: ahorro de tiempo, se puede usar tanto en conductores sólidos como trenzados; si las uniones se hacen de manera correcta su durabilidad puede estar por encima de aquellas realizadas con soldador y, por último, seguridad en las conexiones.

También cuentan con algunos inconvenientes: si no se engarzan bien los materiales hay que repetir el proceso. Por otro lado, en ocasiones puede que la fusión no se adapte bien al conector y se resienta la calidad de la señal. Por último, si se flexiona de manera muy frecuente el cable, se corre el riesgo de que el alambre trenzado se desplace y pierda eficacia la unión.

Qué tipos de crimpadoras hay

El tipo de cable determina buena parte de las opciones:

Para terminales

Orientadas a cables de corriente eléctrica. Muy habituales en el sector de la automoción.

Para cables electrónicos

Específicas para circuitos y placas electrónicas.

Polivalentes

Muy prácticas por su versatilidad gracias a la posibilidad de cambiar las mordazas o llevar una de serie con distintos grosores.

Para cables telefónicos

Usadas para conectores RJ-11 que son los usados en las redes de telefonía.

BNC

Para cables coaxiales de antena de televisión y telecomunicaciones (wi-fi, por ejemplo).

Ethernet

Para cables específicos de esta conexión (RJ-45).

HDMI

Para cables de alta definición de imagen y sonido HDMI.

Otros tipos

Además de por el tipo de cable, hay que indicar que hay otras clases según el tipo de funcionamiento, siendo las manuales las más extendidas, las hidráulicas las presentes en talleres con alta carga de trabajo y, estando en ultimo lugar las de batería, no muy extendidas por el momento.

Ajuste automático: Preciva

Sin duda, un modelo de ámbito doméstico que hará las delicias de los manitas más especializados en instalaciones de aparatos eléctricos y electrónicos, más complejos en su configuración. Entre sus muchas cualidades destacamos un ajuste automático al grosor del terminal que se pretende fusionar con el cable. En concreto, el margen va de los 0,25 a los 10 mm.

Por otra parte, su diseño de mandíbula, compuesta por cuatro piezas que cerradas conforman un cuadrado, permite una fijación total del terminal gracias en buena parte al sistema de trinquete ajustable. Esta característica, sumada a la ergonomía de la empuñadura, facilita mucho la presión necesaria para dejar el engarce en perfecto estado. Las manijas están fabricadas en plástico ABS y son antideslizantes.

Otra de las principales bazas del líder es el óptimo número de terminales que incluye. En concreto, 1.200 repartidos en ocho alternativas distintas. Cada una de ellas se corresponde con un cajón de plástico integrado en uno más grande donde se ubican todos los terminales necesarios.

En suma, una crimpadora cómoda y precisa, ideal para uso doméstico e incluso profesional por un precio muy asequible.

Muy doméstica y barata

Tan básica que no tiene ni marca, pero sí utilidades en el ámbito más doméstico. Por su más que económico precio nos resultará de gran ayuda en determinadas ocasiones. Por ejemplo, para hacerse unos cables en casa y conectar el teléfono o para ampliar la red de internet resultará muy práctica.

En concreto, está especialmente recomendada para dos de los tipos de terminales citados en la introducción como son los RJ-45 para las conexiones ethernet y/o los RJ-11 que se corresponden con los de teléfono.

Por otro lado, cabe destacar que si se le va a dar un uso más intensivo, no es la adecuada ya que sus materiales, acorde con su precio, no son de gran resistencia. Además de la operación de engarce, viene con un dispositivo para pelar cables o sea que su utilidad se duplica.

Una crimpadora que, por el mínimo desembolso, nunca sobrará en una caja de herramientas casera.

Hidráulica para profesionales: Cgoldenwall

Una alternativa totalmente profesional ya que estamos ante una opción de alto rendimiento para grandes cargas de trabajo. Una crimpadora hidráulica de precio sensiblemente más alto y con características adecuadas para ejercer grandes presiones exigidas por labores complejas.

En este caso, estamos ante una herramienta de uso en sectores como el eléctrico, el metalúrgico o el de las comunicaciones con unos tipos de cableados más sofisticados y de dimensiones mayores. Los grosores se ajustan a través de una rueda y la presión se ejerce a través del mango que se sube y baja hasta proceder a la fusión. Destaca, en definitiva, por su alta resistencia y durabilidad, siendo un producto que poco tiene que ver con los domésticos.

Para cables electrónicos: Proster

Una crimpadora diseñada para cables electrónicos muy resistente gracias a unos materiales de fabricación de calidad. En concreto acero con alto contenido en carbono que le dota de una gran resistencia.

Por su especialización y características está ya más orientada al ámbito profesional por un precio bastante ajustado. Otro de sus atractivos es el gran número de terminales (más de 1.500) y complementos de conectores que vienen de serie con la herramienta. Entre ellos destaca un amplio surtido de piezas para las placas base y distintos hilos de cable. En suma, un kit de nivel para trabajos electrónicos.

Con mandíbulas intercambiables: Wirefy

Una de las opciones ya aludidas entre los tipos de crimpadoras más aconsejables por lo que tienen de multifuncionales. En este modelo concreto, el problema es un precio muy por encima de la media. A cambio sin embargo existe la posibilidad de uso tanto en el ámbito doméstico como en el profesional, además de cinco mandíbulas intercambiables para abarcar todos los grosores y ser compatible con los terminales.

Por lo demás, todo son ventajas: es necesario poco esfuerzo para prensar, tiene un buen agarre y sus materiales son de calidad. Es decir, el precio es alto, pero tiene buena relación con su calidad.

Modo de uso de la mejores crimpadoras

Como se dejaba entrever en el apartado de ventajas e inconvenientes, el uso correcto de la crimpadora es fundamental para sacarle el mejor rendimiento.

En este sentido, los pasos a seguir para utilizar las crimpadoras, son los siguientes:

  1. Pelar el aislamiento del cable en la justa medida que tenga el terminal. Se entiende como terminal el punto en el que el conductor llega a su fin y proporciona un punto de conexión. Es decir, el remate del cable.
  2. Retorcer los cables juntos para que el terminal de desplace con mayor facilidad y el engarce sea más fuerte.
  3. Insertar el terminal en la muesca correspondiente en la crimpadora por medida. En algunos modelos vienen por colores y en otros impresas.
  4. Apretar lo más fuerte posible y soltar.

Qué tener en cuenta a la hora de usar una crimpadora

La crimpadora es un clásico entre las herramientas. Las manuales son las más recomendables para trabajos domésticos y las más extendidas en este ámbito. Por otro lado, una opción a tener muy en cuenta es el modelo multifunción, sobre todo si se es muy hábil para las reparaciones eléctricas de todo tipo.

En el caso del ámbito profesional, las alternativas son muy distintas con herramientas hidráulicas, por ejemplo. Existen en concreto tres tipos: las de terminal, las de calibre y las extras.

Terminales de las mejores crimpadoras

Cada terminal tiene un perfil de engarzado distinto. Por tanto, las necesidades serán distintas en función de estas características. En la mayoría de los modelos está bien aclarado para qué terminales sirve la herramienta.

Calibre de las mejores crimpadoras

También un aspecto fundamental para conocer cuál se adapta a tus necesidades. De hecho, las crimpadoras se dimensionan según el calibre del alambre con el que son compatibles.

Extras de las mejores crimpadoras

Entre ellos, terminales de muy distintos tamaños o, como hemos mencionado en las polivalentes, mordazas intercambiables.

Última actualización el 2022-10-01 at 01:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados